Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

La balsa de Algars que soluciona el problema de abastecimiento en Cretas ya está en funcionamiento La balsa de Algars que soluciona el problema de abastecimiento en Cretas ya está en funcionamiento
La nueva balsa de abastecimiento de agua de boca, en proceso de llenado y en pruebas

La balsa de Algars que soluciona el problema de abastecimiento en Cretas ya está en funcionamiento

Acabada la obra y realizadas las pruebas, el Ayuntamiento ha comenzado el llenado

El Ayuntamiento de Cretas ha empezado a llenar y a abastecerse de agua de boca procedente de la nueva balsa lateral que ha construido en el paraje de Plans Serrats, cerca del río Algars. Transcurrido el periodo de pruebas y carga, el municipio se garantiza el agua en los meses de estío. La reserva hídrica permitirá a los vecinos decir adiós a las restricciones en el consumo que han sufrido en los últimos años en los meses de julio y agosto.

Las obras en esta balsa, que tiene una capacidad para 25 millones de litros (25.000 metros cúbicos), terminaron hace un mes, según confirmó el alcalde, Fernando Camps. Desde entonces, se están realizando pruebas de llenado con el objetivo de determinar “si hay que realizar algún tipo de corrección en la lona superficial”.

Según calculó el primer edil, la balsa no se ha llenado por completo en julio, sino que calculamos que estará a mitad. Sin embargo, “aunque logremos llenar solamente la mitad de la capacidad que tiene la balsa, creemos que será suficiente y pasaremos el verano sin que se produzcan problemas de abastecimiento”, añadió Camps. No en vano, señaló que “cada día gastamos en Cretas unos 400.000 litros de agua”.

Reserva

La ventaja de tener esta reserva hídrica, apostilló el edil, es que “además evitaremos secar el río, que es lo que ocurría todos los años cuando bombeábamos agua para beber, de manera que, si ya no tenemos que hacerlo, habrá más recurso hídrico en las pozas para que la gente pueda bañarse, y eso favorecerá al sector turístico”.

La balsa se llena sin necesidad de realizar bombeos adicionales al actual, que se está utilizando para elevar el agua a los depósitos del pueblo. Tal y como explicó Camps, “la tubería de abastecimiento pasa por la propia balsa, de manera que hemos conseguido que el agua fluya, porque entra por un lado y sale por otro, y no queda ni estancada ni almacenada en ningún momento”.

El primer edil hizo hincapié en que  se espera  que ésta sea “una solución definitiva para terminar con los problemas de abastecimiento que hemos tenido en los últimos años en los meses de verano”, si bien hay que realizar algunos retoques en el sistema de elevación Se trata de “pequeñas cuestiones como el cambio del tipo y diámetro de tubería, algo que haremos poco a poco”, añadió. En concreto, “unas tuberías son de 180 milímetros y otras de 90, y hay que sustituir estas últimas para que pueda bajar más agua a las bombas desde las que se realiza el bombeo”. En este sentido, calculó que habrá que sustituir alrededor de dos kilómetros de tuberías.

Captación en un azud

En la actualidad, el municipio obtiene el agua mediante una captación de aguas superficiales derivadas de río Algars, en un azud desde el cual el agua se conduce por presión natural a través de una tubería de polietileno hasta una caseta de bombeo situada a unos tres kilómetros de distancia. Desde allí es bombeada hasta los depósitos municipales de almacenamiento. Así las cosas, desde la balsa recién construida la tubería llega hasta los depósitos del pueblo que se encuentran conectados con la captación del río y una vez allí “el agua se depura y se eleva finalmente hasta los depósitos que están en Cretas y que distribuyen el agua a los domicilios”.

La obra ha costado 200.000 euros, que se han financiado con aportación propia (alrededor de 110.000 euros) y con la realizada por la Diputación de Teruel (80.000 euros).

Balsa lateral

De momento en la zona se sigue esperando a la construcción de una balsa lateral de mayores dimensiones, también junto al cauce del río Algars, destinada al abastecimiento de agua de boca de distintos municipios del entorno que sufren restricciones o escasez. A la vista de que este proyecto no tiene visos de ser autorizado ni financiado por el Gobierno central a corto y medio plazo, el municipio cretense optó por construir esta balsa alternativa que ha financiado con sus propios recursos y que da una solución al grave problema de falta de agua de boca en verano. No obstante, para poder llevar a cabo este proyecto, el Ayuntamiento de Cretas esperó meses a obtener los permisos por parte de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y adquirió los terrenos donde se ha construido.

El redactor recomienda