Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Calamocha publica la formación histórica  de la villa entre los años 1808 y 1955 Calamocha publica la formación histórica  de la villa entre los años 1808 y 1955
Casa Cuartel de la Guardia Civil en los primeros años de la década de los treinta del siglo pasado

Calamocha publica la formación histórica de la villa entre los años 1808 y 1955

Obra escrita por los investigadores José María de Jaime Lorén y Emilio Benedicto Gimeno
banner click 236 banner 236

El Centro de Estudios del Jiloca y el Ayuntamiento de Calamocha han publicado un libro que recoge la formación histórica de la villa entre los años 1808 y 1955, siglos XIX y XX. El libro ha sido escrito por los investigadores y calamochinos, José María de Jaime Lorén y Emilio Benedicto Gimeno. El libro titulado Calamocha. La formación histórica de una villa, 1808-1955 es el segundo volumen de otro que se publicará el próximo año con la intervención del medievalista y profesor David Pardillos y que recogerá los acontecimientos entre el siglo XIII y el siglo XVIII. El pasado 7 de septiembre se presentó en la biblioteca municipal el volumen de Calamocha. La formación histórica de una villa, 1808-1955. Una época que estuvo marcada para Calamocha por las guerras, la  llegada del ferrocarril y  la actividad comercial de las ferias, así como el hecho de conseguir la categoría de villa y de partido judicial En 1834 Calamocha se convierte en cabeza del partido judicial del mismo nombre.

Los historiadores e investigadores, José María de Jaime y Emilio Benedicto explicaron que el segundo volumen de la historia de Calamocha denominado La formación histórica de una villa, 1808-1955 ha sido el primero que se ha publicado porque el volumen que recoge la historia de Calamocha entre los siglos XIII y XVIII no está acabado por la mayor dificultad en las fuentes de investigación.

Comentaron los autores del segundo volumen publicado, que el Centro de Estudios del Jiloca tenía dos libros de historia locales publicados, uno de Cutanda y otro de Monreal del Campo, pero no de Calamocha y que gracias al apoyo del Ayuntamiento se ha podido conseguir que Calamocha tenga recogida y  publicada su historia. “Faltaba apoyo y sin la ayuda del Ayuntamiento no se hubiera podido hacer este proyecto de investigación histórica de Calamocha. Un proyecto que lleva 4 años en marcha y que terminará en 2023 con el otro volumen de la historia entre los siglos XIII y XVIII ”.

Los investigadores y autores de los libros de la historia de Calamocha: Emilio Benedicto, José María de Jaime y David Pardillos

Emilio Benedicto y José María de Jaime explicaron que el volumen publicado arranca en 1808 con el inicio del liberalismo  en España. “Calamocha es  considerada villa y partido judicial, lo que supone un cambio drástico para Calamocha porque antes era una aldea. Con el título de villa Calamocha es cabecera de comarca”. Añadieron la importancia de estar  Calamocha en cruces de caminos, la mezcla de gente y la actividad comercial para la  designación de villa y partido judicial. “Los grandes propietarios de Calamocha invirtieron en el pueblo, se quedaron en el pueblo yse dio una gran importancia a la educación con las escuelas en la segunda mitad del siglo XIX”. Cabe recordar que Monreal del Campo  a principios del siglo XIX tenía más población que Calamocha y que intentó crear su propio partido judicial con lo que ello conlleva de funcionarios y servicios. “El hecho de ser partido judicial se notó en la villa”, destacaron.

Respecto a la última época estudiada en el volumen publicado, 1955, los investigadores José María de Jaime y Emilio Benedicto reseñaron lo que significó los planes de desarrollo económicos españoles. “El año 1955 coincide con el inicio del desarrollismo del plan de estabilización económico en España y se cambia de época, así como con el proceso de migración. Es una nueva era que podría tratarse en otro volumen, un tercero que no se contempla en este proyecto todavía. Sería otro planteamiento historiográfico”, apuntaron.  En los años cincuenta del siglo pasado llega la industria a Calamocha, matadero, y el Instituto de Enseñanza  y el abandono del  campo.

Imagen del baile de San Roque en Calamocha en el año 1926 con las dos imágenes de San Roquico y San Roque al fondo

Para los autores de La formación histórica de una villa, 1808-1955 la Guerra de la Independencia, las Guerras Carlistas, la Dictadura de Primo de Ribera, las ferias  de Calamocha, la Guerra Civil, la llegada del ferrocarril son los hitos más importantes que tuvo Calamocha, así como la obtención de la categoría de villa y ser partido judicial, incidieron.

En el apartado de personajes de Calamocha  los investigadores Emilio Benedicto y José María de Jaime citaron a Gregorio Anechina, Justino Bernad, Manuel Sancho, Alejandro Gargallo, Ricardo Mallén, Miguel Marcos. Todos estos últimos reseñados fueron maestros. Gregorio Anechina nació en 1853 en Calamocha y destaca por su republicanismo político y las continuas protestas contra el caciquismo en Calamocha.

Justino Bernad Valenzuela, nacido en Navarrete del Río en 1868  fue un abogado y político conservador.

El libro, una larga aspiración entre los calamochinos

El alcalde de Calamocha, Manuel Rando, en la presentación del libro Calamocha. La formación histórica de una villa, 1808-1955 expone que tanto este volumen como el que se publicará el año que viene desde la Edad Media hasta el siglo XIX son  producto de una larga aspiración entre los calamochinos. “Conocer nuestro pasado es fundamental para preservar la memoria de los hombres. Una gran verdad, pues la memoria es un componente fundamental de la afectividad. Cuanto mayor sea nuestra comprensión de la historia de Calamocha, más amaremos a nuestro pueblo y más intensos serán los vínculos que nos unan con la comunidad”.

Añade el alcalde que “todos, los vecinos de Calamocha y los hijos del pueblo, residan donde residan, deben sentirse parte de esta historia común”. Rando tras  citar los hitos y también fracasos de la historia de Calamocha de los siglos XIX y XX reseña que la historia de Calamocha entre 1808 y 1955, por su cercanía al presente, “nos permite identificarnos con los protagonistas de esta época. Muchos de ellos eran nuestros padres, abuelos o bisabuelos. Los temporamas que cierran cada capítulo, describiendo los principales acontecimientos sucedidos año tras año, incorporan miles de nombres propios, oficios y topónimos locales. El material que contienen puede servir para los amantes de las genealogías y del estudio de sus propias fami- lias, pues van a ser muy pocos los hogares actuales que no encuentren en este libro a un pariente cercano... o lejano. Lo mismo puede decirse de las preciosas fotogra- fías que salpican la edición, reproduciendo postales desde comienzos del siglo XX y abundantes carteles y folletos de época. Un lujo de material gráfico, en gran parte desconocido”. El libro tiene 542 páginas.

Convento de San  Miguel de Calamocha en el año 1925 

Angel Artal Burriel destaca el valor de la investigación de las historias locales

El cardiólogo y especialistas en historias locales de Aragón, Angel Artal Burriel, es quien hace el  prólogo de Calamocha. La formación histórica de una villa, 1808-1955 quien destaca el valor de las historias locales y recuerda que el doctor Gregorio Marañón, cuya biblioteca gozaba de un buen puñado  de libros dedicados al mundo de lo local.

Momento de la presentación del libro con el alcalde, Manuel Rando

El redactor recomienda