Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

El Tren del Tambor lleva a 150 zaragozanos a  La Puebla de Híjar El Tren del Tambor lleva a 150 zaragozanos a  La Puebla de Híjar
Los primeros visitantes llegaron a La Puebla de Híjar pasadas las cuatro de la tarde. Antonio Moragriega

El Tren del Tambor lleva a 150 zaragozanos a La Puebla de Híjar

El municipio recibe a los visitantes con el redoblar de sus tambores y bombos

El Tren del Tambor regresó a La Puebla de Híjar con casi doscientos visitantes procedentes de Zaragoza que fueron recibidos con el fragor de los tambores y bombos de la localidad. La recuperación de esta costumbre se llevó a cabo en 2019 -cuando se celebró la última Semana Santa- pero la pandemia la detuvo en seco. Tras dos largos años detenido, el Tren del Tambor volvió a completar el recorrido Zaragoza-La Puebla de Híjar en uno de los actos más llamativos de la Semana Santa poblana.

Pasadas las cuatro de la tarde, la bocina del Tren Azul se mezcló con el inconfundible sonar de los tambores y bombos. De él bajaron unas 150 personas emocionadas ante semejante bienvenida. Niños, mayores, mujeres y hombres se vistieron de anfitriones haciendo lo que más les gusta: tocar el tambor. Sus toques tradicionales provocaron diferentes sensaciones a los visitantes zaragozanos. La emoción se combinó con el asombro, pero entre todos ganó la alegría. Las caras de felicidad tanto de locales como de forasteros mostraban las ganas que todos tenían de que se pudiera recuperar una tradición como el Tren del Tambor.

En busca de raíces poblanas

Entre los centenares de turistas zaragozanos que se montaron al convoy estuvo el bailador aragonés Miguel Ángel Berna, que viajó hasta el municipio del Bajo Martín en busca de raíces poblanas. Con una trayectoria de más de treinta años, Miguel Ángel Berna es considerado como uno de los referentes a nivel nacional debido a su capacidad para combinar la danza española y el folclore aragonés. El bailador viajó junto a su familia y vibró con el sonar de los tambores y bombos a su llegada.

Los pasajeros del Tren del Tambor regresaron a Zaragoza a la medianoche cuando los tambores y bombos dejaron de tocar en otro de los actos más destacados y emotivos de la Semana Santa poblana: el Cese del toque, a las diez de la noche. El proceso inverso a los tradicionales momentos de Romper la hora, puesto que cientos de tambores se reúnen tocando y terminan al unisono para que se haga el silencio.

El redactor recomienda