Síguenos
Un millar de escolares se meten en la piel y la vocación de los agentes de la Guardia Civil Un millar de escolares se meten en la piel y la vocación de los agentes de la Guardia Civil
Miembros de la Unidad de Seguridad Ciudadana durante una exhibición de su trabajo

Un millar de escolares se meten en la piel y la vocación de los agentes de la Guardia Civil

La Comandancia de Teruel retoma el calendario de exhibiciones
banner click 244 banner 244

Un millar de escolares de la capital asistieron este lunes en la Comandancia de la Guardia Civil en Teruel a una exhibición de las distintas unidades especializadas que tiene este instituto armado. La actividad se realizó dentro del Plan Director para mejora de la convivencia y seguridad, y supuso retomar este tipo de exhibiciones tras dos años de pandemia sin poder hacerse, ya que la última fue en 2019. Mostrar la labor que desarrolla la Guardia Civil y crear nuevas vocaciones fue el objetivo, de sobras cumplido entre una chiquillería que quedó encandilada con lo que vieron y lo que pudieron tocar y experimentar.

Se trataba de ver actuar a los agentes en situaciones reales como una acción antidisturbios, la detención de un peligroso delincuente o la desactivación de explosivos. Pero la experiencia fue a más porque al término de la exhibición como tal fueron los propios escolares los que se metieron en la piel de los agentes y probaron sus equipos. Pudieron montarse en las motos y los vehículos para hacer sonar sus sirenas, llevar las camillas que utilizan los equipos de rescate en montaña o enfundarse un traje antidisturbios con chaleco, casco, porra y escudo incluido, aunque este abultase mucho más que los niños.

La teniente coronel de la Comandancia de Teruel, Silvia Gil, fue la encargada de dar la bienvenida a los escolares, e incidió en lo importante que para la Guardia Civil es estar al servicio de los demás. Confió también en que la exhibición ayudara a forjar vocaciones profesionales entre los más pequeños.

En total asistieron casi un millar de escolares de los colegios de la capital, además de La Arboleda, Atadi y Anudi, que pudieron ver cómo actúan las distintas unidades con las que cuenta la Guardia Civil en Teruel, además de desplazarse hasta la capital el Grupo Cinológico de Zaragoza, cuya perra Martina fue la encargada de abrir la exhibición y enseñar a los niños cómo se busca a personas desaparecidas.
 

Los niños experimentaron con los equipos de las unidades de rescate

Planteamiento didáctico

Fue lo que más gustó a los chavales entre las distintas muestras que ofrecieron los agentes del trabajo que realizan a diario, siempre con un planteamiento didáctico, como cuando les explicaron el peligro de los explosivos y la importancia de no tocarlos, puesto que todavía se encuentran muchos de la Guerra Civil, y avisar para que los especialistas acudan para desactivarlos.

En la exhibición intervino también el equipo Pegaso con sus drones para operar desde los cielos en distintas actuaciones, el Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM), el Equipo de búsqueda y desactivación de explosivos, las unidades de Tráfico y del Seprona, la Unidad orgánica de la Policía Judicial, y la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECI).

En total intervinieron unos treinta agentes con exhibiciones de cómo realizan su trabajo y mostrando después a los escolares sus equipos y cómo se utilizan para dar a conocer de forma participativa la labor que realizan.

Interés

Los profesores de los centros participantes destacaron el interés de esta actividad. Manuel Pascual, del Colegio Ensanche, explicó que previamente ponen en antecedentes a los chicos y confesó que ayer habían acudido “emocionados”. Sandra Fernández, del mismo centro educativo, comentó que era “fenomenal poder acercar el servicio que presta la Guardia Civil al alumnado”, y Ana Cris Torrejón, de La Salle, indicó que llevan años participando en esta actividad y que los críos “acaban contentos de ver la labor que realizan”.

También algunas madres asistieron, como Raquel Ros y Lorena Montes, que valoraron que se conozca el trabajo que hace un cuerpo como la Guardia Civil, indicaron. Entre los escolares lo que más gustó fue la exhibición de los perros, según indicaron al final, y la mayoría coincidieron en destacar el servicio público que prestaban los guardias civiles. Algunas niñas, como Valeria, de 11 años, comentó que no le importaría ser guardia civil de mayor. “Es difícil y peligroso, pero mola por la emoción”, dijo.

  • Las motos fueron objeto de mucha curiosidad por los pequeños

    Las motos fueron objeto de mucha curiosidad por los pequeños

  • Un pequeño antidisturbios se familiariza con el uniforme

    Un pequeño antidisturbios se familiariza con el uniforme

  • Traslado de un herido según protocolos de actuación de los agentes especializados

    Traslado de un herido según protocolos de actuación de los agentes especializados

  • Jugando a rescatar un herido en alta montaña

    Jugando a rescatar un herido en alta montaña

  • Otra demostración de cómo actuar ante problemas en las calles

    Otra demostración de cómo actuar ante problemas en las calles

  • Un perro de la Guardia Civil también participó en la exhibición

    Un perro de la Guardia Civil también participó en la exhibición

  • Casco y chaleco de un pequeño antidisturbios

    Casco y chaleco de un pequeño antidisturbios

  • Preparados para subir a las motos

    Preparados para subir a las motos

  • Curioseando en una moto

    Curioseando en una moto

  • El perro, frente a un montón de chavales y chavalas

    El perro, frente a un montón de chavales y chavalas

  • Recorrido por la zona de las motos

    Recorrido por la zona de las motos

  • Con un escudo protector, en uno de los ejercicios de demostración

    Con un escudo protector, en uno de los ejercicios de demostración

  • Las motos fueron objeto de mucha curiosidad por los pequeños
  • Un pequeño antidisturbios se familiariza con el uniforme
  • Traslado de un herido según protocolos de actuación de los agentes especializados
  • Jugando a rescatar un herido en alta montaña
  • Otra demostración de cómo actuar ante problemas en las calles
  • Un perro de la Guardia Civil también participó en la exhibición
  • Casco y chaleco de un pequeño antidisturbios
  • Preparados para subir a las motos
  • Curioseando en una moto
  • El perro, frente a un montón de chavales y chavalas
  • Recorrido por la zona de las motos
  • Con un escudo protector, en uno de los ejercicios de demostración