Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

La Asociación Pozos de Caudé busca la fosa de los doce fusilados de Cella en Gea de Albarracín La Asociación Pozos de Caudé busca la fosa de los doce fusilados de Cella en Gea de Albarracín

La Asociación Pozos de Caudé busca la fosa de los doce fusilados de Cella en Gea de Albarracín

Un equipo de Arqueoantro intenta hallar el lugar para poder exhumar los restos
banner click 236 banner 236

Asociación Pozos de Caudé está intentando localizar durante estos días con un equipo de arqueólogos forenses de la asociación Arqueoantro, el lugar donde se encuentra la fosa común donde fueron arrojados en 1936 los doce vecinos de Cella fusilados el 16 de septiembre de ese año. La búsqueda se inició el pasado sábado y se prolongará hasta hoy.

Los trabajos para la localización de esta fosa, que según testimonios recogidos por la asociación memorialista podrían estar en la cuneta de la carretera, cuenta con la financiación del Gobierno central dentro de su programa de memoria democrática, y cuando se halle el lugar, hay compromiso del Ejecutivo aragonés de facilitar la exhumación en una fase posterior.

El presidente de la Asociación Pozos de Caudé, Francisco Sánchez, explicó que los trabajos de estos días se centran en la búsqueda, localización y dimensionamiento de la fosa a partir de las referencias que tienen del lugar donde podrían haber sido arrojados los cuerpos de los fusilados.

El lugar donde se busca es a la altura del kilómetro 17,400 de la carretera A-1512 entre Gea de Albarracín y Albarracín, a unos dos kilómetros de la primera de estas localidades. Con la ayuda de una retroexcavadora se están buscando indicios del lugar donde podría estar la fosa.

Sánchez indicó que durante este puente hay cuatro profesionales técnicos de Arqueoantro buscando, y que al lugar se han acercado nietos de las víctimas para conocer los trabajos. De momento no se han hallado indicios del punto exacto donde puede estar. La búsqueda finalizará hoy y en caso de que sigan sin aparecer, la Asociación Pozos de Caudé seguirá indagando para intentar saber con más precisión el punto exacto y volver a intentarlo más adelante.

Sánchez comentó que han descubierto que la carretera ha sido ensanchada con respecto al momento cuando se produjeron estos hechos represivos, y que lo que han averiguado es que fue en la cuneta de la vía, por lo que más adelante, si hoy siguen sin aparecer, intentarán avanzar en esa línea buscando los permisos que sean necesarios. En cualquier caso, esa nueva fase se haría ya el próximo año.

El equipo de antropólogos forenses que está realizando la búsqueda es el mismo que ha trabajado en las exhumaciones de Villastar, Villel y Griegos. De los doce fusilados, la Asociación Pozos de Caudé ha localizado a los familiares de once de ellos. Sánchez indicó que disponen además del ADN del 50% de los familiares de estas personas represaliadas.

Lo ocurrido aquel 16 de septiembre de 1936 es conocido como la “noche negra de Cella”, explicó Sánchez. Aquel día en el pueblo gente armada fue buscando una lista de entre 60 y 70 vecinos de la localidad, a algunos de los cuales los metieron en la cárcel del Ayuntamiento y otros en los porches y en el cuartel de la Guardia Civil.

De esas personas, la mayoría de la Sociedad Obrera, a doce se los llevaron a Gea de Albarracín y en la carretera los fusilaron y arrojaron en una fosa en la cuneta. A Albarracín se llevaron también otras 13 mujeres y un hombre, y allí las ejecutaron junto al cementerio donde fueron sepultadas en otra fosa común.

El presidente de la Asociación Pozos de Caudé junto a la placa y memorial

Un memorial recuerda en la carretera a los represaliados

La búsqueda de la fosa común donde pueden estar enterrados los doce de Cella se está realizando junto a la carretera que va de Gea de Albarracín a Albarracín, en un enclave donde hace un tiempo ya se colocó, a modo de memorial, una placa con los nombres de quienes fueron fusilados allí en septiembre de 1936. Además, desde marzo de este año figura también un monumento de 3 metros de alto visible desde la carretera y que representa la ejecución.

La Asociación Pozos de Caudé, dentro de las labores de investigación para localizar las fosas donde fueron ejecutadas las víctimas de la represión en la guerra civil, ha contactado con los familiares de once de esos represaliados, la mayoría de ellos nietos aunque también viven todavía un par de hijos.

El redactor recomienda