Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

El Matarraña reabre el aula de Sagalets en Valjunquera después de cumplir la ratio mínima de tres alumnos El Matarraña reabre el aula de Sagalets en Valjunquera después de cumplir la ratio mínima de tres alumnos
Fachada de la escuela infantil Sagalets

El Matarraña reabre el aula de Sagalets en Valjunquera después de cumplir la ratio mínima de tres alumnos

La escuela infantil comarcal pasa en dos meses de 36 a 45 alumnos en diez pueblos

El aula de la escuela infantil Sagalets en Valjunquera reabrirá el próximo 2 de noviembre al cumplir ya la ratio mínima de tres alumnos, lo que elevará a diez las guarderías que ofrece la Comarca del Matarraña en otras tantas localidades.

En concreto, además de Valjunquera, disfrutan del servicio Beceite, Cretas, Fuentespalda, La Fresneda, La Portellada, Mazaleón, Monroyo, Peñarroya de Tastavins y Valdeltormo.

Según explicó este jueves la entidad comarcal en una nota, desde el inicio del presente curso “se ha incrementado paulatinamente el número de inscritos”, pasando de los 36 iniciales a 42, a fecha de 13 de octubre, una cifra que se elevará hasta los 45 niños con la reapertura de Valjunquera.

Los centros infantiles de 0 a 3 años que gestiona la Comarca del Matarraña, y que constituyen uno de los servicios más valorados por los habitantes, abrieron en septiembre con un número variable de alumnos que oscila ba entre los tres y siete niños. El dato de inscritos pone en evidencia los vaivenes que tiene la matriculación en los centros de educación infantil del Matarraña, donde escuelas que este año abrieron con siete alumnos como es el caso de Mazaleón estuvieron a punto de cerrar hace tres años, y otras que llegaron a necesitar dos aulas como la de Cretas ahora iniciaron el curso con una matrícula de tres alumnos, el mínimo para poder abrir.

Flexibilidad absoluta

Mención aparte merecía Valjunquera, que en septiembre no pudo cumplir con la ratio mínima pero las familias tenían bien claro que sería necesaria su reapertura en noviembre.

La alcaldesa y beneficiaria del aula de esta localidad, Susana Traver, explicó que a lo largo del curso se espera que sean cinco las familias interesadas, pero “como había muchos recién nacidos, y necesidades diversas por horarios y reestructuraciones laborales, nos encontramos con que solo éramos dos las que solicitábamos entrar en septiembre”.

No obstante, mes y medio después “ahora somos tres familias las que tenemos la necesidad, pues para nosotras es un gran alivio y estamos muy contentas”, dijo Traver en calidad de usuaria.  “Sabíamos que iba a pasar, que iban a ser solo unos meses. Lo que quiere el Ayuntamiento es poder tener el mayor número de servicios posibles para atender a la población, y más la escuela infantil que tiene una doble vertiente: la de educación a niños y niñas, y por otro lado a las familias nos permite conciliar”.

Preguntada por la flexibilidad que ofrece la comarca para la apertura y cierre de escuelas en virtud de las necesidades, Traver explicó que el Matarraña “siempre ha sido referente a nivel de servicios comarcales y siempre se ha preocupado de que todos los municipios, independientemente de su número de habitantes, tengamos el máximo de servicios para atender a la población”.

“Me siento más que orgullosa de pertenecer al Matarraña. Estoy agradecida por la labor que desempeña y por las facilidades que nos pone gracias a esa involucración que tiene”, concluyó.

El redactor recomienda