Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Los vecinos de Beceite piden al Justicia de Aragón que intervenga por las tasas Los vecinos de Beceite piden al Justicia de Aragón que intervenga por las tasas
La última protesta vecinal tuvo lugar el pasado 21 de agosto.

Los vecinos de Beceite piden al Justicia de Aragón que intervenga por las tasas

Presentan una queja en la que denuncian que el Ayuntamiento fomenta la división entre vecinos

La Asociación de Vecinos de Beceite ha presentado una queja al Justicia de Aragón por el cobro de tasas que aplica el Ayuntamiento a los vecinos no empadronados que tienen su segunda residencia en el pueblo. Los afectados piden a Ángel Dolado que admita su queja y emita un informe instando al Ayuntamiento “a corregir las ordenanzas fiscales” de acceso al Parrizal y la Pesquera sin discriminar entre empadronados y no empadronados; “a no fomentar la división entre los vecinos” y a que “se abstenga de usar los recursos públicos para atacar a los vecinos no conformes con sus actuaciones”.

En su escrito, los representantes de la asociación explican que las ordenanzas reguladoras del precio público de aparcamiento en las dos zonas naturales “discrimina entre empadronados y no empadronados, al incluir beneficios fiscales entre los que pagan el Impuesto de Vehículos de  Tracción Mecánica (IVTM) en el municipio”. Recuerdan que para tener un vehículo matriculado en un municipio se debe estar empadronado en el citado municipio y que es obligatorio que la dirección del vehículo sea la misma que la dirección de nuestro empadronamiento, tal y como consta en el Reglamento General de Vehículos’. Añaden que para estar empadronado en un municipio, éste debe ser nuestro lugar de residencia, según el Reglamento de Población y Demarcación de las Entidades Locales. “Lo contrario es un empadronamiento fraudulento”, que está penado “incluso en el Código Penal, si se lleva a cabo con un afán lucrativo, como puede suceder en el caso de las ventajas fiscales. Por tanto, entienden que exigir el pago del IVTM en Beceite “equivale a exigir estar empadronado en el municipio para tener derecho a los beneficios fiscales”, la “única solución” que se ofrece desde el consistorio.

“Alargar el problema”

Añaden que en estos dos últimos años, el Ayuntamiento “ha ido cambiando los argumentos por los que se había aplicado esta tasa a los vecinos no empadronados: en un principio por el control de aforo debido a la pandemia de Covid, para a continuación esgrimir que se trataba de un incentivo para empadronarse y, finalmente, por motivos económicos, debido a la precaria situación de las cuentas públicas”.

En su carta al Justicia, detallan que las dos reuniones mantenidas con el alcalde y el vicealcalde en julio “solo sirvieron para alargar el problema en el tiempo sin aportar ninguna solución” y que los dos representantes municipales “solamente hicieron hincapié en la mala situación de las cuentas públicas como argumento para no reconsiderar la medida o valorar las propuestas de la Asociación de Vecinos”. Según detallan, “se propuso como solución la expedición de 2 tarjetas de acceso de vehículo por vivienda, que había sido la forma de acceder hasta el año 2020”. Hasta el cambio de normativa, no había control en el número de tarjetas expedidas (con un coste simbólico de 2 euros).

La Asociación lamenta el “menosprecio” que consideran han sufrido del Ayuntamiento, que reclama a los no residentes que se empadronen en Beceite “para recuperar los beneficios que tienen los vecinos empadronados”, genéricos para todos hasta el año 2020.

Creen que las ordenanzas se mantienen vigentes “con pleno conocimiento de su ilegalidad y con la finalidad de perjudicar a parte de los vecinos de  Beceite que no se puedan acoger a los beneficios fiscales en función del empadronamiento”.

Finalmente, motivan sus argumentos jurídicos en abundante jurisprudencia, una Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha de 18 de marzo de 2004s; otra del Tribunal Cconstitucional de 21 de noviembre de 1994, asi como un pronunciamiento del Defensor del Pueblo de 1998.

Por último, la Asociación afirma en su queja a Ángel Dolado que “debido a esta situación y a la aplicación de dicha normativa se está creando un clima de discordia entre los vecinos” que “se perpetúa cuando el Ayuntamiento, lejos de escuchar propuestas alternativas, utiliza los recursos públicos (bando y buzoneo) para difundir su respuesta y sus mensajes faltos de verdad en contra de los vecinos no empadronados”. En el último de ellos, el primer edil enumera las obras realizadas y la reducción de la deuda municipal desde los 300.000 a los 34.000 euros, a la vez que menciona que la Agencia Tributaria ha comunicado que la deuda de la sociedad municipal Beseit Activa SL asciende a prácticamente 800.000 euros.

El redactor recomienda