Síguenos
Alcañiz rememora su papel en uno de los hechos que cambiaron la historia de Aragón Alcañiz rememora su papel en uno de los hechos que cambiaron la historia de Aragón
Los compromisarios aragoneses, durante el debate celebrado en la iglesia de Santa María, que se llenó de público para asistir a la recreación

Alcañiz rememora su papel en uno de los hechos que cambiaron la historia de Aragón

La iglesia de Santa María se convierte en escenario de la firma de La Concordia de 1410
Con una escenografía e iluminación propia de una estancia del siglo XV, estandartes, candelabros y velas para aportar una luz lo más natural posible, Alcañiz representó el sábado por la tarde el 613 aniversario de La Concordia, el hecho histórico que iniciaría el cambio de Dinastía en la Corona de Aragón, que marcaría el futuro del Mediterráneo en pleno siglo XV y que culminaría, dos años después, en 1412, con la elección en Caspe de un nuevo  monarca, Fernando de Antequera. La iglesia de Santa María volvió a ser el escenario de esta teatralización, que tuvo como protagonistas a los veintitantos representantes de la Corona aragonesa que se reunieron en Alcañiz en 1410 a la par que los parlamentarios del Principado de Cataluña hacían lo propio en Tortosa.

Este fue el acto central y más multitudinario de los actos de La Concordia, cuya puesta en escena se celebró en la iglesia de Santa María la Mayor, llena de un público ávido por conocer los entresijos políticos e intereses de aquella etapa histórica. Un público que asistió a los debates de los representantes aragoneses del poder estamental, las personas que mayor influencia tenían en la Corona aragonesa en aquel momento histórico y que tenían que tomar una decisión sobre la sucesión a la Corona evitando que se produjera un conflicto civil.

El acto central de la iglesia quedó dividido en cuatro partes. Con respecto a las ediciones anteriores, se han incluido en esta edición nuevas cápsulas históricas para explicar la muerte del rey Martín, la figura de Benedicto XIII, importante por su papel decisorio, y, finalmente, la Concordia, con tres actos principales, que consistieron en explicar el contexto para que el público conociera cómo se había llegado a la situación en que los reinos aragoneses no tenían ya Dinastía.

Por las diferentes escenas representadas en la iglesia de Santa María pasaron no solo los representantes de las Cortes aragonesas. También lo hicieron otros personajes, entre ellos los pretendientes al trono y la familia real. En total, alrededor de medio centenar de recreacionistas, según explicó el director de La Concordia, el historiador de la Universidad de Zaragoza Darío Español.

A  través de los diálogos de los actores, el público pudo conocer qué personajes de la época ejercían mayor poder y cuál fue el documento de 30 puntos que sentó las bases para la elección del futuro rey tras la muerte de Martín el Humano sin descendencia. Estos puntos se leyeron en voz alta y, entre ellos, el más importante, que los tres Parlamentos de la Corona escogerían a nueve representantes en un plazo de 20 días y que estos serían quienes tomarían la decisión final en nombre del Parlamento aragonés. Esa decisión  ya se trasladaría a Caspe, lugar donde tuvo lugar, dos años después, el famoso Compromiso.

Con esta puesta en escena, Alcañiz vuelve a recuperar por primera vez esta teatralización callejera tal y como fue concebida en 2020. En los dos años posteriores, con la pandemia de coronavirus y las restricciones sociales impuestas para luchar contra el virus, la recreación se tuvo que circunscribir a una emisión por internet, única alternativa al estar prohibidas las concentraciones de público en la calle. Así las cosas, ésta es la segunda edición de la Concordia que se pone en escena en condiciones de plena normalidad.

Escenas en la calle


El montaje de una gran alfombra de serrín de colores  que ascendía desde la plaza de España hasta la iglesia de Santa María copó la atención de alcañizanos y visitantes por la mañana durante los actos de celebración de La Concordia de Alcañiz, que arrancaron bien temprano desafiando las gélidas temperaturas matutinas.

La alfombra, con distinta simbología medieval y escudos heráldicos, realizada por miembros de la Asociación cultural Caliu de Aguaviva, quedó terminada alrededor de las 12.30 de la mañana, justo cuando empezó, en la misma plaza, la representación de la cápsula teatral histórica titulada Las mujeres de La Concordia, en la que tomaron protagonismo las féminas de la nobleza que también se jugaban lo suyo en la sucesión a la Corona aragonesa.

Esta era la tercera cápsula histórica que se representaba por la mañana. En las anteriores se había contextualizado el momento histórico que se recrea este fin de semana en Alcañiz, poniendo en escena la muerte del rey Martín el Humano, de su hijo y su familia y detallando cómo era el Bajo Aragón del siglo XV, siempre “de una manera divulgativa y realizando una recreación de calidad”, enfatizó el director de la representación, Darío Español.

El valor de esta Concordia de Alcañiz, en opinión de su director, es que “se pretende hacer una recreación divulgativa, didáctica, no convertirla en una mera fiesta, sino que la gente pueda preguntar, conocer y saber sobre los hechos históricos que se escenifican, por eso combinamos actos teatralizados con mesas redondas y charlas”, señaló el historiador. Y por ese mismo motivos, los actores se mezclan entre el público, como ocurrió  por la tarde con las dos exposiciones museo vivientes que se organizaron por un lado en la torre gótica, donde se pudo comprobar cuáles eran las formas de vida de las clases populares y sus vestimentas, y, por otro, los soldados y caballeros que estaban acampados en la ribera subieron a la plaza de España para realizar una demostración de artillería medieval portando armas y armaduras.

Diálogo con la historia


Precisamente acerca de estos museos vivientes de la plaza de España y de la torre gótica Darío Español destacó que cumplieron ese papel de hacer divulgación de la historia. No en vano, “lo que hemos pretendido es que los soldados, los actores, los recreadores se conviertan en divulgadores y se mezclen con el público”, enfatizó el director, quien valoró el papel jugado por los dos principales escenarios: la plaza de España y la ribera del Guadalope. Según Español, “el ambiente, el entorno de la plaza es perfecto para una recreación medieval del siglo XV; solamente es necesario introducir el decorado y estamos en un ambiente propio de aquella época”.

En esta edición de la representación dos personajes han tomado protagonismo, fray Vicente Ferrer y el papa Benedicto XIII, después llamado “el antipapa”, pues “fueron dos de los personajes que más incidieron en el resultado final de la elección del futuro monarca, Fernando de Antequera, que era amigo personal de ambos”, recordó el historiador y director.

Según Español, “La Concordia de Alcañiz pretende ser un diálogo con la historia, relatando cómo era la guerra, cómo era la sociedad, la soldadesca, las clases sociales del momento, y explicarlo de una manera amena, como si fuera un diálogo con la historia, y un espacio idóneo para hablar de todo ello es la plaza de Alcañiz”, enfatizó el director de las escenas.

La celebración de La Concordia continúa este domingo.


 

El redactor recomienda