Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Imagen de archivo de la Calle del Tozal, en el centro histórico de Teruel, una mañana de esta semana

Uno de cada cuatro nacimientos en la provincia de Teruel en 2019 correspondió a una madre extranjera

El año pasado se cerró con 706 defunciones más que alumbramientos

En 2019 nacieron en la provincia de Teruel 980 bebés (494 niñas y 486 niños), lo que supone un incremento del 3,5% respecto al año anterior, mientras que fallecieron 1.686 personas (886 hombres y 800 mujeres), un 4,5% menos. A pesar de ello, el saldo vegetativo (nacimientos menos muertes) fue negativo, dado que murieron 706 personas más de la que nacieron, según los datos definitivos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
El INE no ofreció en esta ocasión los datos provisionales referidos al primer semestre de este año, aunque sí una nueva estadística experimental denominada Estimaciones de Defunciones Semanales en el contexto de la pandemia.
Según el INE, el número de nacimientos en la provincia turolense ha caído más de un 21% en la última década y esta disminución progresiva responde al menor número de hijos por mujer y a la reducción de las mujeres en edad fértil. 
El indicador coyuntural de fecundidad en Teruel (o número medio de hijos por mujer) se situó en 1,37 y la edad media a la que se es madre se elevó hasta los 31,73 años, según la Estadística del Movimiento Natural de Población relativa a 2019.
En 2019 nacieron en la provincia 980 bebés, 33 más que en 2018, pero prácticamente la mitad de los 1.775 alumbramientos de 1975, año en el que comienza la serie histórica del INE.
Esta cifra supone una tasa de 7,37 nacimientos por cada 1.000 habitantes, ligeramente inferior a la media nacional situada en 7,6.
El INE revela que uno de cada cuatro nacimientos correspondió a una madre extranjera. Así, las mujeres extranjeras tuvieron el 26,2% de los bebés nacidos en la provincia de Teruel en 2019, con un total de 257. 
El 32% de las mujeres que fueron madres el año pasado (312) tenían fijada su residencia en la ciudad de Teruel y el 14% (136) en Alcañiz. El 54% restante (532) la tenían en el resto de localidades de la provincia.
Por otro lado, de las 980 mujeres que dieron a luz, 624 estaban casadas (el 63,7%) y las 356 restantes, no.

Menor mortalidad
La mortalidad en la provincia de Teruel descendió en 2019, cuando murieron 1.686 personas (886 hombres y 800 mujeres), un 4,5% menos que el año anterior (1.766). Esto supone una tasa de mortalidad de 12,67 defunciones por cada mil habitantes, ligeramente inferior a la del año anterior (13,25).
La mortalidad infantil se situó en 1,02 defunciones por cada mil nacidos vivos y se produjeron cuatro muertes fetales tardías.
La esperanza de vida continuó en ascenso y se situó en 84,2 años: 82,08 para los hombres y 86,49 para las mujeres. El INE calcula que, de acuerdo a las condiciones de mortalidad de aquel momento, una persona que alcanzara los 65 años en 2019 esperaría vivir 19,92 años más si es hombre y 23,75 años más si es mujer.
La esperanza de vida se ha elevado diez años desde 1975, cuando se situaba en 74,54 años (72,4 para los hombres y 76,79 para las mujeres).
Del total de personas fallecidas, 355 (el 21%) tenían fijada su residencia en la ciudad de Teruel, 140 (el 8,3%) en Alcañiz, y 1.191 (el 70,7% restante) en el resto de localidades de la provincia.
La caída de la natalidad y la prolongación de la esperanza de vida son la causa del progresivo envejecimiento de la población en la provincia de Teruel.
Considerando los nacimientos y las defunciones relativos a los residentes en la provincia, el crecimiento vegetativo de la población fue negativo en 706 personas.
El saldo migratorio positivo con el exterior, cuyas cifras definitivas dará a conocer próximamente el INE, hizo que la pérdida de población se redujera respecto a los años previos. Según los datos provisionales del Padrón Continuo publicados en abril, la provincia de Teruel perdió 72 habitantes el año pasado, tan solo un 0,05%, lo que dejó la cifra total a 1 de enero de 2020 en 134.065 (67.923 hombres y 66.142 mujeres). 

Datos nacionales
El número de nacimientos disminuyó en 2019 en todas las comunidades y ciudades autónomas, excepto en La Rioja, donde se incrementó un 3,3%. La ciudad autónoma de Ceuta (14%), Principado de Asturias (10,1%) y Cantabria (7,4%) registraron los mayores descensos. En Aragón, la caída fue del 3,5%.
Por su parte, el número de defunciones disminuyó en todas las comunidades autónomas, excepto en Comunidad de Madrid (1,25%) y Región de Murcia (1,0%).
Los mayores descensos se dieron en la ciudad autónoma de Melilla (5,4%), Comunidad Foral de Navarra (4,5%) y Canarias (4%). En Aragón fue del 4,6%.
El saldo vegetativo (nacimientos menos defunciones) fue positivo en 2019 en la Comunidad de Madrid (8.400 personas), Región de Murcia (2.781), Islas Baleares (1.654) y las ciudades autónomas de Melilla (759) y Ceuta (305). Por el contrario, los saldos vegetativos más negativos se dieron en Galicia (15.631 personas), Castilla y León (14.299) y Principado de Asturias (7.741). En Aragón fue de 3.965.