Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Se equivocó la paloma... y en lugar  de ir a Oporto acabó en Utrillas Se equivocó la paloma... y en lugar  de ir a Oporto acabó en Utrillas
La paloma descansa en Utrillas tras su prolongada aventura aérea. Aingeru Otxotorena

Se equivocó la paloma... y en lugar de ir a Oporto acabó en Utrillas

Un ave mensajera que participaba en una carrera en Portugal se pierde y aterriza en Fertinagro
Como recitaba Alberti en su poema, “se equivocó  la paloma” y en vez de ir a Oporto apareció en Utrillas. A mediados de junio, unas 10.000 palomas mensajeras participaban en una carrera entre el sur de Portugal, el Algarve, y Oporto. Algunas de ellas se perdieron y no supieron regresar, posiblemente por las fuertes tormentas que hubo esos días en la zona. Tan solo 7.000 fueron capaces de volver a casa y el resto fueron apareciendo en diversas zonas de Galicia y del Principado de Asturias, algunas vivas y agotadas, pero otras no tuvieron la misma suerte.

Una de esas 3.000 palomas mensajeras desaparecidas acabó a más de mil kilómetros ya que la recogieron en el centro de producción de Formulaciones de Fertinagro Nutrigenia SLU de Utrillas. Un trabajador, Francisco José Mora,  se dio cuenta que llevaba una anilla y había visto la noticia de las palomas de Portugal perdidas. Fue su compañero Enrique Sole quien la cogió con las manos sin problemas porque estaba muy agotada. Y lo primero que hicieron es darle agua.
Ariadna Cuadrado, jefa de Producción de la planta, se puso en contacto con el  Seprona para dar aviso y estos a su vez se pusieron en contacto con  Aingeru Otxotorena, veterinario de la zona, que fue a quien se la entregaron y la alojo en su clínica veterinaria Utrizoo ubicada en Utrillas.

Una vez en la clínica el veterinario procedió a hacerle un reconocimiento, comprobó que estaba anillada y, tras verificar que estaba perfectamente, la alojó en sus instalaciones porque estaba completamente agotada. Como era muy dócil, enseguida comenzó a comer y fue recuperando fuerzas poco a poco. Otxotorena se ha encargado de gestionar su recuperación y su “repatriación” en Utrillas. Y  es que se está encargando de realizar los trámites y ha contactado con la Federación Portuguesa de Columbofilia para que vuelva a casa lo antes posible.

Son palomas mensajeras de élite. Algunas de ellas pueden costar cientos de euros. Participaban en una competición de velocidad organizada por la Federación Portuguesa de Columbofilia. Debían recorrer unos 300 kilómetros hasta llegar, cada una, a su palomar, en los alrededores de Oporto. En Portugal, la columbofilia es el segundo deporte más seguido, después del fútbol. Portugal, tras Bélgica y Holanda, es una potencia en a disciplina y por ello esas palomas son tan importantes para sus criadores.

Aingeru Otxotorena explicó que esta paloma, junto con otra encontrada en Guadalajara, será recogida por miembros de la federación portuguesa, que se desplazarán hasta la localidad en los próximos días para retornarlas a su hogar después de esta larga aventura.

El redactor recomienda