Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Quejas en Alcalá y Villafranca del Campo por la eliminación de los cajeros de Ibercaja Quejas en Alcalá y Villafranca del Campo por la eliminación de los cajeros de Ibercaja
El hueco donde estaba el cajero automático de Ibercaja en Alcalá ya ha sido tapado. José Edo

Quejas en Alcalá y Villafranca del Campo por la eliminación de los cajeros de Ibercaja

Desde la entidad indican que la decisión se debe al "bajo número" de operaciones
banner click 236 banner 236
Cruz Aguilar

En Alcalá de la Selva los vecinos están quejosos por la desaparición hace una semana del cajero automático de Ibercaja y en Villafranca del Campo se ha organizado una recogida firmas con el fin de solicitar su reposición ya que lo dejaron fuera de servicio hace un mes.

La alcaldesa de Alcalá de la Selva, Amparo Atienza, explicó que fue la propia trabajadora de la entidad la que les informó, a finales de diciembre,  de que se iba a retirar el cajero. Algunos días después les indicó que si querían seguir contando con el servicio había que actualizar el cajero, unas obras que costaban 10.000 euros más IVA y que tenía que asumir el Ayuntamiento, que también debía hacerse cargo de los costes de mantenimiento, cifrados en 14.500 euros anuales si solo querían el servicio de retirada de dinero y de 16.000 si deseaban que se pudieran hacer ingresos a través del cajero.

“Es un dinero que desde luego el Ayuntamiento no puede asumir”, aseguró Atienza, quien mostró su malestar no solo por la retirada del cajero, sino también porque Ibercaja ni siquiera haya respondido a un escrito que enviaron para comunicarles el enfado por la retirada.

En Villafranca del Campo, en la comarca del Jiloca, también eliminaron el servicio hace un mes y la alcaldesa, Yolanda Domingo, indicó que están recogiendo firmas para hacer una solicitud y que lo repongan.

Desde la entidad financiera indicaron que “la decisión de no renovación de estos cajeros automáticos se debe al bajo número de operaciones que se realizan en estos dispositivos en relación con su coste de adquisición, conectividad y mantenimiento. Lamentablemente, se trata de una problemática que no es aislada de estas poblaciones turolenses, sino que ocurre en otros municipios que han perdido mucha población en las décadas pasadas y que hacen inviable que el banco pueda seguir prestando este servicio”.

Comercios

Amparo Atienza expresó que la pandemia ha hecho que muchos comercios se hayan puesto datáfono, lo que ha podido afectar al número de operaciones en efectivo que se realizan en el cajero automático. En Alcalá de la Selva hay censados 351 vecinos pero tienen todos los servicios que se prestan desde el Ayuntamiento dimensionados para una población de 7.000 personas ya que cuentan con más de 1.500 casas de segunda residencia. Tras la eliminación del cajero de Ibercaja queda el de la Caja Rural, entidad a la que Atienza indicó que muchos vecinos y veraneantes van a pasar sus cuentas por la comodidad que supone disponer del servicio.

Desde Ibercaja especificaron que actualmente la provincia de Teruel cuenta con 73 oficinas y 63 cajeros, además de ofrecer “fórmulas alternativas que permiten seguir prestando el servicio de disposición de efectivo en localidades pequeñas a través de servicios alternativos como el de Correos Cash (disponible en las oficinas de Correos) y el servicio Cash-Back, a través de los terminales de los comercios locales adheridos al programa”. Fuentes de la entidad matizaron que han contactado “con las instituciones públicas locales para buscar soluciones de colaboración público – privada que permitan encontrar una solución a la situación”.

Acuerdo

Adelantaron que próximamente se presentará el acuerdo alcanzado con una institución turolense para promover nuevos acuerdos con establecimientos comerciales que quieran adherirse al programa Cash-Back sin que el terminal suponga ningún coste para el comerciante.

Las quejas sobre la atención bancaria en el medio rural turolense van más allá de la eliminación de los cajeros automáticos y se extienden a otras entidades. Así, en algunos pueblos  se han reducido las horas y los días de atención al público y hay lugares en los que directamente se han eliminado, aunque en estos casos las quejas se amplían a otras entidades financieras.

El redactor recomienda