Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Especialistas de montaña de la Guardia Civil haciendo un rescate en Manzanera

La AEGC rechaza el posible traslado del EREIM de Mora de Rubielos

La Guardia Civil asegura que solo hay un estudio y no hay nada decidido

La Asociación Española de Guardias Civiles ha rechazado el posible traslado del Equipo de Rescate e Intervención en Montaña (EREIM) de Mora de Rubielos a Teruel capital, porque considera que una medida así no responde a ninguna necesidad estratégica y en cambio sí perjudicará a los ciudadanos.  Desde la Guardia Civil aseguraron que no se ha tomado todavía ninguna decisión y que solo hay un estudio hecho dentro de un trabajo de reestructuración operativa realizado por el instituto armado en todo el país.

La semana pasada la delegada del Gobierno central en Aragón, Pilar Alegría, ya aseguró sobre las informaciones que han trascendido sobre la reestructuración de unidades operativas de la Guardia Civil en la Comunidad Autónoma que sobre el EREIM de Mora de Rubielos no hay ninguna decisión adoptada, sino que lo que ha trascendido es un informe técnico sobre el que no hay nada en firme.

La AEGC denunció a través de un comunicado de prensa el “cerrojazo” a más unidades de élite de la Guardia Civil, que se sumarán a la ya anunciada del EREIM de Panticosa. Indicaron que se trata del EREIM de Tarazona (Zaragoza) que en sus años de servicio público han realizado cientos de rescates y salvado decenas de vidas en la montaña aragonesa, además del traslado del que hay en Mora de Rubielos a Teruel capital.

La AEGC recordó que lleva años reclamando a Interior que afronte una nueva redistribución de la Guardia Civil para optimizar los recursos materiales y humanos y dar a los ciudadanos de nuestra demarcación un mejor servicio, pero en la que se está llevando a cabo “nada tiene que ver ser mejores y más operativos”, porque a su juicio “el cierre de EREIM de Tarazona, como el de Panticosa, no supone una optimización sino que más bien es despojar a los ciudadanos de un buen servicio a la sociedad”.

Argumentan en este sentido que “aunque se escuden en que sus cifras no son tan potentes como las de otros EREIM, las vidas que han salvado cada año son igual de valiosas y el fruto de su trabajo, por tanto, es igual de importante para los ciudadanos, porque esta es una unidad que trabaja sin descanso para que las personas que visitan las montañas del Moncayo y alrededores siempre estén protegidas así como los montañeros y escaladores residentes en la zona”.

Más allá de estas unidades, la AEGC advierte de que la reestructuración va a afectar también al EREIM Mora de Rubielos con su traslado a la capital turolense. Desde el gabinete de comunicación de la Guardia Civil en los servicios centrales confirmaron ayer que esa posibilidad está recogida en un estudio sobre la reestructuración operativa de diferentes unidades, pero que la decisión no está tomada.

Las mismas fuentes señalaron que esa posibilidad puede ir para largo porque de momento se trata de solo un estudio y que no va a ser inminente, y que se enmarca dentro de la reestructuración operativa que está planificando el instituto armado con otras unidades en todo el país.

La AEGC señala en su comunicado ante esta posibilidad “que estas unidades de élite se encuentran a disposición del ciudadano para cuando se les necesite, no para engordar estadísticas y deberían preguntarse que ha pasado en esta unidad para que de a día de hoy solo cuente con tres componentes y no con los 8 que le corresponde a la unidad”. Argumentan que con el traslado “tan solo se pone una tirita a un problema mayor que se arrastra desde hace años: la falta de personal”.

La asociación profesional de la benemérita señala no entender el traslado “de los tres componentes de la unidad ya que la zona donde van a tener que efectuar los rescates va a ser la misma en Teruel capital que en Mora de Rubielos”. Además, manifiestan no comprender “la necesidad del daño que va a causar a sus familias que se van a ver obligadas a abandonar su lugar de residencia en el que están plenamente integrados, además del malestar que genera esta decisión entre los vecinos de la Comarca Gudar-Javalambre que no desean de ninguna de las maneras que este desaparezca o sea trasladado”.

Desde la AEGC apelan, como ya hicieron cuando conocieron el cierre del EREIM de Panticosa, “al buen juicio de los que tienen en su mano mantener esta unidad de montaña de la Guardia Civil: son grandes profesionales, conocen cada rincón de su zona de rescate, imprescindible para actuar con rapidez y salvar vidas. Una decisión que como otras muchas no solo perjudicará a los profesionales sino también a sus familias que se verán obligadas a hacer las maletas y abandonar su lugar de residencia y a los que cada día se acercan a la montaña para practicar este deporte y que ven en el EREIM un seguro de vida”.

En abril pasado la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se comprometieron en Teruel con la seguridad en el medio rural y con las provincias que sufren el reto demográfico.

El redactor recomienda