Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

El obispo de Teruel inaugura la residencia de la tercera edad de Gea de Albarracín El obispo de Teruel inaugura la residencia de la tercera edad de Gea de Albarracín
La residencia de la Cruz Blanca de Gea de Albarracín cuenta actualmente con 28 usuario, si bien pronto serán 32

El obispo de Teruel inaugura la residencia de la tercera edad de Gea de Albarracín

Los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca llevan la Casa Familiar Nuestra Señora de los Dolores

El  obispo de Teruel y Albarracín, José Antonio Satué Huerto, inauguró este lunes, día de San Francisco, la residencia de la tercera edad de los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca. La residencia cuenta con 28 usuarios pero próximamente sumarán 4 más. La residencia es de validos,  dependientes y también de exclusión social. Tiene una capacidad de 57 plazas, más 2 de enfermería. En la residencia de los Hermanos de Cruz Blanca trabajan actualmente 16   personas.

El director de la Casa Familiar Nuestra Señora de los Dolores y Hermano Franciscano, Juan Ignacio Vela Caudevilla, destacó que el 4 de octubre es el día de San Francisco  y resulta que también el 4 de  octubre de 1752 se puso la primera piedra del convento de las monjas Capuchinas en Gea de Albarracín. “Esta fecha del 4 de octubre es simbólica para nosotros los Franciscanos”, comentó Juan Ignacio Vela. Una placa recuerda ambos acontecimientos de la colocación de la primera piedra del convento y  la inauguración oficial del servicio de la residencia de la tercera edad y para personas en exclusión social en Gea de Albarracín.

La residencia  de la tercera edad cuenta actualmente con 28 residentes, informó Juan Ignacio Vela y da empleo a 16 trabajadoras-es. Aparte de la residencia, la Casa Familiar Nuestra Señora de los Dolores de Gea de Albarracín ha puesto en marcha un centro de formación taller de empleo de apoyo rural y lleva adelante en la  Sierra de Albarracín un programa de acompañamiento para las personas mayores.

Centro covid

El pasado año la residencia de Gea de Albarracín abrió como centro Covid, albergando primero a contagiados leves  para la tercera edad para aliviar geriátricos y después a residentes negativos para aislarlos de la enfermedad.

El nuevo obispo de Teruel y Albarracín, José Antonio Satué Huerto, fue quien inauguró la Casa Familiar Nuestra Señora de los Dolores en el antiguo convento de clausura de las monjas capuchinas en Gea de Albarracín, que se ha reconvertido en una residencia para validos, dependientes y personas en exclusión social. En la homilía y con una iglesia del convento de las capuchinas llena, el obispo de Teruel y Albarracín, José Antonio Satué Huerto, afirmó que la Casa Familiar Nuestra Señora de los Dolores es un regalo de Dios que hay que agradecer y especialmente  en el día de San de San  Francisco. También dio las gracias a los Hermanos de Cruz Blanca por optar por esta tierra para atender las necesidades existentes. La celebración de la misa fue cantada por el Coro Parroquial de Gea de Albarracín.

También en la inauguración de la residencia de la tercera edad de los Hermanos de Cruz Blanca estuvo el alcalde de Gea de Albarracín, Santiago Rodríguez, y el director del Instituto Aragonés de Servicios Sociales y además alcalde de Albarracín, Michel Villalta. 

Servicio social

Santiago Rodríguez valoró la residencia de la tercera edad en Gea de Albarracín  porque es un servicio a la sociedad y en especial a las personas mayores y familiares que tienen la oportunidad de contar con un servicio en su pueblo sin tener que ir a otras localidades.

También  valoró la creación de puestos de trabajo y por el revulsivo que supone para la localidad. Por su parte, Michel Villalta, recordó que la residencia de Gea de Albarracín fue centro Covid cuando  más azotaba la pandemia del coronavirus con el traslado de usuarios de otras residencias, con lo que permitió el desahogo de las residencias  de la tercera edad de Aragón y  de la carga de trabajo.

Igualmente estuvo en la inauguración de la Casa Familiar Nuestra Señora de los Dolores el Superior General de la Congregación, Luis Miguel Martell, quien resaltó el día y poder mostrar con el nuevo servicio la identidad de la Cruz Blanca.

Tras la celebración de la Eucaristía se procedió a descubrir la placa del evento reseñado y se ofreció un vino español a todos los asistentes al acto con actuación con baile, canto y rondalla de la Agrupación Amigos de la Jota de Teruel.

 

 

El redactor recomienda