Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Los bonos termales de la DPT suponen ya un impacto económico de 260.000 euros Los bonos termales de la DPT suponen ya un impacto económico de 260.000 euros
Responsables de la Diputación, el Ayuntamiento de Manzanera y el Balneario El Paraíso, junto con personal del centro, durante el recorrido por las instalaciones

Los bonos termales de la DPT suponen ya un impacto económico de 260.000 euros

Manuel Rando indica que hasta la fecha se han vendido el 73% de los tiques para balnearios
Cruz Aguilar

El 73% de los bonos termales puestos a la venta para incentivar el turismo de balnearios en la provincia de Teruel ya se han consumido. Eso supone un total de 2.100 bonos y un gasto directo de 260.000 euros en el territorio, ya que a los 73.000 que se financian a través de estas ayudas, que suponen un 40% del coste de la estancia, hay que sumar el 60% restante, que es el que abona el usuario en el hotel. Los datos los dio a conocer el presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando, durante su visita al balneario El Paraíso, de Manzanera.

El presidente destacó que esta partida, que cuenta con 100.000 euros aportados a partes iguales por la Diputación de Teruel y el Gobierno de Aragón, supone una inyección importante para “dar un buen tirón al sector” termal y que se vaya recuperando. Los bonos pueden ser utilizados por cualquier persona, incluso de fuera de la provincia de Teruel, y deben de ser consumidos en el balneario de Manzanera o en el de Ariño, que son los dos que están operativos actualmente en la provincia de Teruel.

De 85 euros a solo 51

El coste de la estancia es de 85 euros por noche de los que el cliente abona, a través del bono, un total de 51. Se trata de una importante ayuda para incentivar la llegada de usuarios. Además de la cuantía directa que supone la estancia  –que debe ser como mínimo de tres noches– esta medida garantiza un impacto no solo en el establecimiento hotelero, sino también en toda la zona.

El presidente del consejo de dirección del Balneario El Paraíso de Manzanera, Mario Pilato, describió esta línea de ayudas de DPT y Gobierno de Aragón como “un golpe de fuerza” que les ha permido enlazar la temporada estival, que suele ser buena, con el mes de octubre, cuando se esperan retomar las estancias subvencionadas por el Imserso.

El responsable de El Paraíso precisó que la pandemia les ha obligado a cerrar prácticamente durante dos años y que este tipo de apoyos son fundamentales. Con el fin de favorecer la llegada de clientes, han promocionado los bonos termales a través de los 4.000 clientes que han recibido en los últimos años a través de una “campaña nacional”, especificó el presidente.

Mario Pilato fue el encargado de enseñar a Manuel Rando todas las instalaciones del complejo termal, que cuenta con una extensión de jardines de 60.000 metros cuadrados. Ambos estuvieron acompañados por la alcaldesa de Manzanera, Celia Durbán, el diputado de Turismo, Diego Piñeiro, y el diputado Francisco Narro.

A fecha de hoy, el establecimiento termal de Manzanera ya ha reservado 852 noches que supone, aproximadamente, unos 29.000 euros de subvención. Por tanto, los 25.000 euros que recibe de la Diputación de Teruel se habrían consumido ya y, considerando la aportación del Gobierno de Aragón, quedaría el 42% de reservas libres para solicitar antes del 30 de noviembre.

Por su parte, el Balneario de Ariño tiene reservadas ya 1.294 noches, lo que supone el consumo de unos 44.000 euros,  que es sobre el 90% de la subvención que recibe tanto de la Diputación de Teruel como del Gobierno de Aragón. Las ayudas en total suponen 50.000 euros para cada balneario. También contemplan distintos paquetes que incluyen pernoctaciones en habitación doble a pensión completa y varias opciones de circuitos termales.

Las reservas se pueden disfrutar desde el 1 de septiembre y se formalizan desde los números de teléfono de los propios balnearios de Manzanera y Ariño.

José Antonio Nebra, de Josa, y Rosa María Muñoz, de Zaragoza, son usuarios habituales de balnearios y el de Manzanera les gusta especialmente por la tranquilidad de la que se disfruta allí. Acuden cada año a establecimientos termales, pero reconocen que en este 2021 las vacaciones les han salido mucho mejor de precio. Apuntan que el gasto que harán será el mismo porque, aunque han ahorrado en la estancia, contratarán más servicios. “Vamos a estar una semana y nos hemos ahorrado prácticamente la mitad”, concretó Rosa María Muñoz.

También Teresa Agustina, de Fanzara, en la provincia de Castellón, se ha aprovechado de los bonos de la DPT y el Gobierno de Aragón, aunque comentó que el detonante para su estancia en El Paraíso no han sido las ayudas del 40% en la estancia, sino la necesidad que tenía de descansar y los ánimos que le ha dado la familia para viajar hasta allí.

El redactor recomienda