Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Alcañiz vuelve a lucir el ambientazo motero característico de los mejores grandes premios de la prepandemia Alcañiz vuelve a lucir el ambientazo motero característico de los mejores grandes premios de la prepandemia

Alcañiz vuelve a lucir el ambientazo motero característico de los mejores grandes premios de la prepandemia

Aficionados al motociclismo llenan las zonas de ocio, repartidas este año entre la Avenida Aragón y la Plaza Mendizábal

La  Avenida Aragón de Alcañiz volvió a lucir este viernes por la tarde con una imagen propia de los grandes momentos del Mundial de motociclismo. Lleno absoluto en las calles y un gran ambiente familiar y motero que muchos alcañizanos añoraban después de los dos años de pandemia que dejaron las calles casi desiertas.

El centro de Alcañiz se llenó de público ávido de fiesta a partir de las nueve de la noche. Aficionados recién aterrizados buscaban revivir ese colorido que tenían los eventos deportivos mundialistas anteriores a la pandemia, disfrutar de la música, de la cerveza y de la compañía de otros tantos compañeros con quienes comparten una misma afición y con quienes empezaron a reencontrarse ayer por la noche. Y todo esto aliñado con el buen hacer de los DJs contratados en las tres discomóviles que se distribuyeron por la avenida, con el ruido de las motos, los acelerones y las barras de los bares (20 en total).

Junto a la música, (repartida en tres escenarios en la avenida Aragón —y un cuarto en la plaza Mendizábal—) los puestos de venta de productos de merchandising, donde se podían adquirir todo tipo de productos relacionados con el Mundial de motos: camisetas personalizadas, gorras, llaveros, sudaderas chalecos vaqueros, peluches, bolsas, mochilas, pañuelos y abalorios de todo tipo que atraían la atención de aficionados y familias. Y entre los bares y los comerciantes, distintos puestos de comida, entre ellos una pizzería ambulante y una churrería.

Hostelería

Los hosteleros alcañizanos están convencidos de que en esta edición se podrá volver a la normalidad de los grandes eventos deportivos previos a la pandemia. Al quedar descartada la plaza de España como escenario, los empresarios de esta zona se han unido en el escenario que se ubica en la curva del embudo. Lola, Lucía, París, Rockelin, Guadalope, Goya y Tasca han desplegado una amplia zona de fiesta allí, a la espera de que este sea un evento masivo. “Distintos factores nos dicen que vamos a trabajar bastante en este Gran Premio, aunque también es cierto que la tendencia en las últimas pruebas del Mundial de motociclismo ha sido  que se han vendido menos entradas, como también está ocurriendo en el caso de la prueba de Alcañiz, así que estamos a la espera”, señalaron los hosteleros.

En cualquier caso, su previsión y avituallamiento para las noches del viernes y del sábado ha sido la misma que realizaron para el Gran Premio de 2019.  Además, la reaparición de Marc Márquez en Alcañiz, anunciada por el piloto este domingo y que ha provocado que esta semana se hayan acelerado las reservas de alojamientos, hace pensar al sector hostelero local que el balance final será muy positivo.

El ambiente de ayer por la tarde fue bastante propicio. La temperatura acompañó, y la música, que empezó a sonar a las seis de la tarde, animó enseguida a los aficionados. Desde las 11 de la noche, distintos DJs fueron turnándose en los escenarios para llenar el ambiente de música remember, house, española y el exitoso reggaeton que tan de moda está entre los jóvenes.

El redactor recomienda