Síguenos
Una investigación destaca que la España Vaciada ha sido clave para impulsar iniciativas legislativas Una investigación destaca que la España Vaciada ha sido clave para impulsar iniciativas legislativas
Manifestación de la Revuelta de la España Vaciada celebrada el 31 de marzo de 2019 en Madrid. Javier Escriche

Una investigación destaca que la España Vaciada ha sido clave para impulsar iniciativas legislativas

Cotec y Political Watch abogan por dotar de recursos la normativa sobre equilibrio territorial para que sea eficaz
banner click 244 banner 244

Una investigación llevada a cabo por la Fundación Cotec y Political Watch destaca que la España Vaciada, y el partido Teruel Existe, han sido claves para que se impulsasen iniciativas legislativas en las Cortes Generales durante los últimos años, dirigidas a combatir el grave desequilibrio territorial existente en el país entre lo rural y lo urbano. El trabajo, que analiza la atención que han tenido las demandas de la España rural desde el ámbito político y su proyección mediática, aboga por dotar de recursos la legislación que ya existe para que sea eficaz. Reconoce entre uno de los grandes logros de la pasada legislatura haber conseguido que el mecanismo rural de garantía se incorporase a la Ley para la Institucionalización de la Evaluación de Políticas Públicas.

La incorporación de ese mecanismo rural de garantía, también conocido como rural proofing, cuya finalidad es evaluar el efecto que tienen todas las políticas públicas en el medio rural, fue un propuesta precisamente del movimiento de la España Vaciada, surgido tras la gran manifestación del 31 de marzo de 2019 en Madrid, de la que este año se cumplirá el quinto aniversario. La iniciativa la trasladó al Congreso de los Diputados la formación Teruel Existe, como agrupación de electores antes de convertirse en partido político, al contar con un representante en la Cámara Baja durante la pasada legislatura.

El trabajo en el que se analizan estas cuestiones se titula La atención a las demandas de la España rural. Análisis del tratamiento político y mediático de la desigualdad en la España rural (20116-2023), presentado a finales del año pasado por la Fundación Cotec y Political Watch y que se puede descargar en las webs de ambas entidades. Las dos son organizaciones independientes dedicadas al análisis y el desarrollo social y económico para lograr sociedades más justas y equitativas.

En este caso se trataba de ver cómo las demandas de esa España rural, que reclama un nuevo reequilibrio territorial para acabar con las brechas entre lo rural y lo urbano y luchar contra la despoblación, habían sido tenidas en cuenta en el tratamiento político a través de iniciativas legislativas, y de qué forma los medios de comunicación se habían hecho un mayor eco de esta situación.

La investigación analiza también cuál ha sido la respuesta política a las principales demandas hechas por la España rural, a partir de una serie de entrevistas realizadas a agentes sociales que viven en ella, y que comparan con los avances que se han producido en materia legislativa. A eso se suma un anexo con el detalle de las demandas identificadas en el medio rural, y una valoración de hacia dónde deberían ir las políticas públicas para dar respuesta a estos territorios.

El estudio aborda tres legislaturas en las Cortes Generales entre 2016 y 2023. Debido a la corta duración de la XIII legislatura, que fue de muy pocos meses en 2019 debido a que volvieron a convocarse elecciones generales al no lograrse formar gobierno, el análisis se centra particularmente en las legislaturas XII y XIV. Fue entre ambas cuando surgió el movimiento de la España Vaciada, tras la manifestación de la Revuelta de la España Vaciada el 31 de marzo de 2019, y cuando Teruel Existe, a finales de ese año, decidió presentarse a las elecciones como agrupación de electores consiguiendo un diputado en el Congreso y dos senadores.

Periodo intermedio

En la legislatura que va desde el 19 de julio de 2016 al 5 de marzo de 2019, en la que comenzó gobernando el PP con Mariano Rajoy al frente del Ejecutivo, hasta que durante los últimos nueve meses le sustituyó el PSOE con Pedro Sánchez como presidente, tras la moción de censura de mayo de 2018, se impulsaron un total de 21 iniciativas legislativas vinculadas con la España rural en el Congreso, de las que solo 6 se aprobaron, y una en el Senado, que caducó por la disolución de las Cortes.

En la legislatura intermedia, la número XIII, que fue del 21 de mayo hasta el 24 de septiembre de 2019, apenas hubo actividad parlamentaria aunque sí se presentaron cuatro iniciativas legislativas, tres de ellas por parte de Unidas Podemos y ya presentadas en la anterior legislatura, que caducaron por el final anticipado de la misma. Sí se convalidó un real decreto relativo a los daños causados por fenómenos climáticos, que los autores del estudio han tenido en consideración al tener en cuenta la reconstrucción de infraestructuras y caminos dañados por los efectos de los temporales en las zonas rurales.

Fue en ese ejercicio cuando el movimiento de la Revuelta de la España Vaciada surgió y cobró fuerza mediática, y en la legislatura número XIV, que va del 3 de diciembre de 2019 al 30 de mayo de 2023 se presentaron 41 iniciativas en el Congreso vinculadas con la temática de la España rural, y seis en el Senado relacionada directa o indirectamente con esta cuestión.

De las presentadas en la Cámara Alta solo se aprobó una, mientras que de las 41 formuladas en la Cámara Baja, 32 fueron aprobadas o convalidadas. El estudio de Cotec y Political Watch señala que el número de iniciativas legislativas relacionadas con la España despoblada solo supuso el 6,7% del total de iniciativas legislativas presentadas durante toda la legislatura. No obstante, tanto el número de las presentadas como el porcentaje de las aprobadas es muy superior al de la legislatura comprendida entre 2016 y 2019, cuando hubo 21 iniciativas y solo el 28% salieron adelante. En cambio, en la pasada legislatura se presentaron el doble, 41, y el 78% prosperó. En ambas legislaturas todas las iniciativas legislativas que prosperaron en el Congreso y que tuvieron que ver con el territorio fueron impulsadas por el Gobierno, que entre 2019 y 2023 estuvo formado por la coalición del PSOE y Unidas Podemos.

Entre estas últimas el informe destaca, por su vinculación con la España rural, leyes como las de ordenación e integración de la Formación Profesional, la de fomento del ecosistema de las empresas emergentes, la ley de empleo, la de trabajo a distancia, derecho a la vivienda, o la evaluación de políticas públicas, entre otras. En todas ellas se incidía en acciones y medidas específicas en zonas despobladas.

En las conclusiones que hacen los autores del estudio, que ha coordinado Belén Agüero, directora de investigación de Political Watch, se recalca que uno de los principales hallazgos de la investigación es que “aunque sea minoritaria, la presencia de diputados y diputadas de partidos que abanderan las demandas de la España rural es clave para generar debate y aumentar el número de iniciativas vinculadas a la materia”.

Movilizar el debate público

Añade que esta realidad “se ha visto especialmente con la irrupción del partido Teruel Existe en el Congreso de los Diputados y con los cambios de discurso de numerosos partidos a raíz de las manifestaciones y el trabajo impulsado desde las administraciones locales para movilizar el debate público”.

Considera por otra parte la investigación que aunque en las elecciones de julio de 2023 Teruel Existe no logró revalidar su escaño en el Congreso, “pareciera que el debate ha llegado para quedarse y esto se ha demostrado en los programas electorales de los principales partidos”.

Apunta en este sentido que los cuatro partidos con mayor alcance, PSOE, PP, Sumar y Vox, “han incluido secciones específicas dedicadas a lo rural con propuestas y promesas claras, además de otras iniciativas transversales a lo largo de sus programas, cada cual desde sus bases ideológicas particulares”.

En cuanto a la labor legislativa, los autores del informe llegan a la conclusión de que la clave para la siguiente legislatura será “continuar trabajando no solo en políticas públicas específicas y centradas en las demandas de la España rural, como el plan de medidas impulsado desde el Gobierno, sino también transversalizando lo rural en todas las nuevas legislaciones que se aprueben”.

Incide especialmente el trabajo en el logro de que se haya introducido el mecanismo rural de garantía en la legislación, y considera que a partir de ahora “ya no se trata tanto de continuar haciendo estudios y evaluar lo que sucede en el mundo rural, sino de aprovechar la legislación que ya existe y dotarla de recursos para que sea efectiva”.

Por otra parte, el estudio destaca que lo mediático ha sido un “claro altavoz para numerosas demandas sociales”, lo que permite que “estas se trasladen efectivamente al debate político”. Recalca que se ha visto “especialmente” con el cambio de la legislatura XII a la XIV, con el breve periodo intermedio, que coincidió con la Revuelta de la España Vaciada y el trabajo intenso desarrollado en estos territorios.

Relaciona ese cambio y la influencia que tuvo en la política con las “manifestaciones multitudinarias de la población de estos territorios, que exigía cambios en las políticas y en los discursos de los principales partidos para intentar dar respuesta a dichas demandas”. También valora que coincidiese “con un trabajo de años anteriores impulsado por movimientos ciudadanos desde sus territorios con el objetivo de llegar al nivel estatal con sus peticiones; y con las reivindicaciones históricas de los gobiernos autonómicos, que ya desde 2017 estaban haciendo incidencia para generar cambios en el sistema de financiación y el acceso a recursos en lo local”.

Es decir, valora también de esta forma el trabajo que se ha hecho por parte de gobiernos autonómicos como el de Aragón, impulsor de ese foro de regiones con problemas demográficos, que consiguió en enero de 2017 que el Gobierno central reconociese como una cuestión de Estado la lucha frente al reto demográfico y contra la despoblación, lo que dio lugar a las primeras iniciativas para hacer frente a esta problemática.

Demandas rurales

Precisa el estudio que la tendencia de los últimos años “no implica que todas las demandas del entorno rural hayan tenido la misma llegada a lo mediático y mucho menos a lo político”. Y a partir de los datos analizados se incide en que quizás sea a través de la “combinación entre grandes movilizaciones y campañas de incidencia ciudadanas lo que puede favorecer que ciertos temas sean recogidos por los telediarios de alcance nacional y, a su vez, que el clima político y las demandas sean lo suficientemente sólidas para que se integren en el debate político”. Estas palabras son todo un reconocimiento a lo logrado con la Revuelta de la España Vaciada que estalló con la manifestación del 31M de 2019 en Madrid, de la que dentro de pocos meses se celebrará el quinto aniversario.

El reto de cambiar el imaginario de lo rural y de escuchar al territorio para diseñar las políticas

En las conclusiones del estudio de la Fundación Cotec y Political Watch se destaca como uno de los grandes retos de la España rural “cambiar el imaginario de lo rural, que debe dejar de ser sinónimo de atraso, tradición y soledad”; así como evitar caer en una doble idealización, tanto de que la vida rural sea vista “como un oasis para escapar de las ciudades”, como de que se plantee “la vida en las ciudades como modelo a imitar y alcanzar por los pueblos de la España rural”. Ambos, recalcan los autores de la investigación, suponen “desafíos latentes en el futuro próximo”.

También incide el informe en que “es clave escuchar las diferentes voces que componen lo rural con el objetivo de diseñar e implementar políticas públicas a largo plazo y con una mirada holística sobre los múltiples factores y desigualdades que conviven en el medio rural”.

Plantea “evitar soluciones generalistas” y generar canales de “participación efectivos” con las poblaciones del territorio. Asimismo demanda la creación de “espacios de diálogo con todos los colectivos que componen la España rural, desde los productores y productoras, empresas locales y personal del sector turístico hasta las personas mayores, la juventud, las mujeres rurales, la población migrante y todas aquellas personas que conocen en detalle las problemáticas actuales porque tienen que enfrentarse a ellas en el día a día”.