Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

Las Cortes piden al Ejecutivo aragonés que tome más medidas para acabar con la plaga de conejos en Albalate del Arzobispo y otros términos Las Cortes piden al Ejecutivo aragonés que tome más medidas para acabar con la plaga de conejos en Albalate del Arzobispo y otros términos
Votación en la Comisión de Agricultura de las Cortes de Aragón

Las Cortes piden al Ejecutivo aragonés que tome más medidas para acabar con la plaga de conejos en Albalate del Arzobispo y otros términos

Aprobada una propuesta conjunta de Partido Popular y Ciudadanos

Las Cortes de Aragón apoyaron este martes una propuesta conjunta de PP y Ciudadanos para que el Gobierno autonómico ayude a las zonas afectadas por la plaga de conejos mediante el avance en la concentración parcelaria en municipios como Albalate del Arzobispo, así como con la reducción al mínimo del índice de rendimiento neto para la estimación objetiva del IRPF de los cultivos de las zonas afectadas para compensar a los agricultores la disminución de sus ingresos.

Lo aprobó ayer la Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, por unanimidad en el caso de la concentración parcelaria y con la única abstención de Podemos en el caso de los módulos del IRPF. No obstante, la propuesta para crear una línea de ayudas a las sociedades de cazadores para la gestión de las superpoblaciones fue rechazada tras obtener solo el apoyo de PP, Cs y Vox.

En defensa de la iniciativa conjunta, Joaquín Juste (PP) reclamó que “no puede ser que el peso de la superpoblación de biodiversidad siempre vaya a costa de los ganaderos, agricultores y cazadores y que sean ellos quienes tengan que asumir los costes de los daños”. Además, detalló que los cereales de secano en Albalate “llevan diez años afectados por esta superpoblación de conejos” y que los daños han ascendido en el último año a “casi 58.000 euros”.

Asimismo, desde Ciudadanos, Ramiro Domínguez evidenció que tanto Albalate como Valdejalón y Zuera están afectadas por las poblaciones excesivas de conejos. El parlamentario puso de relieve que “hay agricultores que han perdido el 80% de su cosecha y los cazadores, que pagan parte de los daños, no pueden más”.

Por ello, Domínguez reclamó al Gobierno de Aragón “soluciones urgentes” para combatir la plaga, al tiempo que lamentó que los grupos que apoyan al Ejecutivo autonómico no aceptaran la iniciativa de Cs para aumentar el apoyo a los cazadores para combatir esta lacra, puesto que a su juicio llevan mucho tiempo siendo una pieza fundamental en esta labor.

Flexibilización de la caza

La parlamentaria socialista Silvia Gimeno recordó algunas de las medidas impulsadas por el Gobierno de Aragón para el control de los daños. “Aragón ha sido la que más ha flexibilizado su plan de caza” y, además, “desde las Cortes aprobamos el decreto ley de medidas extraordinarias para el control de la especie del conejo común”, subrayó. “Los ayuntamientos también deben poner su granito de arena y esforzarse en utilizar la normativa y la legislación que ampara estas acciones de control”, defendió.

Desde Podemos, Nacho Escartín reconoció que “la superpoblación de conejos está causando graves problemas en la actividad del sector primario”, pero cuestionó si “la caza es la mejor solución para atajar el problema”.

Joaquín Palacín (CHA) se mostró de acuerdo en “trabajar en la concentración parcelaria” y que sea “lo antes posible”, así como en “la reducción de los módulos del IRPF que puede ayudar a los agricultores”, pero no compartió la creación de una línea de ayudas para la caza “porque se pueden tomar otro tipo de medidas”.

Para Santiago Morón (Vox), se trata de “una situación grave para el sector agrícola aragonés a la que el Gobierno no consigue encontrar una solución, pero por lo menos se deberían buscar medidas para minimizar los daños que esta plaga de conejos provoca en las economías de los agricultores y ganaderos”.

Desde el PAR, Esther Peirat defendió que los agricultores y ganaderos “saben las actuaciones que se están llevando a cabo” desde el Ejecutivo y aseguró que la alcaldesa de Albalate, Isabel Arnas, “está en comunicación con el Departamento para solventar el problema”.

Sarna en Teruel

La Comisión rechazó, por otra parte, la proposición no de ley del grupo parlamentario Vox en Aragón sobre el brote de sarna sarcóptica con los votos en contra de PSOE, Podemos, CHA y PAR, mientras que PP y Cs mostraron su posición favorable.

La iniciativa de Vox solicitaba instar al Gobierno a “efectuar, con carácter de urgencia y con fecha límite el 31 de diciembre, un análisis que verifique el grado de afección de la población de la cabra montés con sarna sarcóptica en la provincia de Teruel, realizando un control poblacional de manera urgente”.

El texto también proponía “revisar el actual protocolo de actuación y estudiar la conveniencia de utilizar nuevos tratamientos que se han demostrado más efectivos en el tratamiento de la enfermedad”, y llevar a cabo “reuniones junto a sus homólogos de las comunidades valenciana y catalana, así como las federaciones de caza”.

El portavoz de Vox, Santiago Morón, explicó que los primeros casos se notificaron en noviembre de 2017 y puso de relieve que los confinamientos de 2020 motivaron que no se pudiera ejercer el control poblacional, lo que ha supuesto “que el brote sea más extenso y difícil de controlar”. En este sentido, denunció que “el protocolo no está ofreciendo los resultados previstos” y recalcó que es “necesario tomar medidas más efectivas”.

La diputada socialista Silvia Gimeno se mostró “preocupada” por esta situación, pero aseguró que “el problema de la sarna ha estado en la agenda del Gobierno de Aragón desde su aparición”. Además, preguntó a los portavoces de la oposición “cuáles serían sus soluciones” porque, en su opinión, lo que pide la iniciativa “ya se está haciendo”.

Por parte de PP, Antonio Romero aseguró que “voluntad ha habido”, pero denunció que “los protocolos aprobados no han dado los resultados esperados”. En este sentido, lamentó que “la enfermedad se haya extendido con más rapidez de la deseada”.

El redactor recomienda