Síguenos

409_1200x150-azafran.gif banner click 409 banner 409

Fallece Miguel Perdiguer a los 103 años tras dedicar su vida a la medicina y la fotografía Fallece Miguel Perdiguer a los 103 años tras dedicar su vida a la medicina y la fotografía
Perdiguer señala una de sus fotos el pasado 25 de abril en Andorra. Pilar Sarto

Fallece Miguel Perdiguer a los 103 años tras dedicar su vida a la medicina y la fotografía

El santoleano deja un archivo fotográfico con más de 100.000 instantáneas

Alcañiz despidió este lunes por la tarde a Miguel Perdiguer Aguilar, fallecido este domingo a los 103 años de edad. En este municipio ejerció durante más de medio siglo como pediatra y anestesista.

Nacido en Santolea el 9 de agosto de 1918, dedicó su vida a la medicina y a la fotografía, que fue su gran afición desde que a los 17 años se compró su primera cámara de fotos. El santoleano, que el próximo mes de agosto habría cumplido 104 años, fue un apasionado de su oficio. Lo ejerció primero como anestesista y después como pediatra hasta que cumplió 80 años, 51 de los cuáles los pasó en Alcañiz.

Esas dos fueron sus grandes pasiones en la vida, la medicina, a la que dedicó su vida profesional, y la fotografía, la gran afición que le llevó a recorrer decenas de rincones del Bajo Aragón histórico. Su archivo fotográfico está formado por más de 100.000 instantáneas. Entre estas destacan las que plasman la vida y los lugares más emblemáticos de su Santolea natal.

Su primera cámara fotográfica la compró cuando tenía 17 años y desde entonces ha recogido en imágenes los rincones, tradiciones y municipios más característicos del Bajo Aragón histórico, destacando el archivo dedicado a Santolea, localidad en la que vivió de niño y que terminó siendo abandonada por todos sus vecinos después de que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) inundara la huerta y derribara las viviendas del pueblo para construir un pantano cuyas aguas nunca han llegado al casco urbano.

Como médico recibió el reconocimiento de la Real Academia de Medicina de Zaragoza, que le concedió el Premio al Mérito Profesional en el año 2007, aunque no fue éste el único galardón que obtuvo en su vida profesional. Al mencionado hay que añadir el Premio nacional de fotografía del Banco de Santander y el de la Asociación Española de Farmacia de Letras y Artes 2010.

Como fotógrafo no han sido pocos los reconocimientos que se le han brindado, especialmente  después de cumplir los 100 años. El Ayuntamiento de Alcañiz organizó en 2018 una retrospectiva de su trayectoria, y en 2019 lo hizo el Museo Juan Cabré de Calaceite, inaugurando una exposición que recogía una selección de sus fotografías. Un libro, La mirada detenida, editado por el Grupo de Estudios Masinos de Mas de las Matas, recoge una muestra de esas decenas de miles de fotografías que Miguel Perdiguer realizó a lo largo de su vida.

El redactor recomienda