Síguenos
Aficionados veteranos y novatos en Aragón llegan con las alforjas cargadas de ilusión Aficionados veteranos y novatos en Aragón llegan con las alforjas cargadas de ilusión
Los albaceteños Juan José Sáez, Francisco Ramos y Pedro José Hernández, este viernes en la acampada. M. N.

Aficionados veteranos y novatos en Aragón llegan con las alforjas cargadas de ilusión

Quienes ya tenían las entradas antes del anuncio de Márquez confiesan su "grata sorpresa"

Los primeros aficionados a las carreras del motociclismo de élite llegaron el jueves y el viernes con las alforjas cargadas de ilusión por ver de nuevo a sus ídolos sobre la pista. Pese a que muchos ya tenían la entrada desde hace tiempo, confiesan que la ansiada vuelta de Marc Márquez a los circuitos ha sido una “grata sorpresa”. Las zonas de acampada se irán poblando de fans hasta este sábado. Unos son veteranos del Gran Premio de Aragón, mientras que para otros es su primera vez.

Luis Sastre, Alberto Portales y tres amigos más no dudaron el viernes en meterse entre pecho y espalda 605 kilómetros, la distancia entre “la puerta de casita, en Salamanca”, hasta la acampada oficial en las instalaciones de Motorland Aragón.

Un buen rato en moto y una gasolina que “se paga con gusto por el placer de venir aquí”, puesto que “el viaje ha sido bonito, la carretera preciosa, el paisaje genial y ahora esperamos disfrutar tanto de las carreras como de todo el entorno y de toda la jauría que se monta aquí con las motos”, indicó Sastre.

“Venimos cinco compañeros de los que tres han venido otros años. Para el resto es la primera vez que venimos a Alcañiz, por lo que es todo nuevo; a ver qué tal”, dijo con ilusión.

Tras la retirada de Valentino Rossi, el piloto favorito de la cuadrilla es Márquez. “Nos quedamos con él, y encima es español. Pero da igual, se disfrutarían las carreras exactamente igual si no estuviera. Va uno y viene otro,  esto es un rotar. No hay problemas. Siempre hay alguien que destaca y que es un gusto verle correr. Y esto no es fútbol: aquí no hay equipos ni siempre gana el mismo, que es lo bonito de las carreras”, explicó el salmantino.

“Yo soy muy de Márquez y tengo que confesar que fue una grata sorpresa cuando dijo esta semana que corría en Motorland. Ya teníamos las entradas de antes. Espero que se mejore, lo primero de todo, y luego ya lo que venga, porque lo tiene todo ganado. En cuando se ponga al día, otra vez lo tenemos rompiendo marcas”, manifestó Portales.

El pálpito que genera Marc

“Cogí la entrada el lunes porque imaginé que iba a venir Márquez”, confesó el pamplonés Álvaro Palacios, que el jueves a las 23:00 horas ya estaba plantando la tienda de campaña en la acampada oficial con dos amigos. “Venimos desde 2017 por el ambiente que hay por el pueblo y la zona de acampada, aunque hay que decir que este año hay un poco menos de gente”, destacó.

Vienen “sobre todo por las carreras, pero también por todo lo que las acompaña”. Viajan en furgoneta y en ella meten las motos, con las que se desplazan a Alcañiz para vivir el ambiente y hacer las compras.
 

Una cuadrilla de navarros exhibe sus motos desde su carpa en la acampada oficial. M.N.


Al cabo del año acaban yendo a dos o tres circuitos. “Siempre solemos ir a Cheste y Motorland, y también algún año a Montmeló, que más o menos son los que nos quedan más cerca. Jerez gusta pero es más complicado, que tienes que coger vacaciones”.

Confiesan que el mejor día para salir es el viernes. El sábado conviene no desgastarse demasiado para poder estar en el circuito a primera hora “para coger sitio”. En la zona de acampada “siempre se conoce gente, tenemos muy buena relación y nos ayudamos en todo. Nos gusta más el ruido que estar tranquilos, al fin y al cabo todos venimos por lo mismo: la pasión por las motos”, concluyó Palacios.

Asiduos de la carretera


El zaragozano Luis Pérez es un asiduo de las carreras en Motorland Aragón. Viene “cada año” desde 2009 y “siempre de acampada” porque “es la mejor opción, pues no hay alojamiento en 60 kilómetros a la redonda y, para dormir en casa, pues dormimos aquí y disfrutamos del ambiente extraordinario”.

Pérez es muy fan de Jorge Lorenzo, que ya colgó el casco. Confiesa que “nos echamos unas lágrimas” tras su retirada. “Fuimos a la última carrera y todo”. Pero la vida sigue y, aunque no tiene nuevo piloto predilecto, “nos gustan todos y simplemente nos mueve la competición”.

“Yo no era tan fan de Lorenzo como Luis y me da un poco igual quien gane, pero si tengo que elegir me quedo con Márquez”, confesó su amigo Joaquín Pérez.

De Albacete proceden Pedro José Hernández, Juan José Sáez y Francisco Ramos. “Solemos ir a Cheste prácticamente todos los años y ellos habían estado en Jerez, pero aquí no habíamos venido nunca y nos hemos dicho: Vámonos para allá”, explicaron.

Al grupo les apasiona Marc Márquez y, barriendo para casa, también la toledana María Herrera. “Nos ha motivado mucho que volviera Márquez”, aseguró Sáez. “Teníamos ya la entrada de hace dos semanas”, apuntó.

“El ambiente es lo mejor. Yo llevo en las carreras desde 1999. Mi primera vez fue en Jerez”, concluye sonriente Ramos. Pasión por dentro y por fuera. Los aficionados vuelven a disfrutar como siempre lo han hecho.

El redactor recomienda