Síguenos
El Ayuntamiento de Cretas construirá una balsa para garantizar el agua de boca al municipio El Ayuntamiento de Cretas construirá una balsa para garantizar el agua de boca al municipio
La balsa se construirá en una terraza próxima a la captación de aguas del río Algars

El Ayuntamiento de Cretas construirá una balsa para garantizar el agua de boca al municipio

La obra, que ya cuenta con todos los permisos, se acometerá esta primavera

El Ayuntamiento de Cretas construirá esta primavera una  balsa lateral de regulación junto al río Algars para garantizarse el agua de boca en los meses de verano, cuando se suele ver obligado a establecer restricciones de uso  entre la población por la escasez de agua. La actuación, que se encuentra en periodo de licitación, consiste en la construcción de una balsa con una capacidad para albergar casi 25 millones de litros de agua (en concreto 23.500 metros cúbicos).

Las empresas interesadas en la construcción tienen de plazo hasta el viernes de la semana que viene para realizar ofertas, si bien este viernes tendrá lugar una visita a la zona donde se tiene que levantar la balsa, visita de carácter obligatorio para los licitantes interesados en optar a la ejecución, según explicó el alcalde de Cretas, Fernando Camps.

El Ayuntamiento plantea tener construida la balsa en el mes de marzo para iniciar el llenado y conseguir tener una pequeña reserva de agua en verano. El alcalde reconoció que “probablemente no la podremos llenar en su totalidad como sí podríamos hacer en invierno, pero al menos intentaremos tener algo de agua para encarar el mes de julio y agosto, que son los meses en los que se duplica la población en Cretas y en los que nos vemos obligados a restringir el consumo”.

Captación

En la actualidad el municipio de Cretas obtiene el agua mediante una captación de aguas superficiales derivadas de río Algars, en un azud desde el cual el agua se conduce por presión natural, a través de una tubería de polietileno, hasta una caseta de bombeo situada a unos tres kilómetros de distancia, desde donde es bombeada hasta los depósitos  municipales de almacenamiento.

Es durante los meses estivales cuando la localidad matarrañense tiene problemas de falta de suministro, debido fundamentalmente a la ausencia de lluvias en la zona, que evita la acumulación de agua en el azud de captación, al menos durante 15 o 20 días consecutivos en verano. A esto se suma el aumento de la demanda de agua producido por el incremento de la población, especialmente en agosto.

El Ayuntamiento optó por la construcción de una balsa de suficiente capacidad (23.500 metros cúbicos) en previsión de los bajos caudales del río Algars en verano. El objetivo es realizar el almacenamiento en los meses anteriores a la época de estío.

Así las cosas, el proyecto plantea seguir utilizando la tubería existente, que conecta la captación en el azud con la caseta de bombeo, de tal manera que el caudal necesario para la bomba pueda aportarse desde la balsa o directamente desde el azud.

El coste de la obra ronda los 200.000 euros, tal y como comentó el alcalde. Esta cuantía se financiará con una subvención del FIMS de la Diputación de Teruel y con fondos propios.

Terrenos

La balsa se construirá en unos terrenos adquiridos por el Ayuntamiento de Cretas que se encuentran en la primera terraza del río Algas, a unos 20 metros del cauce,  a unos 1.200 metros aguas abajo del azud de captación y a unos 1.900 metros aguas arriba de la caseta de bombeo.

Actualmente, según Camps, el Ayuntamiento ya dispone de los permisos de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) para realizar la actuación. “Ha costado tiempo conseguirlos, porque todos estos trámites administrativos requieren tiempo, pero en este momento ya tenemos autorización, de manera que cuando la balsa esté construida podremos empezar a llenarla, eso sí, siempre que haya caudal suficiente”.

Camps confió en que esta intervención sea la solución a los problemas de falta de agua que sufre la localidad de Cretas durante la época de estío. No obstante, recordó que el río Algars suele llevar poco caudal de agua y que es necesario llenar la balsa en invierno para poder tener garantías de un abastecimiento continuado durante los meses de julio y agosto. “Si no llueve no se solucionarán los problemas de abastecimiento de agua, porque si sigue así será éste uno de los años más duros; por este motivo queremos llenarla en invierno para tener agua para el verano”, comentó el alcalde.

En cualquier caso, el primer edil insistió en que “si en los siguientes veranos conseguimos tener la balsa llena con los 23.500 metros cúbicos, el abastecimiento está garantizado”. No en vano, “con un consumo diario de entre 300.000 y 400.000 litros diarios hay margen suficiente para tener una reserva de 30 o 40 días”, añadió.