Síguenos

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

Julián Casanova: “El bombardeo de Alcañiz va más allá del ámbito local” Julián Casanova: “El bombardeo de Alcañiz va más allá del ámbito local”
Julián Casanova, en Alcañiz el pasado año. Archivo

Julián Casanova: “El bombardeo de Alcañiz va más allá del ámbito local”

El historiador reflexiona sobre el valor de conocer el pasado en el día de la Memoria Democrática

Alcañiz se ha convertido esta semana en el lugar de referencia para honrar la memoria de las víctimas de uno de los episodios más oscuros de la Guerra Civil española: el bombardeo de 1938. Han pasado un total de 84 años desde que 500 inocentes perdieron la vida después de que 14.000 bombarderos, 96 tripulantes y unas 170 bombas inundasen de desolación la capital alcañizana. El historiador de Valdealgorfa Julián Casanova es uno de los grandes expertos en el estudio de la memoria histórica en lugares que han sufrido catástrofes similares al bombardeo de Alcañiz. Su charla Grandes Catástrofes del Siglo XX en Europa y sus lugares de memoria  tratará de dar luz sobre la importancia de defender los valores democráticos en un momento  complicado de la historia.

Echar la vista atrás es fundamental para comprender la importancia que tienen los actos conmemorativos que hoy se dan lugar en Alcañiz. “En todo el Siglo XX se han producido grandes catástrofes, como el genocidio armenio, y todas ellas tienen un lugar en la memoria. El bombardeo de Alcañiz se puede meter en ese hilo conductor. Va más allá de ser un hecho local.”, asegura el autor de algunas de las mejores obras sobre la Guerra Civil y sus postrimerías.

El caso silenciado

El caso de la capital bajoaragonesa es notorio debido a que durante un largo periodo de tiempo estuvo silenciado, ya que según Casanova “nunca ha sido fácil hablar de pasados oscuros”. El historiador considera el papel de la dictadura fundamental para que se produjese ese vacío en la memoria histórica: “Partimos de la base de que Europa comenzó la desnazificación en el año 1945, pero Franco estuvo hasta tres décadas después en España. El tema fue mucho más lento y solo ha sido posible conocerlo por investigaciones profundas”. En ese aspecto, Julián Casanova también se acuerda de su colega José María Maldonado, que también formará parte del equipo de expertos al mando de las exposiciones y charlas programadas durante todo el mes de marzo. “Si gente como Maldonado no investigara, todos esos temas no saldrían a la luz” confiesa Casanova. Además, el bajoaragonés cree que “si el bombardeo de Alcañiz hubiera sido conmemorado desde antes, ahora no sería ninguna novedad”.

El historiador equipara la importancia de la investigación con el papel fundamental de la gestión pública con una visión del pasado democrático: “Ocurren temas graves; luego surge la memoria; más tarde se investiga y por último se necesita una gestión pública acerca del pasado”.  Temas que antes “no tenían interés” en muchas ocasiones se convierten en un instrumento político en la actualidad. Sin embargo, honrar la memoria de lo que sucedió debe servir para conocer el pasado y permitir que cada uno “opine sobre ello”. En este aspecto, el catedrático considera que “se necesita una gestión pública del pasado libre porque los valores democráticos deben ser defendidos”.

La politización del pasado, que muchas veces genera polémica entorno a los actos para la conmemoración de la memoria democrática, no tiene cabida en el discurso que Julián Casanova tratará de transmitir a los alcañizanos mañana a partir de las 20 horas en el salón de actos del Palacio Ardid. “En el año 2022, no tiene ninguna defensa que se diga que con estos actos se está removiendo el pasado. Las investigaciones han permitido tener una oferta enorme para poder conocer el pasado. Yo siempre defiendo que hay que investigar las cosas. Ese es el trabajo de los historiadores”, reflexiona el de Valdealgorfa.

La interpretación de los hechos y el convencimiento se mantienen al margen de sus labores. Aunque el historiador hace hincapié en la trascendencia negativa que tiene transmitir información errónea para la conformación de una memoria democrática: “Las mentiras y la propaganda desempeñan un papel muy importante porque una vez se introducen es muy difícil luchar contra ellas”.

Una charla para secundaria

En el marco de los actos programados por el Ayuntamiento de Alcañiz para los próximos días, la visita del historiador también incluye una charla con los alumnos del centro de educación secundaria y FP. “Debemos llevar todo el asunto a centro de secundaria. Los jóvenes deben saber reconocer los comportamientos agresivos y el motivo por el que suceden”, comenta Casanova. En ese aspecto, el historiador encuentra ciertas incoherencias en el procedimiento de divulgar la historia: “No tiene sentido que para el selectivo se tenga que estudiar la sucesión de los reyes visigodos y no se hable del bombardeo de Alcañiz, por ejemplo. Este suceso está en la misma línea que el de Gernika, pero sin haber sido pintado por Picasso”.

El Catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Zaragoza vuelve a recalar en el asunto de remover el pasado para tratar de explicar esta incongruencia. “El asunto se supone que no se trataba porque removía el pasado, pero sin embargo, se estaba removiendo el pasado de cinco siglo atrás y no pasaba nada”, resume.

La importancia del combate

La importancia del bombardeo de Alcañiz resulta clave para entender el desenlace de la Guerra Civil española. El silencio que lo rodeó durante varias épocas era muestra de la crueldad con la que había sido cometido. Según Casanova son varios los motivos que han provocado tanta incógnita alrededor de uno de los sucesos más escabrosos del combate nacional. El historiador realiza una diferenciación clara entre la disputa entre batallones  y los ataques a civiles: “Cuando se da el paso de atacar la retaguardia no hay marcha atrás y el objetivo cambia. Ya no se pretende acabar con el enemigo, sino ganar la guerra generando terror en la población”. Además de los centenares de víctimas, el bombardeo de Alcañiz dejó una profunda marca en aquellos que sobrevivieron. “Partiendo de que hasta el 75, con la muerte de Franco, no se podía hablar, los padres y los abuelos que sobrevivieron no se atrevían a rescatar este episodio. Han sido los nietos los encargados de recuperar la memoria”, calcula Casanova.

Por otra parte, la participación de la aviación italiana junto a las milicias franquistas que resultaron vencedores de la batalla es otro aspecto que el historiador turolense destaca en los motivos por los cuales el bombardeo de Alcañiz fue tan importante para el desarrollo de los acontecimientos: “No es casualidad que sucediera en ese momento justo. Las tropas italianas procedían de un país que tenía como líder a un dictador. Ellos apoyaban a Franco”. Sin embargo, desde el primer momento se intentaron ocultar los acontecimientos por parte de los encargados de causar el temor en la población alcañizana. “Los supuestos vencedores muchas veces han ocultado este asunto por interés”, comenta Julián Casanova.

El conflicto actual

El conflicto entre Rusia y Ucrania ha hecho tirar la vista hacia atrás a muchos alcañizanos los últimos días. El historiador de Valdealgorfa encuentra similitudes con el bombardeo que acabó con la capital del Bajo Aragón y muchos de los conflictos surgidos durante el Siglo XX o XXI, como es el caso de la reciente guerra entre rusos y ucranianos: “No podemos estar en Alcañiz pensando que la guerra no nos incumbe. Si le explicas a alguien de Ucrania lo que pasó aquí entenderá al instante los motivos por los que se celebran actos como el de hoy”.

La sabiduría de Julián Casanova ayuda a comprender la impetuosa necesidad de defender los valores democráticos ante las injusticias del pasado: “Si en algún momento pierdes los valores éticos que recibiste mediante la educación te olvidas del pasado”, concluye el historiador.

El redactor recomienda