Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

Una noche de estrellas en Alacón en el marco del crowdfunding para el proyecto Salvar la Escuela Una noche de estrellas en Alacón en el marco del crowdfunding para el proyecto Salvar la Escuela
Participantes en la actividad realizada el miércoles por la noche en la parte alta de Alacón para ver las estrellas

Una noche de estrellas en Alacón en el marco del crowdfunding para el proyecto Salvar la Escuela

La iniciativa está a punto de conseguir su objetivo de recaudar 18.000 euros para la compra de las herramientas necesarias para la familia que irá a vivir al pueblo

El proyecto Salvar la escuela de Alacón, que ha impulsado la asociación Apadrina un Olivo, está a punto de conseguir su objetivo de recaudar 18.000 euros para la compra de las herramientas necesarias para que la familia que vendrá a vivir al pueblo a llevar la huerta local pueda trabajar las tres hectáreas de terreno en las que cultivarán puerros, pimientos y alcachofas.

La última iniciativa llevada a cabo por Apadrina un Olivo ha permitido aumentar la recaudación para este proyecto de crowdfunding que culminará el 15 de agosto. Ha consistido en una Noche de estrellas en el mismo municipio de Alacón. El llamado Baño de estrellas tuvo lugar la noche del miércoles en la parte alta del pueblo y para su celebración se contó con la colaboración activa de la comunidad de monjes mercedarios del Monasterio de Nuestra Señora del Olivar de Estercuel.

Jaime Grimaldo, de Apadrina un Olivo, valoró la participación de los vecinos del municipio y calificó la experiencia como “muy interesante”. Según detalló, para ver las estrellas con total nitidez “se colocaron tres telescopios en el mirador, se apagaron las luces de la parte alta del pueblo y los padres del monasterio, mediante un apuntador láser, fueron mostrando las constelaciones que se veían en el cielo, mientras realizaban una explicación de lo que se estaba visualizando”. Después, “se organizaron grupos familiares, y cada uno fue viendo las estrellas con los tres telescopios, mientras los monjes les explicaban lo que se observaba”, apuntó Grimaldo.

Constelaciones y planetas

Con el objetivo de difundir entre los vecinos la astronomía, los monjes trajeron sus propios telescopios “y nos enseñaron a ver las estrellas, las constelaciones y los planetas”, explicó Alberto Alfonso, responsable de la asociación organizadora.

Fue una experiencia enriquecedora para todos los asistentes, según apuntaron desde la organización, que ven prácticamente al alcance de la mano el objetivo de conseguir recaudar los 18.000 euros necesarios para “comprar materiales y herramientas y poner en marcha y en producción la huerta de Alacón”, apuntó Alfonso, quien matizó que esta recaudación “no está destinada a ninguna persona en concreto, para pagarle un salario, sino para hacer posible un proyecto de recuperación de la huerta tradicional y de mantenimiento de la escuela de Alacón”.

Apadrina un Olivo lleva 16.500 euros recaudados en esta iniciativa de crowdfunding, así que el objetivo está prácticamente cumplido. “Solamente nos queda un pequeño empujón que estamos convencidos de que terminará de consolidarse en unos días, ya que, con el apoyo que hemos tenido de los medios de comunicación para dar difusión a la iniciativa, pensamos que nos resultará fácil conseguir lo poco que nos resta hasta llegar a los 18.000 euros”, añadió el portavoz de la asociación.

Después de que en julio se seleccionara a una familia que llevará la huerta faltaba la adquisición de la maquinaria para comprar las herramientas con las que se criarán los vegetales, que se envasarán con aceite de oliva virgen extra en la conservera local. “La intención es poner toda la infraestructura necesaria para que pueda criar los productos que después pasarán a la conservera y que vendemos en botes”, aunque el agricultor que llevará la huerta no percibirá su salario por la venta de estos productos, sino por el salario que le pagará Apadrina un Olivo. Según Alfonso, “también podrá realizar algunas tareas en la conservera”.

La familia elegida llegará procedente de Tordera (Barcelona). Se trata de un matrimonio formado por una pareja y ocho hijos y uno que viene en camino, aunque dos tienen ya 19 años y no están en edad escolar.

Con todo, el cofundador de Apadrina un Olivo destacó que la iniciativa de este miércoles “también tenía un componente de concienciación para la población local, para que se involucre en lo que se está haciendo por el municipio”, añadió.

El proyecto: alquilada la conservera local

Apadrina un olivo alquiló a principios de este año la nave municipal de Alacón destinada a conservera vegetal tres años después de la inversión en la infraestructura y tras el desarrollo de tres talleres de empleo para formar a trabajadores. De esta manera, el proyecto de emprendimiento social de la vecina localidad de Oliete sumó la venta online de conservas vegetales al aceite de oliva virgen extra de primera calidad que producen los miles de olivos centenarios que desyerma desde hace siete años. Allí, la asociación ha puesto en marcha un centro de transformación agroalimentaria de verduras y hortalizas.

El proyecto de la conservera ha trascendido al ámbito social y permitido que la escuela de Alacón vuelva a abrir en septiembre. A través de un proyecto de micromecenazgo, la asociación Apadrina un olivo ha conseguido recaudar prácticamente 18.000 euros para la adquisición de los aperos de labranza y la maquinaria necesaria para el cultivo de las tres hectáreas de huerta tradicional que se encuentra yerma. Este verano hizo un llamamiento a familias con hijos que estuvieran interesadas en el cultivo de las tierras y hubo una respuesta de 50 familias. Dos fueron seleccionadas para visitar el pueblo y finalmente una ha sido elegida.

El redactor recomienda