Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Puerta principal del Centro de Salud Ensanche a primera hora de la tarde de ayer

Una escuela infantil de Teruel tiene que cerrar tras dar positivo una alumna

El contagio pudo llegar por un contacto fuera del centro

La escuela infantil privada Cucutrastras de Teruel cerró este viernes sus instalaciones después de que Sanidad le comunicara que una alumna había dado positivo por Covid-19 por un contacto mantenido fuera del centro. También la residencia de mayores La Purísima de Alcorisa notificó ayer el contagio de uno de sus residentes, por lo que se han cancelado las visitas y las salidas al exterior de los usuarios.
La responsable de la escuela infantil Cucutrastras, Pilar Gómez, explicó que ayer al mediodía recibieron una llamada desde Sanidad para informarles de que una niña que asistía al centro había resultado portadora asintomática de Covid-19 y de que se iban a realizar pruebas al resto del alumnado y del profesorado.
Gómez hizo hincapié en que el contagio de la pequeña no se había producido en el centro, sino “a través del contacto con personas de su entorno”. Añadió que las trabajadoras de la escuela se encontraban “apesadumbradas” por esta situación.
El centro facilitó el listado de la veintena de asistentes a Sanidad, que les informó de que una vez desinfectadas las instalaciones podrían retomar la actividad con personal que no hubiera estado en contacto con la persona contagiada. Sin embargo, los responsables del centro educativo han preferido cerrar y retomar la actividad el 1 de septiembre dado que los asistentes van a tener que permanecer en cuarentena.
Cucutrastras aprovechó el cierre durante el estado de alarma para adaptar las instalaciones y reabrió sus puertas para prestar servicio a las familias. En el centro se han seguido durante este mes todas las recomendaciones higiénico sanitarias y los ratios establecidos en un monitor por cada 10 alumnos.
La empresa Sportech, que organiza las colonias de verano del barrio de San León, también ha decidido “voluntariamente” finalizar este viernes la actividad para “prevenir” posibles contagios ante el creciente número de casos registrados en Teruel.
Jesús Ventaja indicó que, aunque contaban con dos aulas y con una separación entre mesas de dos metros, y que los asistentes no compartían materiales y las instalaciones eran desinfectadas continuamente, “no nos compensaba por la preocupación de la empresa y de las familias porque se produjera algún caso”. 
La residencia de mayores La Purísima, ubicada en Alcorisa, notificó ayer el positivo por Covid-19 de uno de sus residentes a través de sus redes sociales, al tiempo que transmitió “tranquilidad” a las familias de los 60 usuarios restantes y población en general porque “se trata de una persona que permanecía en aislamiento” antes de practicársele la prueba PCR. 
Como medida de choque, en el marco del protocolo que establece el Gobierno de Aragón se han cancelado las visitas y las salidas al exterior de residentes y se ha extremado el uso de mascarillas y distanciamiento social en el interior del centro, dependiente de la Asociación Católica Benéfico Social San Sebastian. 
El director del centro, Javier Figueroa, explicó que se han hecho pruebas a los trabajadores y residentes que mantuvieron un contacto más estrecho con esta persona, aunque a media tarde de ayer todavía no habían llegado los resultados. El positivo “dormía en una habitación individual” antes de ser trasladado el jueves al hospital de Alcañiz para un tratamiento médico “y al volver se le hizo el protocolo del PCR y salió positivo”.
En el centro residencial hay un total de 61 personas internas, más decenas de trabajadores a los que Figueroa agradeció su disposición y cuidados desde que empezó la pandemia, así como al departamento de Salud del Gobierno de Aragón, el Centro de Salud de Alcorisa y el Ayuntamiento de Alcorisa, “que han estado disponibles para lo que necesitáramos”.
El alcalde, Miguel Iranzo, tendió la mano al responsable de la residencia, aunque le reprochó que en 24 horas no comunicara lo sucedido al consistorio. “Hasta hace poco en Alcorisa no habíamos tenido ni un solo caso”, aseguró el regidor, y posteriormente “tuvimos uno que no repercutió para la salud del chaval” ni a su entorno.