Síguenos
El Choricer mantiene la tradición del asado de carne, pero aparecen las paellas y los calçots El Choricer mantiene la tradición del asado de carne, pero aparecen las paellas y los calçots
Una cuadrilla reunida en Castelserás dan buena cuenta de unos calçots antes de la comida

El Choricer mantiene la tradición del asado de carne, pero aparecen las paellas y los calçots

Los bajoaragoneses se juntan para degustar todo tipo de viandas en un Jueves Lardero con tintes festivos

Los bajoaragoneses mantuvieron este jueves los usos y costumbres de siempre para celebrar el Choricer (o Choricé, si estás en Castelserás), y volvieron a asar ingentes cantidades de carne (chorizos, longanizas y salchichas, entre otros manjares procedentes del cerdo). Ya lo dicen los refranes populares relacionados con esta jornada que marca en el calendario religioso el inicio de la Cuaresma: “Jueves Lardero, longaniza en el puchero" o “para Jueves Lardero, pan, chorizo y huevo”.

Y no faltaron a esa tradición refranera, aunque los tiempos cambian y los hábitos han sufrido ligeras variaciones, al menos entre las cuadrillas a las que gusta el buen comer, que tienen ganas de cocinar y que, además, tienen niños entre los comensales. Ayer, en muchos masicos del Bajo Aragón se dejó la carne asada para la tarde, para merendar y cenar, mientras la comida la protagonizaron estupendas paellas de carne de pollo y conejo y los calçots, un manjar que cuenta cada día con más adeptos.

En Alcañiz, Torrecilla, Castelserás y Valdealgorfa se siguió festejando el Jueves Lardero con reuniones en ermitas, masicos y masadas, como es el caso de la peña Los que faltaban, de Valdealgorfa, que se reunieron en la Plana en Roda y que, además de paella, tomaron calçots y asaron espedo. Eso sí, en la merienda-cena no faltaron los chorizos y las longanizas a la brasa.

El redactor recomienda