Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Teruel terminó 2020 con el doble de lista de espera quirúrgica que el año anterior Teruel terminó 2020 con el doble de lista de espera quirúrgica que el año anterior
Hospital Obispo Polanco de Teruel

Teruel terminó 2020 con el doble de lista de espera quirúrgica que el año anterior

En la provincia hay 295 personas que llevan más de seis meses aguardando una operación

El año 2020, marcado por la pandemia de coronavirus, finalizó con 295 personas aguardando más de seis meses una operación, más del doble que al acabar 2019, cuando la cifra era de 143.

En el Hospital Obispo Polanco de la capital, el pasado diciembre se cerró con 246 pacientes en lista de espera, un 72% más que en diciembre de 2019, cuando había 143. El Hospital de Alcañiz terminó 2019 sin demoras de más de 180 días para pasar por quirófano, pero finalizó 2020 con 49 personas en espera.

La especialidad con más pacientes en lista de espera en el Obispo Polanco fue Cirugía General y de Digestivo, con 74 personas, el 30% del total, y 20 más que el año anterior. La siguiente fue Urología, con 49 casos con esta demora. Son un 68% más que un año antes, cuando eran 29. 

La tercera especialidad con más lista de espera en este hospital fue Traumatología con 44 pacientes, frente a los 32 de diciembre de 2019.

Además, en Oftalmología había el pasado diciembre 42 personas esperando más de seis meses a pasar por el quirófano, el doble que en el mismo mes de 2019, cuando eran 20. También llama la atención la evolución en Otorrinolaringología donde se ha multiplicado la lista de espera casi por seis pasando de seis pacientes en 2019 a 35 en el año que acaba de terminar. Ginecología es la especialidad con mejores datos, había dos pacientes en lista de espera, tanto en 2020 como en 2019.

La demora media en días se ha incrementado en este último año en todas las especialidades salvo en Ginecología donde ha bajado de 75 días a 61. Donde más hay que esperar para pasar por el quirófano es en Otorrinolaringología, la media está por encima de los seis meses, con 195 días, dos veces y media más que hace un año cuando eran 81 días y la segunda con menos demora.

Otras dos especialidades están por encima de los cinco meses. Para Urología, la demora media fue de 173 días, frente a los 111 de 2019. Se sitúa, además, por encima de la media aragonesa (166 días). Para Olfalmología fueron 156 días, 38 días más que hace un año. 

En Cirugía General se esperó 137 días, frente a los 104 de 2019 y en Traumatología fueron 113, 20 días más que hace un año. 

Alcañiz

El Hospital de Alcañiz ha pasado de no tener pacientes con más de 180 días de espera en diciembre de 2019 a terminar 2020 con 49 en esta situación. 

En este centro son dos las especialidades que concentran las demoras: Oftalmología, con 31 pacientes con más de seis meses de espera, y Traumatología, con 18.

La demora media en días para las intervenciones en el hospital alcañizano han aumentado en cuatro especialidades si bien son mucho menores que en Polanco. En Oftalmología son 93 días, frente a los 68 de hace un año; en Traumatología son 79 días, frente a 44 de 2019: en Cirugía general se ha pasado de 57 a 68 días y en Urología son 48 días, dos más que hace doce meses. 

La Comunidad aragonesa tenía en diciembre de 2020 un total de 7.720 pacientes esperando una operación más de seis meses, más del doble que hace un año cuando eran 3.892 personas. 

Dos especialidades concentran el 58% de la lista de espera: Traumatología que supera los 3.000 pacientes, en concreto, 3.080, y Cirugía General y de Digestivo, con 1.446. Las siguientes son Neurocirugía con 728 y Oftalmología, con 713.

Repollés dice que no habrá ”cifras razonables” hasta finales de 2022

La consejera de Sanidad del Gobierno aragonés, Sira Repollés, admitió que la evolución de la pandemia en los meses de noviembre y diciembre ha ralentizado la disminución de la actividad programada en las listas de espera, aunque expresó su confianza en que se puedan conseguir “cifras razonables” a finales de 2022.

La consejera respondió así, en el pleno de las Cortes de Aragón, a una interpelación de la diputada de Ciudadanos Susana Gaspar respecto a las medidas previstas por su departamento en relación a la ejecución del plan presentado a principios del pasado mes de diciembre para el abordaje de las listas de espera, tanto a corto como a medio y largo plazo. En su intervención inicial, Gaspar, que reprochó a la consejera la tardanza en hacerse público el plan, se refirió a la evolución negativa a finales de año de las listas de espera quirúrgicas, a pesar del compromiso alcanzado de que no hubiera a 31 de diciembre de 2020 pacientes oncológicos con demoras mayores de 30 días.

También criticó la ausencia en la memoria económica incluida en el plan de abordaje del coste de los conciertos sanitarios, así como la creación de grupos de trabajo para analizar la actual situación en cada una de las especialidades. “¿Después de cinco años, todavía es necesario analizar la situación de cada especialidad?”, preguntó la parlamentaria, que valoró, sin embargo, de forma positiva las medidas definidas para la mejora de la actividad y rendimiento en los quirófanos.

Por su parte, la consejera de Sanidad advirtió de que el abordaje de las listas de espera es “extraordinariamente difícil” en el marco de la cuarta ola de la pandemia en la Comunidad debido a la presión ejercida por los contagios tanto en las hospitalizaciones como en las UCI, “necesarias”, subrayó, para la actividad programada.

En este contexto, admitió que la actividad planificada se ha visto afectada, no solo por la presión ejercida en los centros sanitarios sino por los “recursos limitados” existentes a nivel de profesionales disponibles. Desgranó algunas de las medidas adoptadas desde el inicio de la pandemia para favorecer la presencia de personal sanitario suficiente en los centros, como la flexibilización y modulación de los permisos y vacaciones, la movilidad geográfica y funcional, la contratación de estudiantes, la prolongación del servicio entre los jubilados o la puesta al servicio de Salud recursos privados bajo un mando único.

La consejera destacó que el desencadenamiento de la pandemia ya provocó un incremento de las listas de espera quirúrgicas que en agosto de 2020 afectó a 10.900 pacientes con demoras de más de seis meses. La tendencia descendente conseguida con posterioridad se vio comprometida los pasados meses de noviembre y diciembre a causa de la cuarta ola de la pandemia. Repollés comentó que a pesar de los recursos habilitados en el plan de choque es “difícil” establecer un cronograma en torno a la posible normalización de las listas. 

Sin embargo, expresó su esperanza en que se reduzcan “de forma importante” durante los años 2021 y 2022, y de que a finales de este último ejercicio “podamos llegar a cifras razonables”.