Síguenos
Andorra tendrá reparadas en tres meses las fugas de la red de abastecimiento de agua Andorra tendrá reparadas en tres meses las fugas de la red de abastecimiento de agua
Detalle de una grieta en uno de los depósitos que pierden agua, lo que deteriora la estructura de almacenamiento

Andorra tendrá reparadas en tres meses las fugas de la red de abastecimiento de agua

El Ayuntamiento adjudica las obras de mejora de conducciones y reparación de dos depósitos
Aqlara Ciclo Integral del Agua SA será la empresa que ejecute las obras de mejora de las redes de distribución de agua de Andorra, que incluyen la impermeabilización de dos de los depósitos de almacenamiento del municipio. El objetivo de estas obras, que han sido adjudicadas por algo más de 255.000 euros, es terminar con las pérdidas de agua potable que se producen de manera habitual. Financiadas con fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (Next Generation EU), han de estar ejecutadas en junio.

La intervención se llevará a cabo en algunas calles del casco urbano, en concreto en Agustina de Aragón, Goya, Molinos, Cantón de Castro y Callejón Calle Mayor, mientras que los depósitos a reformar son dos, uno de ellos ubicado en los terrenos que ocupa la planta de tratamiento de agua de boca, que se encuentra en la carretera de Alloza (A-1402), y otro situado en la de Calanda (N-211).

En el casco urbano se procederá a la renovación completa e integral de las redes de agua y acometidas, puesto que en estos tramos se han producido en los últimos años distintas averías. Tal y como explicó el alcalde, Rafael Guía, “hay redes que están muy anticuadas y que registran pérdidas que no son asumibles”. En este sentido, señaló que en todas las conducciones que están previstas reformar se ha producido algún tipo de avería en los últimos años”. En este sentido, añadió que “se trata de tuberías que ya están muy parcheadas, porque se ha intervenido ya algunas veces en ellas, así que hay que reformarlas de manera integral, porque hay sufrido distintos reventones”.

Con todo, se trata de una intervención que forma parte de una primera fase de actuaciones, puesto que el Ayuntamiento de Andorra pretende ejecutar una renovación paulatina de las redes de abastecimiento municipales del casco urbano, de forma que se vayan sustituyendo las antiguas canalizaciones por otras  que están hechas de materiales  más eficientes.

La sustitución integral de toda la red de tuberías de las seis calles que entran en este contrato supondrá acabar con esas fugas, al atacar el problema de raiz: el mal estado de las conducciones de agua, enfatizó el primer edil, quien recordó que “al ser una actuación fuertemente subvencionada, el plazo de ejecución son tres meses”. Añadió, además, que la reforma “es con una garantía de 84 meses” (siete años).


Integral


Las intervenciones a realizar incluyen la sustitución de las acometidas de las calles y de los pozos de registro, así como la impermeabilización de dos depósitos de agua potable en los que actualmente se han detectado fugas. Con todo, la reforma supone una mejora en la gestión del agua que evitará futuros problemas que puedan aparecer en la estructura de los depósitos. En este aspecto, el primer edil explicó que “la limpieza de los depósitos llevará su tiempo, puesto que, con toda probabilidad haya dentro lodos que se tendrán que retirar, aparte de la impermeabilización que se llevará a cabo en cada uno de ellos.

En cualquier caso, el alcalde de Andorra recordó que ésta no es la única actuación que se llevará a cabo en el municipio relacionada con la sustitución y mejora de las redes de abastecimiento de agua. No en vano, la red municipal es antigua y ha habido otras zonas donde se han detectado fugas y ha habido que intervenir reparando roturas en ejercicios anteriores, así que en siguientes anualidades “habrá que realizar un repaso a otras zonas del casco urbano”, enfatizó Rafael Guía.


Depósitos


La obra que se acaba de adjudicar también incluye una necesaria e importante intervención en dos de los depósitos de agua de Andorra. En este caso, la mejora consistirá en realizar un tratamiento intensivo de las juntas por las que los dos depósitos pierden agua. Se inyectará resina expansiva y se colocará una lámina impermeable en ambos.

Uno de los depósitos de agua, en concreto el ubicado dentro de la estación de tratamiento de agua potable, en la carretera de Alloza, tiene una capacidad de unos 7.000 metros cúbicos y unas dimensiones de 30 x 50 metros (1.500 metros cuadrados), con una altura de 5 metros, mientras que el depósito de Horcallana (situado en la carretera de Calanda), acumula el agua bombeada por el pozo de Horcallado ubicado en sus proximidades. Este tiene una capacidad de 3.000 metros cúbicos y unas dimensiones en planta de 18x30 metros (500 metros cuadrados), con una altura de 6 metros.
Según el proyecto, tras definir e intervenir en la parte exterior de las grietas por las que están perdiendo agua, se procederá a realizar un replanteo en el interior del depósito. Después se intervendrá en la zona de fuga con su limpieza y colocando  inyectores en superficie que se eliminarán al acabar cada intervención. Finalmente, está prevista la colocación de una banda impermeable. En este caso, el aislamiento a realizar será de la totalidad de las superficies de ambos depósitos.

Baja superior al 17 %


La sustitución de las canalizaciones de agua de estas cinco calles y reforma de los dos depósitos de almacenamiento salió a licitación por un montante de casi 309.000 euros. La empresa Aqlara se ha adjudicado la intervención tras realizar una baja sobre el precio de licitación del 17,5%. El objetivo del consistorio andorrano es terminar con las fugas de agua de la red municipal, por eso ha optado a la convocatoria de subvenciones para la mejora del abastecimiento y reducción de pérdidas de agua en municipios de menos de 20.000 habitantes, financiada por el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (Next Generation EU) en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. En concreto, esta linea de ayudas incluye financiación para la ejecución de obras de renovación y mejora y la asistencia técnica al proyecto.

 

El redactor recomienda