Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

439_1200x150-iaacc.gif banner click 439 banner 439

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

La asesora de series como 'Isabel' corrobora el rigor histórico de la vestimenta de Cutanda La asesora de series como 'Isabel' corrobora el rigor histórico de la vestimenta de Cutanda
Foto de familia de los participantes que participaron en la escaramuza que tuvo lugar el sábado por la mañana en Cutanda

La asesora de series como 'Isabel' corrobora el rigor histórico de la vestimenta de Cutanda

Las altas temperaturas no impidieron que cristianos y almorávides lucharan como el siglo XII
banner click 236 banner 236
Cruz Aguilar

De lino, algodón o lana y de diferentes colores, porque los almorávides manejaban muy bien los tintes naturales, así son las ropas que este fin de semana lucieron en Cutanda los hombres y mujeres del ejército de Ali Ibn Yusuf y que están realizadas “con total rigor histórico”. Es lo que siempre ha asegurado la organización de la Batalla de Cutanda y que este sábado, en la celebración de la VI edición del evento de recreación, corroboró la experta en indumentaria medieval Mabel Villagra, que ha asesorado a los recreacionistas del Jiloca, pero también a los responsables de vestuario de series históricas como Isabel o La Catedral del Mar.

La experta está en contacto con la Asociación Batalla de Cutanda desde 2015, cuando se iniciaron los trabajos para recrear la relevante y, sin embargo, desconocida contienda. El sábado, por fin, pudo conocer la localidad en persona y ver de cerca los ropajes: “Son unos de los mejores ejemplos de indumentaria medieval de España”, asegura Villagra, quien ofreció por la tarde una charla sobre la moda andalusí en el siglo XII.

José Enrique Lobera, que forma parte de la organización, especificó que toda la indumentaria que se luce en Cutanda aparece reflejada en libros medievales o capiteles románicos. “Somos muy rigurosos, no podemos competir con otras fiestas históricas a las que acude más gente, pero nos hemos especializado en la calidad y fidelidad de todo lo que reproducimos”, matizó.

Jornadas

Cutanda celebró este fin de semana las VI Jornadas de Recreación Histórica, que en 2020, cuando se cumplía el 900 aniversario de la batalla de 1120, tuvieron que ser online. El año pasado los guerreros cristianos y musulmanes volvieron a las calles, pero a medio gas. Por eso, la ola de calor no impidió que en torno a un centenar de personas recuperaran sus trajes, pensados además para proteger la piel del inmisericorde sol del sur de España, puesto que desde allí partieron las tropas de Ali Ibn Yusuf, lideradas por su hermano el gobernador de Sevilla, Ibrahim Ibn Yusuf, para frenar el avance aragonés de Alfonso I el Batallador, a quien sucumbió en tierras del Jiloca.

En el campo de batalla, un lugar todavía por determinar de las cercanías de Cutanda, los 5.000 jinetes y 10.000 infantes musulmanes se enfrentaron a las tropas del Batallador, que incluían las huestes del conde Guillermo de Poitiers. El suceso, fundamental en el devenir de Aragón, tuvo lugar el 17 de junio de 1120 y desde el año 2015 en esta pedanía de Calamocha recrean, con un ejército no tan numeroso, ese enfrentamiento.

El primer acto participativo tuvo lugar  el sábdo por la mañana en la Fuente Vieja, hasta la que se desplazaron varias decenas de personas y hubo un enfrentamiento entre musulmanes y cristianos, que iniciaron la lucha al grito de “¡Por San Jorge!”. Pero invocar al patrón de Aragón no sirvió de mucho y todos perecieron en la emboscada que les habían tendido en la fuente los musulmanes, quienes les atacaron a  pie, a caballo y con arqueros.

Centro de interpretación

La ola de calor no afectó demasiado a la participación de los recreadores, aunque sí a la presencia de público, que apenas acudió por la mañana a la fuente. Por la tarde las elevadas temperaturas obligaron a retrasar la recreación de la batalla, que tuvo lugar a las 19:30 horas en vez de a las 18, como estaba previsto inicialmente en el programa. Además, la organización duplicó el pedido de bebida con respecto a ediciones anteriores para hacer frente al sofocante calor.

Una de las principales novedades fue que por fin el pueblo cuenta con el Centro de Interpretación abierto y, para que todo el mundo lo viera a lo largo del fin de semana, se llevaron a cabo varias visitas guiadas.

El redactor recomienda