Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Panorámica general del retablo de los Santos Juanes de la iglesia parroquial de San Cristóbal de Torremocha del Jiloca que se está restaurando en la actualidad

Torremocha restaura el retablo de los Santos Juanes gracias a los donativos

La obra pictórica es del XVI y estaba en muy mal estado por el humo de las velas y el tiempo

Oos donativos de los vecinos y feligreses de Torremocha del Jiloca están ayudando a restaurar el retablo de los Santos Juanes, que tiene una bella obra pictórica del siglo XVI. En los últimos años Torremocha está restaurando gracias a los vecinos, al Ayuntamiento y a la Parroquia de San Cristóbal todos los retablos del templo donde luce desde 2014 el espectacular retablo barroco del Altar Mayor.

La restauradora de la Diócesis de Teruel-Albarracín, Belén Díez Atienza, destacó del retablo de los Santos Juanes de la iglesia parroquial de San Cristóbal su bella obra pictórica del siglo XVI pero que se desconoce la autoría. “Un retablo al que se tiene en Torremocha del Jiloca un especial cariño”, resaltó.

Las vecinas de Torremocha María Jesús García Rubio, Maribel Simón y Pilar Meléndez explicaron que el retablo se encontraba en muy malas condiciones con las pinturas ocultas, que no se veían bien las escenas como consecuencia del humo de las velas que se encendían y por el paso del tiempo.

Belén Díez añadió que el retablo ha sufrido mucho y tenía además imperfectos con molduras de madera pintadas de blanco y ahora con la restauración sale el oro original . “Las pinturas estaban muy sucias, con el barniz oxidado, con una capa de suciedad que produce el paso del tiempo y el humo de las velas. Sorprende con la restauración la recuperación de color de la Virgen”, reseñó.

La restauradora Belén Díez Atienza es la restauradora del retablo


Ante esta situación del retablo de los Santos Juanes de la iglesia parroquial de San Cristóbal la asociación cultural, la lotería y los donativos de los vecinos, hijos y descendientes de Torremocha del Jiloca y con el impulso del párroco, Javier Catalán, se decidió restaurar el retablo, que se empezó a primeros del pasado mes de mayo y que estará terminado en la novena de San Cristóbal. Para el 10 de julio, San Cristóbal, se hará una bendición con la inauguración de la restauración del retablo de los Santos Juanes. “Es un retablo de calidad”, afirmó Díez.

El retablo de los Santos Juanes, San Juan Bautista y San Juan Evangelista, de la iglesia parroquial de San Cristóbal de Torremocha del Jiloca tiene unas dimensiones de 3.37 por 2.25 metros. El material está hecho de madera. Consta de una predela con un cuadro central bajo y dos a cada lado. El cuerpo central tiene de rodillas a los Santos Juanes contemplando a la Virgen con el Niño y a ambos lados San Pedro y San Pablo. En el segundo cuerpo hay un medallón oval con la Anunciación y dos cuadros laterales. Como remate el Calvario con frontón triangular, todo ello pintado sobre tabla y arquitectura renacentista.

Los vecinos y feligreses de Torremocha del Jiloca avanzaron que la próxima actuación de restauración de la iglesia parroquial es el dedicado a la Virgen de la Asunción.

La restauración del retablo está permitiendo recuperar el color de las pinturas


María Jesús García Rubio, Maribel Simón y Pilar Meléndez recordaron que en 2014 con la iniciativa de la parroquia, del entonces párroco, Victorino Alegre, y financiación del Ayuntamiento se restauró el espectacular retablo barroco del Altar Mayor donde se volvió a integrar el expositorio. La segunda actuación que se hizo de restauración de retablos en la iglesia parroquial de San Cristóbal fue el de San Cristóbal, que se hizo de forma integral. El tercer retablo restaurado fue el de la Virgen del  Rosario.

En esta línea, María Jesús García, Maribel Simón y Pilar Meléndez destacaron la colaboración de los vecinos, hijos y descendientes de Torremocha del Jiloca que con sus donativos permite la recuperación y el patrimonio artístico y religioso que tiene la parroquia de San Cristóbal. “Son pueblos muy pequeños, pero la gente se involucra y colabora, lo que permite que se conserve y se mantenga el patrimonio que tenemos”, valoraron.

La iglesia de San Cristóbal  reproduce el tipo generalizado en el siglo XVI turolense, con nave única cubierta con bóveda de crucería estrellada y capillas entre los contrafuertes.

El redactor recomienda