Síguenos
El Fondo de Transición Justa destina 91,7 millones de euros para empresas en Teruel El Fondo de Transición Justa destina 91,7 millones de euros para empresas en Teruel
La térmica de Andorra no emite desde hace 23 meses. Endesa

El Fondo de Transición Justa destina 91,7 millones de euros para empresas en Teruel

Pueden postularse a las ayudas grandes compañías e instalaciones que reduzcan gases contaminantes

Las grandes empresas e instalaciones contaminantes sujetas a comercio de derechos de emisión tienen 20 días de plazo a partir de este 31 de mayo para presentar sus manifestaciones de interés con las que concurrir a las ayudas del Fondo de Transición Justa (FTJ) europeo que destina 91,7 millones a la provincia de Teruel.

El Departamento de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial del Gobierno de Aragón publicó este lunes la orden en el Boletín Oficial de Aragón (BOA). En virtud de la misma, se invita en dos convocatorias ideadas para estos dos grandes bloques empresariales a que manifiesten su interés de acceder a subvenciones destinadas al apoyo de inversiones productivas, así como a impulsar inversiones encaminadas a lograr la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, ambas enmarcadas en el FTJ europeo.

Existe un plazo de 20 días naturales a partir de este martes para la presentación de propuestas, que debe hacerse de manera telemática ante la Dirección General de Energía y Minas. Las intensidades de ayuda máximas para grandes empresas serán del 20%.

“Hemos de ser conscientes de que la descarbonización de la economía nos afecta a todos y, en el caso de las grandes instalaciones industriales que emiten CO2, lógicamente han de hacer un esfuerzo mayor”, dijo el consejero de Industria, Arturo Aliaga.

En esta línea, “a través de los FTJ se prevé abrir líneas de apoyo a esas inversiones que eliminen o reduzcan la emisión de derechos de CO2”, añadió el responsable, que explicó que su departamento trabajará con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) “para redactar las líneas correspondientes a las ayudas para este tipo de empresas, como se ha hecho en otras convocatorias de los PERTES”.

Horizonte 2021-2027

Tal como explica el BOA, el FTJ es un nuevo instrumento en el marco de la política de cohesión de la Unión Europea para el periodo 2021-2027 que tiene el objetivo de mitigar los efectos negativos de la transición climática, prestando apoyo a los territorios más perjudicados y a los trabajadores afectados, y promoviendo una transición socioeconómica equilibrada tras el cierre de plantas como la central térmica de Andorra.

Se trata del primer pilar del Mecanismo de Transición Justa, junto a otros dos vectores: un régimen específico en el marco del programa InvestEU que pretende atraer inversiones privadas, y un mecanismo de préstamo para el sector público con el Banco Europeo de Inversiones para movilizar inversiones adicionales en favor de las regiones afectadas.

Según las bases de la llamada de interés, las acciones que reciban apoyo del FTJ deben contribuir directamente a hacer posible que las regiones y las personas afronten las repercusiones sociales, laborales, económicas y medioambientales de la transición hacia los objetivos de la Unión Europea para 2030 en materia de energía y clima y una economía comunitaria climáticamente neutra de aquí a 2050, con arreglo al Acuerdo de París y al Pacto Verde Europeo.

Por tanto, el FTJ debe abarcar a todos los Estados miembros, pero la distribución de sus recursos financieros debe centrarse en los territorios más perjudicados por el proceso de transición climática, debido a su dependencia de los combustibles fósiles.

En esta línea, la provincia de Teruel ha sido incluida en el Anexo D del Informe País 2020 que publicó la Comisión Europea, junto a otras siete provincias en España, como destinataria de 91,7 millones de euros del FTJ.

Las condiciones

El alcance de este FTJ establece que se podrán apoyar inversiones productivas en empresas que no son pymes -grandes empresas-, siempre que se justifique que, en ausencia de la inversión, las pérdidas de puestos de trabajo superarían el número previsto de empleos creados. Además, estas inversiones productivas deben evitar reubicaciones.

Por otro lado, contempla como subvencionables los proyectos asociados a instalaciones sujetas a comercio de derechos de emisión, siempre que den lugar a una reducción de emisiones de gases de efecto invernadero sustancialmente por debajo de los parámetros de referencia establecidos para una asignación gratuita. Deberán ser actuaciones necesarias para la creación de un número significativo de empleos.

Hidrógeno y química

El artículo 8 del Reglamento del FTJ dispone que podrán acogerse a las ayudas aquellas inversiones destinadas a lograr la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de las actividades enumeradas en el anexo I de la Directiva 2003/87/CE de emisiones, a condición de que las inversiones figuren en el Plan Territorial de Transición Justa -los cacareados Convenios que están por llegar- y siempre que sean necesarias para su ejecución.

Entre las actividades que cita ese anexo I están: combustión en instalaciones con potencia térmica; refinería de petróleo; producción de coque, calcinación o sintetización de minerales metálicos; producción de acero, aluminio, cemento sin pulverizar, cal, vidrio, cerámica, yeso, pasta de papel, ácido nítrico, ácido adípico, ácido de glioxal, amoníaco, productos químicos orgánicos, hidrógeno, carbonato sódico, captura y almacenamiento geológico de gases de efecto invernadero y aviación.

De esta forma, empresas como las que se presentan al Nudo Mudéjar, con proyectos de hidrógeno verde, o la química Oxaquim, que proyecta 370 empleos en Andorra en 2028, podrían estar interesadas.

El redactor recomienda