Síguenos
Alcañiz inicia su andadura universitaria con el Instituto de Humanidades y Patrimonio Alcañiz inicia su andadura universitaria con el Instituto de Humanidades y Patrimonio
Ignacio Urquizu, en el centro, posa junto a la directora del Instituto de Humanidades y otros representantes de la Uned

Alcañiz inicia su andadura universitaria con el Instituto de Humanidades y Patrimonio

La Uned apuesta por la descentralización con la creación de su primer organismo fuera de Madrid

La voluntad de que Alcañiz se convierta con el paso de los años en una ciudad de carácter universitaria quedó reflejada este miércoles con la creación del Instituto de Humanidades y Patrimonio de la mano de la Uned. El vínculo de la entidad con la capital bajoaragonesa se incrementa con el nacimiento de su primer organismo lejos de las fronteras madrileñas, en lo que para los miembros de la Uned es una clara apuesta por la descentralización.

Así, la localidad será lugar de referencia para investigadores y acogerá cursos, seminarios y un sinfín de propuestas educativas con el objetivo de “hacer de Alcañiz una ciudad universitaria dentro de nuestras posibilidades”, según comentó Ignacio Urquizu. El proyecto, que cuenta con la colaboración de las dos entidades además del Ministerio de Transición Ecológica, del Ministerio de Universidades, del Gobierno de Aragón y de la Diputación Provincial de Teruel, tratará de poner en valor el estudio y la divulgación constante de material científico dedicado a la historia, la cultura y el patrimonio con Alcañiz como escenario referente.

Un coloquio entre el alcalde alcañizano, Ignacio Urquizu, y la antropóloga territorialista Beatriz Nates, profesora de la Universidad de Caldas en Colombia, fue el primer acto oficial del recién firmado protocolo para que Alcañiz acoja el Instituto de Humanidades y Patrimonio. Un proyecto que llega de la mano de la Uned con la intención de “pensar territorio y pensar la universidad desde fuera de las grandes ciudades”, tal y como explicó la directora del nuevo organismo, María García Alonso.

Una sede física y varias ideas

Tras la celebración del Patronato durante la jornada de ayer, el nuevo instituto echó a andar y durante los próximos meses generará notables cambios en la ciudad. El primero de ellos se producirá en el Espacio Atrium, junto a la Glorieta, que dotará de un primer espacio a los equipos de trabajo que se desplacen hasta la capital del Bajo Aragón. Sin embargo, ese será el primer paso de un largo camino en el que el municipio tendrá que adaptarse a la llegada de investigadores.

Para ello, desde el Ayuntamiento se pretende trabajar para “hacer del casco histórico de Alcañiz una especia de campus universitario”. De tal manera, a la reforma de los torreones para ubicar las nuevas aulas de la Uned, se sumará la remodelación del Espacio Atrium, como sede social del organismo.

Sin embargo, el gran proyecto que se pretende llevar a cabo para convertir Alcañiz en una ciudad universitaria es la adecuación del Convento de las Dominicas para crear una residencia o albergue estudiantil. “Uno de los pensamientos es transformar la iglesia de las Dominicas en la residencia futura de investigadores. Para este año vamos a intentar  conseguir la financiación necesaria y los permisos de obra”, aseguró María García Alonso.

Un proyecto de investigación

El Instituto de Humanidades y Patrimonio, que en su primer año nace con una financiación de 15.000 euros procedentes de la Uned y la misma cantidad del consistorio alcañizano, arrancará con dos cursos de verano y para el próximo curso financiará un proyecto de investigación que tenga un recorrido de tesis doctoral. “Con el paso de los años queremos convertir Alcañiz en un punto de confluencia de pensamiento y de gentes”, aseguró la directora del nuevo organismo, que se mostró muy orgullosa de liderar un proyecto que trasciende del ámbito académico ya que “lo que estamos intentando constituir es un espacio de intercambio y de reflexión”.

El redactor recomienda