Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

Arturo Aliaga: Arturo Aliaga:

Arturo Aliaga: "Hay mejor cifra de empleo en Andorra ahora que con la térmica"

El vicepresidente de la DGA y consejero de Industria anuncia que se contratarán a cuatro ingenieros más para evaluar el impacto de las renovables
Marcos Navarro Alcañiz “Hay mejor cifra de empleo en Andorra ahora que cuando estaba funcionando la térmica y la minería”, aseguró este jueves en las Cortes el vicepresidente del Gobierno de Aragón y consejero de Industria, Arturo Aliaga, que avanzó que su departamento contratará a cuatro ingenieros medioambientales para garantizar que los proyectos de implantación de energía renovable cumplen “escrupulosamente las condiciones” de las declaraciones de impacto ambiental. Así lo explicó  Aliaga en una comparecencia ante el pleno del parlamento regional a petición propia para informar sobre la situación de la energía y minería aragonesas en el ecuador de la presente legislatura.

En su turno de réplica tras escuchar a los portavoces de los diferentes grupos parlamentarios, Aliaga aseguró que su área de gobierno está “haciendo las cosas muy bien” porque “están en marcha los 10 proyectos enormes de desarrollo de energías renovables” declarados de interés autonómico, “se está desmantelando la central, están trabajando las subcontratas” y “no hay albañiles” en la zona.

Con todo, “hay mejor dato de empleo en Andorra ahora que cuando estaban las centrales y las minas abiertas”, insistió para perplejidad de buena parte de los parlamentarios aragoneses que el jueves se dieron cita en el hemiciclo.

Instituto Aragonés de Estadística


Pero los datos del Instituto Aragonés de Estadística confirman esta afirmación, al menos en lo que al desempleo registrado se refiere. En Andorra, en julio de 2020 -el 30 de junio cerró la térmica- había 457 personas demandando empleo en el Inaem, mientras que a fecha de octubre de 2021 esta cifra había bajado hasta las 315 personas.

No obstante, el padrón de Andorra descendió de 7.472 a 7.345 habitantes entre 2019 y 2020, y es previsible que este año la disminución de población se mantenga. No existen datos de población activa por municipios. “Estamos trabajando con la Transición Justa” y también “en el Nudo Mudéjar, con los 1.300 megavatios (MW) que han salido a concurso” para suplir la generación energética de la térmica con nueva potencia renovable, destacó el vicepresidente.

En su discurso, Aliaga se refirió a la línea de alta tensión Mezquita-Morella, que “se ha hecho para reforzar el suministro de Aragón con el Levante” español porque “no podemos ser una isla energética”. Para 20 millones de personas “Igual que el territorio tiene capacidad para producir alimentos para 12 o 13 millones de personas que no nos podemos comer nosotros, Aragón tiene capacidad para producir energía para 20 o más millones de personas”, dijo Aliaga.

No obstante, las únicas autopistas eléctricas previstas son las recogidas en la planificación nacional, al ser una competencia del Estado, por lo que hay “dudas” de que puedan prosperar las iniciativas de los promotores privados que “quieren grandes líneas de transporte”, apuntó, como Valmuel-Begues o Valmuel-Garraf. Afirmó que “falta una conexión” de transporte de electricidad “de más potencia” con Francia y señaló que el antiguo trazado -Cazaril- ha sido desechado “porque el territorio no lo aceptaba” y ahora “se está pensando” en extender la línea de Sabiñánigo hasta la subestación de Marsillon, cerca de Burdeos. En Aragón, señaló, las líneas se extienden “con bastante pulcritud y no sin hablar con el territorio”.

Territorio

Hay que poner un marco  Y es que “nos interesa el territorio, que la gente se sienta a gusto”, continuó el consejero, quien abogó por “poner un marco” para la instalación de las renovables, en alusión a la Ley del Cambio Climático, la Directriz del Paisaje y el Plan Energético 2021-2030 que tramitan diversos estamentos del Ejecutivo regional.


“Estamos cambiando el modelo productivo”, recalcó Aliaga, a quien el proceso de revolución energética en el mundo le parece “complejo, apasionante, cambiante y determinante”.

Comentó que todas las convocatorias de ayudas de los fondos europeos React-EU y MRR incluyen tres condiciones: que los proyectos sean digitales, contemplen la descarbonización y la inclusión social. El “sueño” de Aliaga es sustituir el gas por hidrógeno y que este sea verde para producir toda la energía que necesita Aragón con renovables.
Tampoco renuncia el consejero a que la investigación reactive las reservas de carbón que tiene la provincia de Teruel, aunque para ello habría que dar con la tecla del almacenamiento de CO2. “Se ha democratizado la energía”, dijo Aliaga, pues antes la producían “monopolios y ahora hay pequeños distribuidores”, como así confirman las “1.800 instalaciones de autoconsumo” que hay en Aragón.

En este sentido, explicó, “ahora viene otro movimiento trascendental que son las comunidades energéticas, en las que participarán consumidores, productores y ayuntamientos para producir electricidad y abaratar costes”, si bien “aún tenemos que vencer ciertas resistencias en la normativa”, advirtió.

En cuanto al Plan Energético de Aragón 2012-2020, Aliaga dijo que ha acertado con la planificación, pues hay 4.318 MW de eólica cuando estaban previstos 4.000 MW. “Sí que ha habido un exceso en la previsión de solar fotovoltaica, con 1.347 MW”. Vigilancia ambiental Por último, Aliaga garantizó el cumplimiento de las declaraciones de impacto ambiental de los proyectos en base a los planes de vigilancia tanto en la fase de construcción de los parques como en los cinco primeros años de producción, y “cuando hay más afección se crea una comisión de seguimiento ambiental”.

 

El redactor recomienda