Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Josa, un oasis por el auge de la construcción de los hijos del pueblo Josa, un oasis por el auge de la construcción de los hijos del pueblo

Josa, un oasis por el auge de la construcción de los hijos del pueblo

Los descendientes construyen casas nuevas o rehabilitan con un casco urbano muy cuidado

Josa es un pequeño municipio de la Comarca Cuencas Mineras en medio de una basta zona esteparia por lo que el casco urbano supone un oasis paisajístico y de actividad por el auge de la construcción y rehabilitación de casas por parte de hijos o descendientes de la localidad. Se rige por concejo abierto, 40 vecinos censados. El mayor problema que padece es no tener una plena telefonía móvil y de Internet y en patrimonio que se rehabilite la hermosa ermita de Santa Lucía, muy afectada por las humedades.

El presidente de la Asociación Cultural Amigos de Josa, Jordi Xavier Romero, cuyos abuelos ya emigraron a Barcelona a trabajar, explicó que la localidad vivió dos olas migratorias, una en los años cincuenta del siglo pasado a la capital catalana y otra en los años 60 y 70 a la capital aragonesa.

Pero la emigración de Josa no hizo perder contacto con el pueblo ni a los que se fueron a trabajar a Barcelona ni a los que se fueron a Zaragoza. Tanto es así que la Asociación Cultural Amigos de Josa cuenta con más de 160 socios, aunque los vecinos censados son 40 y en el último invierno residían 20, comentó Jordi Xavier Romero. Son precisamente los hijos y descendientes de Josa, así como nuevos pobladores que tiene la localidad, lo que hace que el sector de la construcción esté en auge con casas nuevas o la rehabilitación de antiguas.

En Josa hay dos albañiles en activo que residen en el pueblo. También hay 3 ganaderos, entre ellos una pareja de nuevos pobladores. Lo que no queda en Josa es ningún agricultor en activo. “Las tierras de cereales las cultivan desde la cooperativa de Lécera (Zaragoza) y son los jubilados los que mantienen los huertos y cuidados de almendros y olivos”.

En Josa no hay tienda o multiservicio, aunque cuenta con teleclub. La venta ambulante va una vez a la semana y el panadero, que se desplaza de Muniesa dos veces a la semana en verano y una vez si es invierno. Igualmente una vez a la semana se desplazan los servicios sanitarios como la secretaria que se comparte con otros municipios vecinos. El sacerdote celebra misa en Josa cada 15 días en verano dado que el párroco de Muniesa tiene que atender a 21 localidades. Ante esta situación, el propio Jordi Xavier Romero, que fue novicio en Montserrat, oficia la liturgia de la palabra no solo en Josa sino también en otras localidades de la contorna.

Josa cuenta  con un pabellón polideportivo y pistas al aire libre con un gimnasio para personas mayores, dos parques infantiles, una barbacoa pública y un bar

Un problema que tiene Josa es el transporte de viajeros, ya que el autobús de línea para en Cortes de Aragón, que dista a 8  kilómetros de Josa por lo que se tiene que llamar al taxi de Muniesa o que algún vecino o familiar se acerque con su turismo a la parada del autobús a recoger la mayoría de las veces a personas mayores que carecen de coche.

En las comunicaciones de telefonía móvil solo opera una compañía, Movistar, e Internet solo hay señal en torno al Ayuntamiento gracias a Embou y que paga el Consistorio.

Pese a los 40 vecinos censados en Josa hay un niño en edad escolar que va a estudiar al colegio de Montalbán donde come. También hay un bebé que han tenido una pareja de nuevos pobladores y emprendedores, que han puesto una ganadería con un centenar de vacas. En verano los niños son asiduos “disfrutadores” de Josa y de las fiestas patronales en honor a la Virgen y a San Roque en agosto. Más de 400 personas se dan cita en las fiestas patronales de la localidad donde no faltan las comidas populares ni los bailes.

Otro problema que tiene Josa y que reclama solución es la limpieza del casco urbano y accesos al pueblo cuando nieva. Las máquinas quitanieves limpian la carretera pero no entran en el acceso al pueblo ni tampoco se limpian las calles con lo que se origina un peligro con caídas para la gente mayor como ocurrió en la nevada del pasado invierno.

La ermita de Santa Lucía, del siglo XVII, es el bien patrimonial, después de la espectacular iglesia parroquial cuya torre fue restaurada hace un par de años, que en peor estado se encuentra por causa de las humedades. El presidente de la Asociación Cultural Amigos de Josa pide una actuación urgente para restaurar la ermita de Santa Lucía, que fue reedificada entre los años 1624 y 1628.

De cara al turismo, la población dispone de dos museos: uno de paleontología. con un anexo en el que se han reunido elementos de la etnología local, y otro, privado, dedicado a la moto. El museo de fósiles se inició en 1977, pudiéndose exponer las piezas en adecuadas vitrinas en 1988. Pueden contemplarse más de doscientas especies distintas, sumando más de mil ejemplares: ammonites, braquiópodos, lamelibranquios, crinoideos, belemnoideos, gasterópodos y cefalópodos. También pueden admirarse minerales y rocas de la zona y de otros lugares donados por aficionados.

El Museo de la Moto de Josa es de un particular que ha habilitado una casa remodelada para exponer sus motocicletas. Fue inaugurado el 15 de agosto de 2012.

Desde el año 2008 el municipio cuenta con la Asociación Cultural Amigos de Josa, que intenta promover, impulsar y promocionar el desarrollo cultural, histórico y medioambiental del pueblo, así como fomentar la participación de la comunidad. Edita una revista anual que puede descargarse gratuitamente desde el web: www.josateruel.com

Paisaje en torno al río Sus, uno de los dos ríos casi secos de Josa

Visita a los estrechos del río Sus a Hoz de la Vieja

Los Estrechos del río Sus se encuentran a escasos 4 kilómetros de Josa y se llega hasta ellos caminando por el sendero balizado PR-TE 102, que va a parar a Hoz de la Vieja. Se aparca en la entrada del pueblo, junto al polideportivo. Se deja la iglesia a mano derecha y se sale a una pista que avanza junto al río Sus. El río suele estar seco gran parte del año.

Este río Sus es un humilde afluente del río Martín que desemboca en él pasada la presa del embalse de Cueva Foradada y que en su último tramo cambia de nombre de río Sus a río Seco.

Quedan por delante cinco kilómetros, los dos primeros por camino y los tres siguientes sin un buen sendero, teniendo que avanzar gran parte del tiempo por el cauce del río para evitar la maleza. Tras caminar un kilómetro se verá un desvío señalizado. A mano izquierda indica a La Hoz de la Vieja por las lomas y a la derecha a La Hoz de la Vieja por el río. La recomendación es seguir la pista paralela al río.A los dos kilómetros el camino termina a la altura de una pequeña presa muy cercana a las ruinas de un molino, conocido como el Molino Alto. A partir de aquí hay que buscar la vida vadeando el río en muchas ocasiones o incluso caminando por él. Las marcas blancas y amarillas suelen ir por los márgenes del mismo, pero estos están cubiertos de vegetación.

 

El redactor recomienda