Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Un tren 596, de los conocidos como ‘tamagochis’, estacionado en la estación de Teruel en una imagen de archivo

Tres ‘tamagochis’ han fallado en cuatro días en la línea de ferrocarril de Teruel

El malestar aumenta entre los usaurios y Renfe lo considera fallos puntuales

Tres automotores de los conocidos como tamagochis por su pequeño tamaño han fallado esta semana en la línea de tren de Teruel, el último de ellos el pasado jueves. En cuatro días ha sido preciso realizar trasbordos en tres ocasiones con los consiguientes retrasos en los tiempos de viaje, además de las molestias provocadas a los viajeros, entre los que aumenta el malestar por este tipo de material empleado por Renfe. La compañía ferroviaria aseguró ayer que las averías habían sido puntuales, pidió disculpas por esta nueva incidencia e indicó que estos trenes son fiables.

El último incidente se produjo en la tarde del jueves con el tren que cubría el trayecto entre Zaragoza y Teruel, que antes de llegar a Cariñena tuvo una avería mecánica y no pudo continuar viaje. Lo que se hizo fue trasbordar a los viajeros que venían en el tren procedente de Valencia en el vehículo averiado para que pudieran continuar viaje hasta Zaragoza, mientras que los que se dirigían a Teruel continuaron su trayecto en la otra unidad.

El mismo problema hubo el pasado martes en el mismo servicio, el tamagochi que salió de Zaragoza tuvo una avería durante los primeros kilómetros de su viaje, y al llegar a Cariñena los viajeros se intercambiaron por los que iban en el tren procedente de Valencia, una unidad moderna 599 en la que continuaron viaje hasta Teruel. Los que viajaban de Valencia a Zaragoza se montaron en el tamagochi averiado y llegaron como pudieron con esta unidad hasta su destino, con media hora de retraso ya que iba con un solo motor.

Una avería y un problema similar se dio a mediados del mes pasado, pero en aquella ocasión los viajeros con destino a Teruel tuvieron que esperar una hora en la estación de Delicias hasta que les pusieron otro tren, también un automotor 596 de los denominados tamagochis. En aquella ocasión tenían que haber llegado hacia las diez y media de la noche a Teruel y lo hicieron cerca de la medianoche.

A la avería del pasado jueves y del martes hay que sumar en estos trenes la que tuvo lugar el lunes de esta semana, cuando el tamagochi que tenía que cubrir la ruta entre Teruel y Zaragoza a primera hora de la mañana tampoco pudo salir de la estación por una avería mecánica y se tuvo que hacer trasbordo por carretera.

En el caso del nuevo incidente producido la tarde del jueves, Renfe informó de que se debió a una avería mecánica del tren que salió a las 19:30 horas de Zaragoza con destino a Teruel, y que obligó a hacer trasbordo entre trenes al llegar a Cariñena, puesto que allí esta relación se cruza con la que viene procedente de Valencia.

Debido a la incidencia, los viajeros que iban a Zaragoza, que tuvieron que cambiar de material y subirse al tamagochi para que pudiese regresar a talleres, llegaron a su destino con media hora de retraso, mientras que los de Teruel lo hicieron 13 minutos más tarde del horario previsto. Este nuevo problema afectó a 14 viajeros en el tren que iba a Teruel y a 32 en el que llevaba como destino Zaragoza.

Desde Renfe pidieron ayer disculpas por este nuevo percance, al haberse producido tres incidencias similares por problemas de motor en tan solo cuatro días, si bien precisaron que a pesar de ello estos trenes reúnen las condiciones de confort y seguridad para prestar el servicio ferroviario encomendado.

A preguntas de este periódico sobre por qué se siguen empleando estos trenes a pesar de los continuos problemas que dan, ya que son materiales que datan de los años 70 y 80, las fuentes de Renfe consultadas indicaron que se ha destinado este material a cubrir la línea entre Teruel y Zaragoza por criterios de oferta-demanda, y porque a nivel de mantenimiento optimizan sus recursos concentrándolos en determinadas zonas.

Sobre la posibilidad de que puedan ser sustituidos ante los malos resultados que están dando, Renfe indicó que en su día ya se licitó la compra de nuevo material, pero aclaró que el proceso de construcción es leno. Añadieron que en los próximos meses se incorporarán unidades 594, conocidas como TRD, que ya circularon en su día. La oferta se prestará entonces con trenes diésel 594 (TRD), 596 (tamagochis) y 599.

La Plataforma del Tren lleva tiempo denunciando el uso de los tamagochis en la línea porque desincentiva el uso del ferrocarril, de forma que no hay demanda porque la oferta es mala, y no a la inversa como sostiene Renfe.