Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

349_1200x150-mas-de-cebrian.gif banner click 349 banner 349

Urrea de Gaén exalta sus emociones con un pregón lleno de fe y de percusión Urrea de Gaén exalta sus emociones con un pregón lleno de fe y de percusión
La percusión fue protagonista en el pregón de Semana Santa en Urrea de Gaén

Urrea de Gaén exalta sus emociones con un pregón lleno de fe y de percusión

El vicario episcopal V de la Archidiócesis de Zaragoza anima a redoblar por Cristo

Urrea de Gaén dio esplendor el pasado fin de semana a la inauguración de su Semana Santa después de dos años. Lo hizo con una exaltación local a la que se sumó el pregón del vicario episcopal V de la Archidiócesis de Zaragoza, Sergio Pérez, y unas palabras de la concejala de Cultura, María Ángeles Calmache, deseando que los tambores resuenen por la fe y por los que ya no están entre nosotros.

La exaltación contó con la participación de los más pequeños de la escuela de tambores de la localidad, a los que siguieron niños más mayores de entre 10 y 14 años, para rematar con la cuadrilla que ha representado a Urrea en las Jornadas Nacionales de Alcorisa y en las Jornadas de la Ruta del Tambor en Alcañiz.

“Este acto se hacía de forma informal y decidimos darle un poco más de empaque en el cine, con pregón del vicario incluido”, dijo el alcalde, Joaquín Lafaja, que manifestó que el pueblo estará lleno el jueves por la noche para Romper la Hora. “Hay más que ilusión, va a ser apoteósico. Llevamos dos años sin hacer nada y la gente está con muchas ganas”, dijo el regidor, que invitó a disfrutar con el estruendo del acto principal pero también con el sobrecogimiento de procesiones como la del Santo Entierro, el viernes por la noche, con alabarderos, tambores y la magia de las calles estrechas. “Es para vivirlo”, indicó el alcalde del pueblo más pequeño de la Ruta.

Tradición y fe

“Vivir la Semana Santa es acercarnos a la tradición y a la fe de nuestros antepasados que, generación tras generación, han contribuido con sus vidas a hacerla grande”, pronunció el titular de la Vicaría V de la Archidiócesis de Zaragoza. También es “expresar, a través de los tambores y bombos, que algo está pasando, que alguien está entregando la vida por nosotros”.

“La Semana Santa no es sólo una pura manifestación cultural, sino que es una manifestación pública de fe de un pueblo cristiano que reconoce que Jesús es Camino, Verdad y Vida para los hombres y mujeres de todos los tiempos”, enfatizó Pérez.

“Si vosotros, queridos cofrades, no os dejáis tocar por dentro, seducir enteramente por aquello que celebramos, sois sólo un metal que resuena, un timbal que desentona”, enardeció, antes de felicitarles por cuidar los toques de tambor y preparar las peanas, estandartes y túnicas. “A través de todo ello nos ayudáis a entrar en el misterio de la Semana Santa”, apostilló.

Ausencias que desgarran

Por su parte, Calmache aseguró que “esta Semana Santa va a ser muy especial” porque “durante dos años las túnicas han quedado colgadas en sus armarios y los tambores guardados en sus fundas, conservados en sus baúles”. Algunos, “con infinita tristeza, callarán ya para siempre, aunque su redoble resuene en nuestros corazones y nos desgarre el alma”, manifestó.

“La Burrica, La Virgen de los Dolores, El Nazareno, San Juan, Cristo Crucificado,  Cristo Yacente, La Oración en el Huerto, la Virgen bajo palio y el Cristo Resucitado volverán a recorrer las calles de Urrea de Gaén, entre el respeto y la devoción, acompañadas por los redobles de los tambores y los bombos; los alabarderos custodiaran al Señor en la Santa Misa de Jueves Santo; los franciscanos y franciscanas se afanarán por dejar todo listo y preparado, y los rosarieros, con sus cantos profundos y sentidos, nos harán recordar que Cristo ha muerto”, enumeró la edil.

“Y romperemos la Hora. ¿Por qué rompemos la Hora? ¿Para qué? ¿Por puro espectáculo? ¿Por cumplir banalmente una tradición?”, se preguntó. Y acto seguido se respondió: “Rompemos la Hora porque es nuestra forma de rezar; una plegaria atronadora que clama contra la injusticia y pide la paz para un mundo mejor”, concluyó el sentido discurso de la edil.

El redactor recomienda