Síguenos
El Colegio Gloria Fuertes se da un baño de masas en San Macario por su 40 aniversario El Colegio Gloria Fuertes se da un baño de masas en San Macario por su 40 aniversario
La comunidad educativa del Colegio Gloria Fuertes se lo pasó en grande en el parque San Macario. Jorge Tabuenca

El Colegio Gloria Fuertes se da un baño de masas en San Macario por su 40 aniversario

La comunidad educativa de todas las épocas celebra un emotivo reencuentro con 250 personas

La comunidad educativa del colegio de educación especial Gloria Fuertes durante sus 40 años de historia se reunió este sábado en el parque de San Macario de Andorra para celebrar el aniversario con una comida y actividades de hermandad a las que asistieron más de 250 personas.

“Es el acto más multitudinario, el acto central de unas celebraciones del 40 aniversario que continuaremos hasta diciembre”, explicó la directora del centro educativo, Lola Oriol. Los actos comenzaron por la mañana con una jornada de puertas abiertas a la que acudieron exalumnos, familias de todas las épocas, antiguos profesionales del centro y la plantilla actual. Posteriormente subieron a San Macario para celebrar una gran fiesta en la que el almuerzo fue la actividad principal, salpicada con exposiciones sobre la historia del centro, un vídeo conmemorativo realizado por la Televisión Local de Andorra, la actuación de la Legión 501 Star Wars, cabezudos y dulzaineros de Andorra, baile con el grupo De Luxe y un photocall. Todos los asistentes fueron obsequiados con una serigrafía conmemorativa de las cuatro décadas de historia.

Pese al intenso calor, la comunidad educativa respondió. “Se ha invitado a 700 personas de las cuales estamos 250-300 personas”, destacó Oriol.

Evolución

El Gloria Fuertes ha evolucionado desde sus orígenes en 1982. “Es un día de mucho reencuentro y emoción. El colegio ha crecido gracias a todos los que han venido y los que no han podido venir. Seguimos estando en un nivel alto de trabajo y de compromiso con las personas con discapacidad. Es algo que nos identificaba hace 40 años y nos sigue identificando en la actualidad”, subrayó la responsable.

La razón de ser del proyecto educativo, referente nacional e internacional, es dar “una educación pública de calidad en el medio rural para todas aquellas personas que tienen dificultades en su proceso de aprendizaje porque presentan una discapacidad intelectual”, recordó Oriol. “Eso no ha cambiado, ni tampoco el compromiso con la inclusión, la inserción sociolaboral, con el futuro y la vida adulta de todas estas personas”.

Por el colegio han pasado 500 alumnos en 40 años y en este momento hay 80 activos, que ascenderán a 90 el curso que viene. Les atienden 40 profesionales entre docencia, fisioterapia, trabajo social, personal de cocina o limpieza, entre otros.

El centro andorrano atiende a alumnado desde los dos años de edad hasta los 21, de distintas localidades turolenses que llegan con varias rutas de transporte de lunes a viernes. Están escolarizados en las etapas educativas de Educación Básica Obligatoria y de Transición a la Vida Adulta, así como a través de los programas de cualificación inicial de la familia agraria (operario de viveros y jardines) y de la familia servicios socioculturales y a la comunidad (actividades domésticas y limpieza de edificios).

Programas

Los programas impulsados por el Gloria Fuertes trascienden el ámbito educativo al haber incorporado en su plantilla laboral a personas con discapacidad, favoreciendo así su inclusión. Por todo ello, y coincidiendo con el 40 aniversario del Estatuto de Autonomía de Aragón, el Ejecutivo autonómico entregó en abril la Medalla de la Educación Aragonesa al colegio.

“Es un gran reconocimiento que valoramos mucho, pero para mí el principal regalo es ese cariño y afecto de la gente que vuelve, o que escribe, o que me llama para expresar su sentir de que el colegio es parte de su vida”, concluyó Oriol.

Junio enciende la historia

Las actividades de celebración de esta efeméride han tenido a junio como gran aliado. El día 2 el grupo Gigantes con Zancos tomó las calles de Andorra con un pasacalles lleno de color y emoción, ante un público que disfrutó de sus habilidades de equilibrio.

Un día más tarde, el grupo de animación PAI llenó de música, juegos y alegría el patio de recreo que el colegio comparte con el centro de infantil y primaria Juan Ramón Alegre.

El 4 de junio hubo puertas abiertas en el centro para conocer sus proyectos emblemáticos, entre los que destacan las aulas de psicomotricidad y estimulación multisensorial, la comunicación aumentativa y alternativa, la educación artística, la inclusión educativa y social, y la formación profesional encaminada a la inserción laboral. La semana pasada, los alumnos de secundaria disfrutaron de una divertida acampada en Montalbán.

El redactor recomienda