Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Imagen de la desinfección del centro realizada el lunes por el Ejército

Trabajadores de la prisión de Teruel denuncian el caos ante el brote de Covid-19 que sufre el centro

Se quejan de la tardanza en la realización de pruebas PCR

Los trabajadores del Centro Penitenciario de Teruel han denunciado este miércoles el caos que están viviendo ante el brote de coronavirus que se ha registrado hace más de una semana entre reclusos y varios de los empleados de la prisión y han asegurado que no estaban preparados para esta situación, que les está desbordando.

En un comunicado, la Sección Sindical de ACAIP-UGT Teruel ha criticado que los trabajadores de distintas áreas han tenido que reinventarse “sobre la marcha” ante el incipiente aumento de positivos y ha considerado que confinar una prisión “no es fácil”, y menos, “cuando no se tienen instrucciones claras”.

Desde el sindicato han reconocido que las dependencias que todavía no han sido inauguradas “oficialmente” les han sido útiles para el aislamiento de los internos contagiados, aunque han lamentado que para el uso de esas nuevas zonas no se ha contado con más trabajadores sino, por el contrario, con menos, teniendo en cuenta que varios de ellos han dado positivo o han tenido que hacer cuarentena.

“Y es en medio del caos, cuando la Administración saca pecho y anuncia que se van a realizar de manera inmediata 80 PCRs a distintos empleados del centro de un total aproximado de 126”, han sostenido, para reconocer a renglón seguido que la realidad es que dicha inmediatez “brilló por su ausencia”, porque comenzó ocho días más tarde que el brote inicial.

De hecho, han continuado, a día de hoy todavía quedan trabajadores a los que no se ha realizado la prueba y está previsto que termine el próximo viernes, quince días más tarde del primer aviso del coronavirus en la prisión de Teruel, y que ha obligado a muchos de los empelados con sintomatología clara a hacerse la prueba por su cuenta.

También sobre las labores de desinfección del centro por parte del Ejercito de Tierra han denunciado desde el sindicato que se ha actuado tarde, porque, según han indicado, tuvieron que esperar una semana y sobrepasar el centenar de internos enfermos por la covid-19 para que dicha petición se llevará a cabo y su ejecución fuera efectiva a los once días del estallido del brote.

Así, la Sección Sindical de ACAIP-UGT Teruel ha concluido que el Centro Penitenciario de Teruel no está colapsado gracias a la plantilla “altamente competente”, sino que está desbordado por culpa del “ninguneo” al que, tal y como han reiterado, están siendo sometidos “desde tiempos inmemorables”.