Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Aficionados a la militaría de toda España se congregan en Alcorisa Aficionados a la militaría de toda España se congregan en Alcorisa
Gran ambiente en el frontón de Alcorisa. M. N.

Aficionados a la militaría de toda España se congregan en Alcorisa

La feria incluye también almoneda, antigüedades y visitas a las trincheras

Alrededor de 80 expositores se dieron cita este fin de semana en el frontón municipal de Alcorisa en el marco de la segunda feria nacional de militaría más importante del país, la organizada por la Asociación Frente de Aragón, que este año cambió de sede tras doce ediciones en Alcañiz e incluye almoneda y antigüedades para ganar adeptos de varias comunidades autónomas.

La muestra, que rehuye el carácter belicista, es una cita con la historia y el coleccionismo. Así lo ha entendido el Ayuntamiento de Alcorisa, que acoge el certamen por primera vez con la intención de “mantener viva la memoria de hechos históricos que han condicionado nuestro país”, como la Guerra Civil española, “sin caer en resentimientos ni posicionamientos enfrentados”. De esta forma, el evento cultural da a conocer al gran público lo acontecido durante los combates y bombardeos producidos en la localidad en marzo de 1938.

En el frontón y sus alrededores hubo antigüedades y artículos militares, libros, maquetas, material de tiro y airsoft, exposiciones de vehículos militares y grupos de recreación histórica, además de un concurso nacional de uniformes militares.

De forma paralela, la programación de la feria contó con la participación de vecinos y asociaciones como el Centro de Estudios Locales de Alcorisa, que se ha involucrado para ofrecer una visita guiada por los escenarios de la localidad que fueron bombardeados durante la Guerra Civil, una marcha senderista a las trincheras y la presentación, el pasado viernes, del libro Un burgués entre anarquistas.

Cambio de sede

Después de doce ediciones en Alcañiz y dos años asumiendo íntegramente los costes de la organización por falta de apoyo del ayuntamiento de la capital bajoaragonesa, la Asociación Frente de Aragón ha decidido trasladar el evento a Alcorisa, donde ya había representado recreaciones y organizado exposiciones.

El presidente de la asociación, Óscar Ibáñez, mostró su satisfacción por haber sido capaces de sumar una docena más de puestos que en las últimas ediciones, hasta el punto de que “se ha tenido que decir a bastante gente que no porque ya no cabían”.

“Hay montados unos 80 puestos de todos los lados de España: Andalucía, País Vasco, Barcelona, Madrid o Valencia”, enumeró Ibáñez.

Como consecuencia de la pandemia, en esta ocasión no habrá combates simulados, si bien “han venido cinco grupos de recreación, en total unas 60 personas, que han montado campamentos”, explicó el organizador. Entre ellos hay rusos y alemanes de la II Guerra Mundial, Guerra Civil española y “un grupo muy interesante de la Guerra de Marruecos”.
 

Rando e Iranzo encabezan la delegación institucional que visitó ayer la feria. M. N.

Entre los curiosos y coleccionistas “lo que más vienen es a buscar la pieza que les falta en la colección”, indicó Ibáñez, “y si la pueden conseguir barata pues mucho mejor”.

Ibáñez aupó a la feria del Bajo Aragón al segundo lugar en el escalafón nacional de la militaría después de Madrid, aunque “si seguimos a este paso seremos los primeros”, avanzó.

Entre los expositores está el andaluz Juan Cano, que valoró reanudar la actividad de compraventa de artículos militares en una feria por primera vez en lo que va de pandemia. “Ya teníamos ganas de salir a ver qué tal estaba el negocio”, dijo.

Pero “la gente está con más ganas que dinero”, subrayó el comerciante, pues “somos muchos tiburones en una pecera pequeña; todos los puestos hemos pensado en la misma idea: precio muy barato y mucho material”.

Voluntad de continuidad

La voluntad de ayuntamiento y asociación es que la muestra se siga organizando en Alcorisa en lo sucesivo, para lo que ya se piensa en ganar espacio. Este fin de semana, ante las medidas contra el Covid, el aforo es limitado y hay largas filas de espera.

“El frontón municipal afortunadamente se ha quedado pequeño; han sido muchos los expositores pero también me fastidia que algunos no han podido venir”, manifestó el alcalde, Miguel Iranzo, que mostró su satisfacción por que “aquí haya movimiento, que se vea que hay trabajo y armonía y que estamos saliendo un poquito de la situación que hemos tenido durante el último año”.

Los fines de feria, valoró Iranzo, “la dinámica del pueblo cambia y los bares y alojamientos se llenan”, por lo que “no tenemos más que palabras de agradecimiento a esta gente”.

Por su parte, la concejala de Comercio, Romina Formento, valoró la vertiente de la feria de “dar a conocer nuestra historia, que hay que recordar y mantener viva para no volver a cometer los errores que se cometieron”, dijo en referencia al conflicto bélico nacional entre 1936 y 1939.

La responsable de Comercio destacó que Alcorisa “es una población muy asociativa y participativa”. En este sentido, el Centro de Estudios se ha volcado con la presentación del referido libro sobre la historia de Jaime Daudén Segovia, escrito a seis manos por José Luis Ledesma, Óscar Librado y Rafael Catalán.

Rando asegura que el evento puede ser válido para educar
 

El presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando, valoró en Alcorisa el “recurso educativo” que puede llegar a ser la feria de militaría para los estudiantes, por lo que planteó que, en lo sucesivo, pueda ser “un centro de interés” para trabajar la memoria democrática.

Rando, que estuvo acompañado por el diputado provincial de Cultura, Diego Piñeiro, el presidente de la Comarca del Bajo Aragón, Luis Peralta, y otros diputados nacionales, autonómicos y provinciales de varios partidos políticos, mantuvo un encuentro con Rafael Catalán y Óscar Librado sobre la figura de Jaime Daudén, y se interesó por la ruta a los escenarios de los bombardeos de la aviación italiana sobre la localidad en 1938.

“Las recreaciones históricas o la recuperación de elementos y escenarios de nuestra historia, incluso la más difíciles, se está revelando como una forma de dinamizar el medio rural y de generar actividad económica. Teruel fue uno de los territorios más castigados por la guerra y las huellas que ha dejado no solo atraen a turistas, sino a grupos de estudios o centros educativos que lo valoran como un recurso esencial”, afirmó Rando.

El presidente anunció que este mes se celebrará el ya anunciado homenaje a Ramón Segura, el presidente de la DPT en 1936 y alcalde de Valderrobres, que fue asesinado tras el golpe de Estado.”No es abrir heridas, es terminar de cerrarlas. Creemos que es una figura que merece reparación, porque era el presidente legítimo y fue represaliado injustamente por golpistas que subvertieron el orden constitucional”, manifestó.

Además, Rando recordó que en el último pleno se cambió el nombre del antiguo hospicio de la ciudad de Teruel, propiedad de la institución provincial, y se retiró el título de Hijo Predilecto a dos altos representantes de la dictadura fascista, atendiendo a los requerimientos “justos y necesarios” de la Ley de Memoria Democrática de Aragón, y que el Instituto de Estudios Turolenses ha creado en su Consejo Científico el Área de Conocimiento de la Memoria que dirige el profesor y escritor Serafín Aldecoa, además de crear una línea de ayudas a los centros locales.

El redactor recomienda