Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

349_1200x150-mas-de-cebrian.gif banner click 349 banner 349

Oliete cierra el reto navideño con éxito: vendrá desde Inglaterra la familia Rendón-Oviedo Oliete cierra el reto navideño con éxito: vendrá desde Inglaterra la familia Rendón-Oviedo
Germán Rendón, junto a su mujer, Verónica Oviedo, y los pequeños Juan Camilo y Daniela. Familia Rendón-Oviedo

Oliete cierra el reto navideño con éxito: vendrá desde Inglaterra la familia Rendón-Oviedo

Germán trabajó ocho años como jardinero para la turolense Lady Pilar Brennan

Se comprometieron a contratar otro agricultor si conseguían el reto navideño de apadrinar más de 600 olivos -fueron 729 en total- y lo han cumplido. Desde el 5 de febrero, Germán Alfonso Rendón Vélez trabaja en el olivar de Oliete para Apadrinaunolivo.org, que cuenta ya con 15 empleados a jornada completa en el proyecto de economía social. En abril traerá a la familia desde Inglaterra, que aportará una alumna al colegio de la localidad y un estudiante al instituto de Andorra.

Una oferta de trabajo con condiciones dignas, vivienda garantizada y apoyo burocrático para la movilidad de personas con ganas de repoblar Oliete y su entorno trabajando en el proyecto de recuperación de olivos yermos. Estas eran las condiciones de la oferta de empleo que Apadrinaunolivo.org lanzó en enero para incrementar su familia. “Si tenemos más olivos” como consecuencia de la nueva “oleada de madrinas y padrinos”, son necesarias “más manos”, evidenciaba en su portal web al tiempo que invitaba a participar “con ánimo de contribuir” a generar “impacto rural positivo”.

Lady Brennan fue la clave

“A decir verdad, yo no me presenté a la plaza, sino que fui una recomendación personal de Pilar Brennan, la tercera española casada con un Lord de Inglaterra”, confesó Rendón. La turolense, embajadora de gala de Apadrinaunolivo.org, empleó al nuevo agricultor en labores de jardinería durante ocho años en la localidad de Gloucester.

Colombianos de origen y con nacionalidad española, los trámites para la mudanza han sido relativamente sencillos, más aún por el empuje del Brexit. Cuando todos tengan la cartilla de vacunación completa contra la covid, partirán hacia España.

“Si Dios quiere, para mediados de abril estaré viajando a por ellos para traérmelos para acá. La idea es venir a repoblar Oliete y que mis hijos vuelvan a sus raíces”, explicó Rendón. Y es que la familia ya estuvo en España, concretamente en la localidad burgalesa de Quintanilla del Agua, donde él trabajó tres años para Rumasa hasta la última gran crisis económica.

Su hijo, Juan Camilo, tiene 14 años, mientras que la pequeña Daniela tiene 10. “El chico está muy emocionado por venir y es un gran estudiante, aunque a ella le va a costar un poco más por el idioma, que prácticamente solo habla inglés. Qué mejor que volver a sus raíces en un pueblo que necesita ser habitado”, reflexionó el cabeza de familia.

Juan Camilo estudiará en el IES Pablo Serrano de Andorra y Daniela en la escuela de Oliete, con un grupo reducido de alumnos que sus padres valoran sobremanera para que pueda coger pronto el nivel.

Apasionado por su trabajo

El nuevo agricultor empezó a estudiar ingeniería ambiental, carrera que tuvo que dejar al no poder costearse los estudios. “El proyecto de Apadrinaunolivo.org me parece muy interesante porque todo lo que sea recuperación me ha gustado”, valoró.

También trabajó en la zona de Valencia arando olivares durante seis meses, por lo que ya tenía algo de experiencia en el sector. “No se me es difícil trabajar con ellos, es como trabajar la jardinería que es lo que desempeñaba en Inglaterra para gente muy importante”.
 

Germán Rendón poda uno de los olivos apadrinados de Oliete. Apadrina


“La gente de la almazara se ha portado muy bien, y los de las conservas de verduras que están en Alacón también son muy formales. El equipo de trabajo es fenomenal, nos llevamos muy bien. Aparte de esto soy colombiano, el sacerdote es de allí y resultó ser muy allegado de mi familia, por lo que para mí ha sido una fuerza grande”, detalló.

En esta época toca abonar los árboles, un trabajo “bastante fuerte porque tienes que llevar un cubo con 15 o 16 kilos de abono y echar árbol a árbol”. En días anteriores “hemos estado podando”, explicó el agricultor, que se mostró entusiasmado con su nuevo trabajo: “Me encanta”.

La facilidad para encontrar una vivienda gracias a la asociación y al Ayuntamiento de Oliete ha sido otro plus que ha animado a la familia a mudarse. Con el tiempo, Verónica podría trabajar “en la zona de empaquetado de verduras, o podría desempeñar cuidando a personas mayores también”, ya que “trabajaba la limpieza y viene bien recomendada por gente muy de arriba”.

Pero en Inglaterra “la vida es complicada, yo trabajaba mucho y no me quedaba tiempo para la familia”, dijo Rendón. En Oliete está en el campo hasta las 16 horas y después tiene tiempo para hacer vida, más aún en el medio rural. “Venimos para quedarnos”, afirmó. De hecho, “tengo un par de proyectos en mi cabeza, como comprar una casa y, a corto plazo, poder montar algún negocio relacionado con el turismo rural, para que gente saturada de la ciudad pueda conocer la zona y el proyecto de Apadrinaunolivo.org”, concluyó.

Nueve mujeres contratadas

El  cofundador de Apadrinaunolivo.org, Alberto Alfonso, destacó que el proyecto tiene ya contratadas a 15 personas a tiempo completo, de las que nueve son mujeres. “La última  incorporación es Yadira, una emigrante hondureña que gracias al proyecto ha conseguido su residencia legal en España”, subrayó.

La vocación de acogida es algo que distingue también a la asociación, pues en el caso de Rendón y su familia “tienen que abandonar el país por el Brexit”, desveló Alfonso.

Todo este esfuerzo tiene su recompensa. “Para nosotros es muy importante que las personas que trabajen en el proyecto estén implicadas y tengan pasión, además de hacer comunidad y apostar por Oliete y su entorno”, subrayó el ideólogo de esta iniciativa que pretende desyermar más de 100.000 árboles.

No obstante, “a pesar de nuestros esfuerzos el padrón de habitantes no logra mantenerse. La población tan envejecida no ayuda. Esperemos que con las últimas incorporaciones y el desarrollo de los Despertadores Rurales Inteligentes podamos para él próximo año subir en habitantes”, deseó.

Esta nueva iniciativa, que trabaja por el desarrollo de los pueblos a través del emprendimiento, la innovación social y las TIC, ha seleccionado 15 proyectos que incubará con la esperanza de que asienten población, fundamentalmente en la provincia de Teruel.

Por último, “es importante para nosotros mantener los servicios y la calidad de vida en el pueblo”, concluyó Alfonso.

El redactor recomienda