Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Los sobrinos del artista Eleuterio Blasco Ferrer donan a Molinos decenas de dibujos y documentos Los sobrinos del artista Eleuterio Blasco Ferrer donan a Molinos decenas de dibujos y documentos
La donación incluye tanto objetos personales como dibujos y recortes de prensa tanto en español como en francés

Los sobrinos del artista Eleuterio Blasco Ferrer donan a Molinos decenas de dibujos y documentos

Entre los objetos personales está la Cruz de San Jorge que le concedió la Diputación
banner click 236 banner 236
Cruz Aguilar

La familia de Eleuterio Blasco Ferrer ha donado al Ayuntamiento de Molinos un amplio conjunto de dibujos, fotografías, recortes de prensa y algunos objetos personales del artista, entre los que se encuentra la Cruz de San Jorge –la máxima distinción de la Diputación de Teruel, que recibió en el año 1986–.

Con esta donación, materializada por Joaquín Castillo Blasco, sobrino del artista, se completa la vasta colección que ya tiene la localidad de Molinos en el museo dedicado al autor. Entre las obras hay algunas realizadas antes de la guerra civil, en un periodo del que apenas se conserva obra del creador y con las que se enriquece sustancialmente el muestrario ya existente en Molinos.

El Museo de Molinos nació en 1984 vinculado a las ideas de la Nueva Museología e impulsado por la Asociación de amigos de Molinos. En su origen ya fue muy importante la donación de Eleuterio Blasco de escultura y pintura que conformó la colección inicial y más relevante. Y en estos últimos años, se han logrado importantes avances a través de, por ejemplo, la adquisición, por parte de la Diputación Provincial de Teruel, de un valioso grupo de esculturas que se cedió al Museo para su exposición.

La técnica de Patrimonio de la Comarca del Maestrazgo, Sonia Sánchez, que se ha ocupado de inventariar las obras incluidas en la donación, destacó la gran colaboración que siempre han prestado los sobrinos del artista. Estos familiares jugaron un importante papel en los últimos años de su vida, cuando se ocuparon de atenderle porque Eleuterio Blasco error no tenía familia directa.

Los sobrinos no solo han donado parte de la obra de su tío sino que han colaborado prestando toda la información solicitada a los investigadores que estaban trabajando sobre la trayectoria creativa del autor.

Labores de análisis y catalogación de las obras donadas por la familia de Eleuterio Blasco Ferrer

El Museo de Molinos

Eleuterio Blasco Ferrer nació en 1907 en Foz Calanda, donde sus padres eran alfareros. Su madre, que fue quien le apoyó para que desarrollara su carrera artística, era de Molinos, un pueblo al que él le tenía mucho cariño. Por eso cuando la Asociación Amigos de Molinos contactó con él para contar con su colaboración a la hora de montar el Museo de Molinos en 1984, Blasco Ferrer se volcó e hizo una donación de escultura y pintura que conformó la colección inicial y más relevante de este espacio expositivo.

Actualmente hay en Molinos una completa colección del artista que se compone de en torno a medio millar de dibujos, 30 esculturas y recortes de prensa, además de medio centenar de cuadros al óleo.

Entre las piezas que ahora se suman hay varios catálogos originales de exposiciones así como carteles anunciadores y recortes de prensa tanto española como francesa.

La Comarca del Maestrazgo se ocupará, como en anteriores ocasiones, de ordenar y digitalizar las piezas donadas al Museo de Molinos que forma parte del Sistema Aragonés de Museos.

La idea es montar una exposición monográfica para dar a conocer al público estos nuevos dibujos que se integran a la colección.

Varias exposiciones

Sonia Sánchez destacó que en los últimos años se ha recuperado la figura de este artista de Foz Calanda fallecido en el año 1993 y que había caído en el olvido. La responsable de Patrimonio del Maestrazgo, detalló que varias de sus obras se muestran en diferentes exposiciones. Dos esculturas integran Aragón y las Artes, que está dedicada a los creadores aragoneses entre los años 1939 y 1957. Por otro lado, la escultura El último suspiro de Don Quijote fue incluida en la exposición León Felipe, ¿quién soy yo?, realizada en la Casa América de Madrid. Precisamente esta misma escultura también se llevó a la muestra Dicen que hay tierras al este... que reunía los vínculos históricos de Aragón y Cataluña entre los siglos XVIII y XX en el zaragozano Palacio de Sástago. También ha contribuido a dar a conocer al creador la realización de una tesis doctoral sobre su obra.

El redactor recomienda