Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La Plaza del Torico, al final de la tarde del sábado

Teruel vive el sábado de la No Vaquilla como un fin de semana más de verano

La plaza del Torico aglutina el poco ambiente ciudadano

Como un sábado más de verano, con cierta afluencia en las terrazas del centro de la ciudad y sobre todo en las ubicadas en la Plaza del Torico, ha vivido la ciudad de Teruel el primer día de los tres que conforman la No Vaquilla de este año. La pandemia ha cortado por lo sano cualquier atisbo de celebración multitudinaria, además de una presencia policial notable que se hizo patente a partir de la media mañana.

Con aplausos recibieron la No Vaquilla los turolenses que estaban en la plaza del Torico  a las 16,30 horas. Desde balcones y terrazas se aplaudió a la hora en la que tenía que sonar el Campanico, que se toca desde el balcón de la casa consistorial, y un cuarto de hora después, cuando se tendría que haber puesto a la escultura ante los vítores de miles de personas. Un ¡qué bote Teruel! se pudo escuchar en ese momento, pero todo el mundo mantuvo la calma sentados en las sillas de los veladores o asomados a algún balcón. Entre los asistentes, pañuelos rojos al cuello y mascarillas rojas y negras en algunos casos pero los colores del uniforme vaquillero no eran mayoritarios en una jornada que transcurrió tranquila.

La Plaza del Torico registró más ambiente a última hora de la tarde, cuando bajó la temperatura, y la gente siguió aprovechando la disponibilidad de las terrazas. No hay constancia de que se hayan registrado incidentes de importancia.