Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

La campaña ‘Ayúdanos, el fuego no perdona’ conciencia en el medio rural La campaña ‘Ayúdanos, el fuego no perdona’ conciencia en el medio rural
Torrecilla de Alcañiz acogió durante la semana pasada una de las charlas sobre prevención. Gobierno de Aragón

La campaña ‘Ayúdanos, el fuego no perdona’ conciencia en el medio rural

El programa sensibiliza a escolares, agricultores y APNs sobre el peligro de las llamas
Los incendios forestales son uno de los mayores peligros en las zonas rurales y marzo es el mes en el que más incendios se producen por quemas en los huertos. Esta combinación provoca que desde el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón se lleven a cabo distintas charlas para tratar de concienciar a los diferentes sectores de población de los peligros que trae consigo el fuego. A lo largo de este mes, algunos de los técnicos de prevención de incendios han pasado por los municipios de las comarcas del Bajo Aragón y el Matarraña para informar a escolares, agricultores, agentes de protección de la naturaleza (APNs) y trabajadores de otros sectores que pueden ocasionar incendios sobre el uso que deben hacer del fuego.

A pesar de que Aragón la población está muy concienciada respecto al uso de las llamas, tal y como explica el técnico de prevención de incendios forestales Gabriel Rodríguez, la campaña que se lleva a cabo desde el año 2016 sirve para concienciar y refrescar a toda la población acerca de la utilización que se debe realizar del fuego. “Aquí la gente está muy concienciada, apenas hay incendios provocados y la mayoría se producen por errores o negligencias”, comenta Rodríguez. Precisamente, con el fin de que esas equivocaciones no salgan demasiado caras, durante el mes de marzo se realizan charlas por algunos de los pueblos de la zona. A lo largo de esta semana los técnicos han visitado Torrecilla de Alcañiz, Albalate, Valderrobres o Fuentespalda.

Su labor en cada localidad consiste en dar una pequeña formación a los diferentes grupos de población con el objetivo de evitar futuros incendios.

Desde los más jóvenes hasta los más mayores reciben pautas para conocer cómo se debe actuar en torno al fuego. En los colegios e institutos, donde se llevan a cabo el mayor número de actividades, se instruye a los alumnos para que sean conscientes de los riesgos que supone el fuego y otorguen valor al entorno natural que les rodea.

Por su parte, a los más mayores, que suelen ser agricultores del medio rural, se les recuerdan algunas de las medidas básicas para la correcta utilización de las llamas en el campo: “Los agricultores pueden realizar quemas desde octubre hasta el 31 de marzo, por lo general. Por este motivo se les recomienda que lo hagan de manera prudente”.

El hecho de que la mayoría de agricultores en estas zonas sea una población envejecida es otro de los motivos de suma importancia para la realización de este tipo de talleres. “Uno de cada cuatro incendios, en número, son provocados por las quemas. La mayoría se producen por un exceso de confianza y cansancio acumulado”, comenta el técnico de prevención encargado de dar las charlas en la comarca bajoaragonesa.

Sin embargo, los vecinos de estos municipios no han sido los únicos en recibir este tipo de charlas. Dentro del programa Ayúdanos, el fuego no perdona, los APNs también reciben unas jornadas de formación con el principal objetivo de unificar el mensaje que se debe transmitir y la metodología que se debe utilizar para ello. Además, los trabajadores de otros sectores que pueden ocasionar incendios de manera involuntaria también son objeto de estas charlas.

“Trabajadores de empresas como madereras, aerogeneradores o incluso de mantenimiento de carreteras muchas veces no son conscientes de que pueden provocar un incendio”, asegura Gabriel Rodríguez.

La actividad, que recorrerá durante la semana próxima diferentes municipios turolenses, ha servido para concienciar a los vecinos de la comarca del Bajo Aragón y del Matarraña sobre los peligros del fuego en el territorio rural.

El redactor recomienda