Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

349_1200x150-mas-de-cebrian.gif banner click 349 banner 349

Los vinos del Bajo Aragón se reencuentran con el gran público tres años después Los vinos del Bajo Aragón se reencuentran con el gran público tres años después
Una cuadrilla de jóvenes brinda por el buen vino de la tierra, ayer en el recinto ferial. M. N.

Los vinos del Bajo Aragón se reencuentran con el gran público tres años después

La Feria de Cretas aglutina a 20 bodegas del Bajo Aragón y la Terra Alta, y promueve el turismo
La XXI Feria del Vino de Cretas ya está en marcha. Una veintena de bodegas de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Vinos del Bajo Aragón y de la Denominación de Origen (DO) Terra Alta muestran productos de gran calidad al consumidor final en un evento que se ve complementado con los 90 puestos y toda la programación paralela del XVI Mercado Medieval.

Entre las bodegas, hay ocho de la provincia de Teruel (el 40%) que hacen las delicias de los aficionados a los vinos de kilómetro cero. Se trata de Cooperativa del Campo San Pedro, Venta d'Aubert, Mas de Torubio (Cretas); Bayod Borrás (Fórnoles); Bodegas Salvador y Bodegas Crial (Lledó), Amprius Lagar (Calaceite) y Démeter de Tastavins (La Portellada).

Público del Matarraña, Bajo Aragón en general, Tarragona, Barcelona Castellón y Zaragoza se acercará a Cretas hasta las 20 horas de este domingo para degustar las propuestas de este año, que se pueden catar con el mismo sistema de tiques que en otras ediciones: ocho euros, diez vales.

La pandemia lastró las ediciones de 2020 y 2021. “Después de dos años de parón ya teníamos ganas” de volver a la actividad, también asociaciones como la del Medievo que organiza el mercado de artesanía en un marco ideal como es el casco urbano empedrado de Cretas. “Ha acudido gente de todos los lados, familias enteras que hacía años que no venían han reabierto sus casas y estamos muy contentos. Solo esperamos que el tiempo nos aguante para que la fiesta sea completa”, dijo el alcalde de Cretas, Fernando Camps.

El regidor valoró la sofisticación de las bodegas comarcales. “El sector vinícola hace unos años que está trabajando bien. Antes se hablaba de hacer mucha uva, aunque en los últimos tiempos están cosechando menos pero de mucha calidad. Las bodegas pequeñas están haciendo vinos muy buenos y gente joven se está animando a trabajar las viñas para elaborar unos caldos buenísimos”, manifestó Camps.
 
Las autoridades asisten al acto del pregón del Mercado Medieval, ayer en la plaza de España de la monumental plaza de Cretas. M. N.


En cuanto a la respuesta de los bodegueros, ha vuelto a ser excepcional y el recinto ferial se ha llenado con 20 empresas y cooperativas y varios expositores de tapas. El alcalde confesó que tenían respeto tras dos años de parón, pero no ha habido que insistir demasiado para que volvieran a la feria de casa a presentar sus nuevos productos. “Estamos en Semana Santa ya, hay mucha afluencia y las bodegas aprovechan para vender sus vinos. El recinto ferial está lleno y estamos muy felices”, añadió Camps.

Este fin de semana, los alojamientos de Cretas y de buena parte de la Comarca del Matarraña están llenos, de modo que “turismo y enología” vuelven a ponerse de acuerdo para generar riqueza. Camps destacó que en los últimos años el enoturismo ha cogido auge, hasta el punto de que son los propios bodegueros los que hacen de guías turísticos por el casco urbano de Cretas.

Nuevo embajador


En esta ocasión, fue nombrado embajador de los vinos de la tierra el diputado nacional Alberto Herrero, que sucede en el cargo a la alcaldesa de Teruel, Emma Buj, y a la exdiputada en Cortes Yolanda Vallés.
“Es para estar muy agradecido estar en Cretas y en una feria que es tradicional”, dijo Herrero, quien aseguró que “es ejemplo de turismo, afluencia y labor ardua de mucho tiempo”.

El también alcalde de Calanda, donde el melocotón es el principal sector económico, sabe bien que la agroindustria es “la base de gran parte de la provincia”, por lo que lamentó que en la última semana se hayan dado heladas importantes en el campo bajoaragonés. “Es un sector que genera gran parte del PIB de nuestros municipios y es fundamental para mantener a la gente”, aseveró.

En adelante, Herrero se compromete a ser “fiel defensor de unos caldos tan preciados” como son los de Cretas, Matarraña y Bajo Aragón en general que “no tienen que envidiar nada” a otras Denominaciones de Origen de diferentes puntos de Aragón y de España.

Por su parte, la embajadora en la sombra en los dos últimos años, Yolanda Vallés, mostró “su compromiso de trabajo por esta tierra”, divulgando sus buenos vinos. Tuvo un recuerdo a los que “ya no están”, a la sinrazón de la guerra en Ucrania y deseó que, como el buen vino, la feria “vaya madurando” para seguir poniendo en valor la producción de la tierra.

Entre el público había numerosas cuadrillas de gente joven y también más veterana. Entre las primeras, Alejandro Moral aseguraba que su grupo de amigos es de cerveza y vino a partes iguales, si bien “con las comidas un buen vino siempre entra de maravilla”.

Siempre que tienen opción en los restaurantes de la zona se decantan por uno del Matarraña, y pusieron como favoritos a Crial de Lledó y la Cooperativa de San Pedro de Cretas.

David García, vecino de Rubí (Barcelona), es la segunda vez que acude a esta cita movido por amigos turolenses. “Somos de Barcelona pero en realidad nos gustan mucho los vinos de la región. Somos muy fans de la garnacha y para nosotros es una referencia la feria de Cretas, y está muy bien poderla recuperar después de la pandemia”, apostilló.

El redactor recomienda