Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

La Asociación Gugaia de Olba se opone a la construcción de una pasarela en los Estrechos del río Mijares La Asociación Gugaia de Olba se opone a la construcción de una pasarela en los Estrechos del río Mijares
Hoces del Mijares en el término municipal de San Agustín

La Asociación Gugaia de Olba se opone a la construcción de una pasarela en los Estrechos del río Mijares

Se propone la rehabilitación de la Acequia del Diablo con un sendero turístico
banner click 236 banner 236

La Asociación Gugaia muestra su desacuerdo por el proyecto de construcción de una pasarela-mirador en los Estrechos Del Río Mijares. El colectivo, que presentó una propuesta para resolver la actual situación de la acequia del Diablo de Olba, pide que se lleve a cabo “una acción integradora” en la zona que sirva para poner en servicio de nuevo la acequia y, además, atraer turistas.

El proyecto del mirador del Mijares en San Agustín, que ha sido impulsado por la Comarca de Gúdar-Javalambre busca, según se indica en la memoria, dar a conocer a los turistas la zona de la acequia del Diablo y plantea un pasarela sobre el vacío de 35 metros de longitud que, financiada a través del Fondo de Inversiones de la Diputación de Teruel (Fite), tendrá un coste de 200.000 euros.

Elena Benito,  presidenta de la Asociación Gugaia y vecina residente en el barrio de los Giles de Olba indica que “si quieren potenciar el turismo y a su vez ayudar a la población residente, podrían haber planteado un proyecto integrador que combinara la rehabilitación de la acequia y la rehabilitación del sendero que la acompaña por las Hoces, colocando tramos específicos de pasarelas en los puntos más aéreos a lo largo del recorrido de esta acequia por los Estrechos del Mijares y en la zona del Barranco de Linares, donde además serviría para la conducción de la tubería que reconecta el tramo roto de la acequia en ese punto”.

Senda

En opinión de la responsable de Gugaia, de esta manera, se potenciaría una senda de por sí espectacular, ya integrada en el paisaje, cuyo trazado ya existe, no ha de abrirse uno nuevo, y está en estado de progresivo abandono por las autoridades de turismo competentes, y que comienza en el edificio construido en el azud de la Fonseca por la Expo de Zaragoza y que aún no se ha usado desde entonces.”

Asegura que el proyecto ha sido recibido “con indignación y estupor entre los vecinos afectados por la situación de la Acequia del Diablo”. Así, plantea que el presupuesto de 200.000 euros para una pasarela de 35 metros y un aparcamiento de 8 coches “supone aproximadamente 6.000 euros el metro lineal de la actuación o, dicho de otra manera, 60 euros cada centímetro”.

En opinión de Gugaia es “sorprendente que no se aplique un criterio de prioridades a la hora de buscar subvenciones por parte de las entidades que están al servicio de su territorio”. Elena Benito reconoce que el turismo es un motor para la comarca pero, asegura, “la mayor prioridad para esta zona y toda la España rural es fijar la población residente y cuidar los recursos para esta población” dice.

A través de un comunicado muestran su malestar por dedicar 200.000 euros de dinero público a construir una pasarela para potenciar el turismo mientras no han prestado ninguna atención a su proyecto para la rehabilitación integral de la acequia del Diablo.
La agrupación presentó un proyecto para su rehabilitación, realizado por la Universitat Politècnica de València (UPV), cuyo coste era de 273.000 euros y “alrededor de 87 euros el metro lineal”, comentan. En ese estudio se plantea la posibilidad de combinar la rehabilitación integral de la acequia con la rehabilitación del sendero que le acompaña durante su trayecto desde el azud de la Fonseca. Este sendero junto a la acequia queda interrumpido en el Barranco de Linares, donde según propuso Gugaia en la presentación del proyecto en Los Giles podría colocarse una pasarela que combine la conducción de la tubería y el paso de gente, que además facilitaría labores de mantenimiento.

Presupuesto más económico

“Ambas actuaciones, la rehabilitación de acequia y la del sendero que la acompaña durante 3.200 metros, superarían solo en 100.000 euros el presupuesto de este proyecto de mirador de 35 metros por 200.000 euros.

Sin embargo, el retorno económico, social y cultural-turístico de ambas soluciones por separado o integradas bajo una misma actuación en el territorio no se puede comparar con el retorno económico de un mirador de 35 metros en una zona de alto impacto ambiental que sigue abandonando el patrimonio hidráulico ya existente a su suerte”, argumentan desde la asociación de Olba.

“Nuestro proyecto queda a disposición de la Comarca, como siempre, por si les fuera de interés y aplicación de la forma que consideren oportuno, así como de cualquier ciudadano que desee una copia”, asegura Benito, quien lamenta que en septiembre de 2021 ya enviaron invitación para presentarles el proyecto a los responsables de  Gúdar-Javalambre sin obtener respuesta.

El redactor recomienda