Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

La reintroducción del quebrantahuesos en el Maestrazgo está en el aire por los proyectos eólicos La reintroducción del quebrantahuesos en el Maestrazgo está en el aire por los proyectos eólicos
Un quebrantahuesos, en pleno vuelo. Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos

La reintroducción del quebrantahuesos en el Maestrazgo está en el aire por los proyectos eólicos

La fundación para la conservación del ave necrófaga concluye una campaña de sensibilización

La Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) replanteará su apuesta por la reintroducción de esta ave necrófaga en el Maestrazgo en caso de que la mayoría de proyectos eólicos promovidos en la zona lleguen a ejecutarse.

Así lo anunció el secretario de la FCQ, Óscar Díez, que ayer cerró en Villarluengo y Ejulve un recorrido por seis municipios desde mediados de agosto para difundir el proyecto y sensibilizar sobre los beneficios para la biodiversidad de un ave en peligro de extinción que habitó esta escarpada comarca hasta principios del siglo XX.

Tras el éxito de la reintroducción en el Pirineo y en los Picos de Europa, la fundación para la defensa de esta especie, considerada una de las aves más amenazadas del continente porque apenas hay 200 parejas -la mitad habitan en España, especialmente en el Pirineo aragonés-, ha presentado a la Unión Europea un proyecto para aumentar las poblaciones en el Sistema Ibérico, el Moncayo o la Sierra de Gredos, con el objetivo de crear corredores biológicos.

La iniciativa, que tiene un presupuesto de 2,5 millones de euros para los que se busca financiación, contempla para el Maestrazgo la reintroducción de varios pollos de quebrantahuesos durante los próximos años. “Llevamos un par de años con una convocatoria que se está resistiendo. En la última tan apenas quedamos a un punto, pasamos la nota de corte pero cada vez hay más competidores, sobre todo por la entrada de países del Este en la UE. Estamos pendientes de una alegación y, si no prospera, nos presentaremos en septiembre a la nueva convocatoria”, se resignó Díez, quien no obstante afirmó de que el proyecto contará con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, el Gobierno de Aragón y fondos propios de la FCQ.

Un área segura ahora mismo

En este periodo de impás están surgiendo numerosos proyectos de energía eólica en el territorio que, de materializarse, supondrían la construcción de cientos de aerogeneradores. El más significativo es el del Clúster del Maestrazgo, con 22 parques y 161 aerogeneradores. Está promovido por Forestalia, que también proyecta otras instalaciones en el entorno de Aliaga y Ejulve, a las que se suman otras iniciativas de empresas como Endesa, Green Capital Power o Acciona.

“Cualquier proyecto de reintroducción tienes que acometerlo en áreas seguras”, apostilló Díez, que consideró los aerogeneradores de 200 metros de altura un enemigo para las aves. “Si aparecen nuevos factores de desaparición del quebrantahuesos, no tiene sentido alimentar algo que sabes que no tiene futuro”, por lo que habrá un replanteamiento. Los pollos que se pretendían liberar en el Maestrazgo se soltarán en Gredos o Guadarrama, zonas que en estos momentos “no tienen esos riesgos”.

El secretario de la FCQ no obvió que los proyectos eólicos suponen “un conflicto” para los proyectos consevacionistas, y reclamó “una política de Estado” que ordene de forma decidida “qué lugares pueden acoger estas instalaciones y cuáles no”.

“Es una lástima que en los sitios más valiosos ambientalmente, que además han sufrido la despoblación, ahora llegue otra espada de Damocles”, dijo Díez, que reconoció que las centrales generarán recursos económicos “para algunos”, pero también puso en la balanza las afecciones que supondrán a quienes llevan tiempo apostando por la educación ambiental o el ecoturismo.

En cuanto a la afección a la fauna, los aerogeneradores “causan mortalidad en las aves rapaces y necrófagas, que no pueden adaptarse a esos cambios tan drásticos cuando los molinos aparecen de repente en una muela”. En este sentido, el quebrantahuesos “no es diferente al buitre leonado o al águila real”.

“Al menos, las ZEPAS deberían quedar libres de este tipo de infraestructuras”, reflexionó el experto, que consideró “sobredimensionados” los proyectos energéticos y “alejados de los intereses de los territorios porque se consumirá muy poquita energía de la que se genere aquí”.

Para zanjar el tema, el secretario de la FCQ deseó “que en un futuro próximo encontremos el equilibro en estos proyectos, de forma que se puedan desarrollar de forma lógica y compatible con la preservación de la naturaleza, de la cual a la larga depende nuestra supervivencia”.

“Los cortos plazos nunca son buenos y pueden acarrear consecuencias”, concluyó, para desear que “veamos volar los quebrantahuesos de forma natural en el Maestrazgo de aquí a 10 años”.

Seguimiento a 12 años

En caso de que el medio siga siendo favorable a la reintroducción del quebrantahuesos en el Maestrazgo, la FCQ soltará un mínimo de dos pollos por temporada para consolidar “una pirámide de edades” que garanticen la reproducción, que no se da hasta los cinco o seis años de vida. Con el tiempo se espera que, además de la procreación, lleguen animales de otras poblaciones que vean atractivo el lugar.

Para hacer el seguimiento de este proyecto sería necesaria una plantilla de cuatro personas durante un periodo de 12 años, calculó Díez, una apuesta que ya se hizo en el Pirineo hace 20 años y posteriormente en los Picos de Europa. Recientemente, la Comunidad Valenciana ha reintroducido al quebrantahuesos -nueve pollos- en el Parque Natural de la Tinença de Benifassà (Castellón), cuyas especies se están dejando ver por las Hoces del Guadalope, los Órganos de Montoro e incluso en el Moncayo.

Como curiosidad, Díez explicó que se tiene constancia de que los quebrantahuesos pueden viajar en dos días desde el Maestrazgo hasta el Pirineo aragonés. Pero no lo hacen por el valle del Ebro por su temor a las llanuras, sino que toman rumbo a los Puertos de Beceite y de ahí al sistema costero catalán, para llegar al Puigcerdà y a la Jacetania.

Las parejas se han triplicado en España desde 1995

La campaña de sensibilización y comunicación sobre el proyecto de recuperación del quebrantahuesos en el Sistema Ibérico ha recorrido, desde el 19 de julio, Montoro de Mezquita, Molinos, Aliaga, Cantavieja, Villarluengo y Ejulve. Ha consistido en charlas divulgativas acompañadas en algunos casos de una exposición itinerante e hinchables a modo de reclamo.

En palabras de Díez, el objetivo ha sido “sensibilizar a la población del Maestrazgo acerca del proyecto y dar a conocer el quebrantahuesos como especie que estuvo en las sierras del Sistema Ibérico y que desapareció hacia 1900” con la política de envenenamiento del lobo aplicada por la administración para salvaguardar la ganadería extensiva. Ello acabó afectando a todo tipo de aves carroñeras.

“El Gobierno de Aragón y la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos tenemos interés en que vuelva a habitar estas sierras, como ya están haciendo en Castellón. Se plantea reintroducir poblaciones con la misma técnica que ya hemos utilizado en los Pirineos y los Picos de Europa: trayendo pollos, reintroduciéndolos y restituyendo esa parte de la biodiversidad que nunca debió desaparecer”.

En 1995, cuando se constituyó la FCQ, había apenas 34 parejas de quebrantahuesos en España, y ahora se acercan al centenar. “Ha sido un súper éxito”, aseguró Díez, que apuntó además que el proyecto no se queda en el ámbito biológico, sino que viene acompañado de iniciativas de educación ambiental y de políticas de desarrollo económico de los territorios en base al ecoturismo. “Esta ave es beneficiosa para la biodiversidad, es bella y puede dar una marca de calidad”, como ya se ha demostrado con el Pirineos Bird Center, que pone en valor las poblaciones necrófagas para la observación y fotografía, una modalidad de turismo en auge.

Además, la FCQ tiene intención de extrapolar a la ojinegra la marca de calidad que ha constituido para poner en valor los lechazos de Asturias y Cantabria.

El redactor recomienda