Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

La asociación Atadi busca director para poner en marcha la residencia de Alcañiz La asociación Atadi busca director para poner en marcha la residencia de Alcañiz
Responsables de Atadi y del Ayuntamiento de Alcañiz visitan las obras, en una imagen de archivo

La asociación Atadi busca director para poner en marcha la residencia de Alcañiz

El centro podría abrir a finales de año tras un último retoque en el proyecto

La Asociación Turolense de Ayuda a la Discapacidad Intelectual (Atadi) ha lanzado una oferta de trabajo para cubrir el puesto de dirección de la nueva residencia de Alcañiz, que después de una década de tramitaciones espera inaugurar a finales de este año. Un nuevo contratiempo en forma de actualización de proyecto para cumplir con la normativa de edificios de ámbito social demora en este momento la apertura.

“Todavía no nos atrevemos a poner una fecha concreta para abrir”, confesó el gerente de Atadi, Ramón Royo, quien explicó que, tras una inspección reciente de Servicios Sociales del Gobierno de Aragón, resulta que el complejo residencial tiene que contar con un pasillo cerrado desde el centro ocupacional a la residencia. No será suficiente con que los usuarios pasen por el jardín privado, lo que ha derivado en un nuevo proyecto y una nueva tramitación de obras.

Una vez esté la actuación finalizada y Atadi cumpla la normativa con pulcritud, volverá Inspección para otorgar la autorización provisional de apertura, trámite que permitirá poner en marcha un centro concebido para 22 plazas aunque cuatro de ellas estarán reservadas para respiros familiares.

Usuarios

Las 18 restantes comenzarán a llenarse con usuarios con domicilio en Alcañiz y el Bajo Aragón “que ahora tenemos en otras residencias” repartidas por la provincia y que se acercarán a sus localidades de origen.

De esta tarea se encargará ya la nueva dirección del centro, para cuya cobertura Atadi ha lanzado una oferta de empleo. Es preciso tener diplomatura o grado en áreas socio-educativas y formación complementaria en dependencia o discapacidad, dirección de residencias u otras áreas de conocimiento relacionadas con la atención a la dependencia. Se valorará experiencia en el sector superior a tres años.

Entre otras tareas encomendadas, figuran las de dirigir al personal de la residencia, centro de día y centro ocupacional, estar en contacto con las familias, tareas administrativas y confección de calendarios. La incorporación será inmediata.

Ya está acabada y equipada

La obra de la demandada residencia de Atadi en Alcañiz ya está terminada gracias a una última inyección de 1 millón de euros que aportó el Fite en dos anualidades, además de 200.000 euros que inyectó una fundación italiana para equipar el espacio y 100.000 euros de fondos propios de Atadi que ahora habrá que complementar para esta pasarela cerrada. En total, se han invertido en la última década cerca de 2 millones de euros.

El terreno, ubicado en la avenida Bartolomé Esteban junto al centro de día, ha sido cedido por el Gobierno de Aragón, que ofreció a Atadi una concesión demanial para 35 años.

La residencia tendrá 18 plazas de forma continua y cuatro más de respiro “para casos urgentes de familias que tienen que viajar y nos dejan por unos días a sus hijos, un servicio muy bien valorado”, explicó Royo, quien consideró que un centro de menos de 20 plazas “da calidad y calidez”.

El proyecto ya tuvo una modificación con respecto a lo ideado en origen, pues “la residencia estaba prevista para más plazas pero hemos unido cuatro habitaciones para hacer dos apartamentos de dos plazas cada uno”, subrayó Royo. Estos serán utilizados por usuarios más autónomos, con una vida más independiente. El resto serán habitaciones dobles de uso individual.

En cuanto al empleo, “una residencia de estas dimensiones, con dos personas por turno, suele generar unas 20 plazas” entre personal del centro ocupacional que “pasará a hacer servicios de residencia, limpieza, enfermería, fisioterapia, trabajo social o psicología”, enumeró Royo.

“Sería nuestro deseo empezar en Alcañiz antes de que acabe el año”, subrayó el responsable, quien explicó que la capital del Bajo Aragón por fin dará servicio a los usuarios que hasta ahora se han tenido que desplazar a otras localidades con menos población como Alcorisa, que ofrece 30 plazas para personas con discapacidad intelectual.

El redactor recomienda