Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

349_1200x150-mas-de-cebrian.gif banner click 349 banner 349

Uno de los dos seminaristas mayores de la diócesis Teruel-Albarracín avanza en su formación para el sacerdocio Uno de los dos seminaristas mayores de la diócesis Teruel-Albarracín avanza en su formación para el sacerdocio
Torcal, de rodillas, ante el obispo de la diócesis, durante la ceremonia religiosa celebrada en Alcalá de la Selva

Uno de los dos seminaristas mayores de la diócesis Teruel-Albarracín avanza en su formación para el sacerdocio

Ceremonia religiosa en Alcalá de la Selva, pueblo donde Alfonso Torcal ayuda en su etapa pastoral
banner click 236 banner 236

La iglesia de San Simón y San Judas de Alcalá de la Selva acogió este sábado la celebración de la institución en el ministerio de lector y acólito del seminarista mayor, Alfonso Torcal. El obispo de Teruel-Albarracín, José Antonio Satué, celebró la ceremonia de la institución del ministerio de lector y acólito acompañado por una nutrida parte del clero turolense. La Diócesis de Teruel-Albarracín cuenta con dos seminaristas mayores y otros dos seminaristas menores.

El seminarista mayor de la Diócesis de Teruel-Albarracín y natural de Caminreal, Alfonso Torcal, fue instituido ayer, “Día del Seminario”, en el ministerio de lector y acólito. La ceremonia la ofició el obispo de la diócesis, José Antonio Satué. Alfonso Torcal, estuvo acompañado en la ceremonia religiosa por familiares, compañeros seminaristas de Aragón donde cursa quinto de Teología y amigos.

La elección de la iglesia parroquial de San Simón y San Judas de Alcalá de la Selva para la institución del ministerio de lector y acólito es, manifestó Alfonso Torcal, “porque ayudo en esta parroquial junto con otros 7 pueblos más, en la etapa de pastoral”.

Actualización

Explicó que el acolitado y el lectorado son la actualización de las antiguas órdenes menores. El lector es el encargado de leer la Palabra de Dios en la asamblea litúrgica, instruyendo además a los fieles para recibir los sacramentos. El acólito ayuda al diácono y al sacerdote en el altar. De modo extraordinario, distribuye la comunión y expone el Santísimo para la oración, además de instruir a todos los fieles sobre la Eucaristía.

En la homilía de la celebración de la misa, el obispo de Teruel-Albarracín, José Antonio Satué, calificó de “paso significativo” el que daba en su vida el seminarista mayor, Alfonso Torcal y recordó cuando le conoció en Huesca hace 10 años. Alfonso Torca trabajaba entonces en una óptica de la capital oscense.
 

Un momento de la ceremonia celebrada en la iglesia de Alcalá de la Selva


El obispo de Teruel-Albarracín también pidió porque los jóvenes escuchen la llamada de Dios para ser sacerdotes. El sábado se celebraba, San José, “Día del seminario”.

Tras la homilía es cuando se celebró la ceremonia o rito de la institución en el ministerio de lector y acólito al seminarista Alfonso Torcal con una bendición para lector y otra bendición para acólito. Alfonso Torcal reseñó que es un acto muy sencillo. “Dentro de la celebración del Día de San José y después de la homilía hay una bendición para lector y una bendición para acólito. Se me entrega luego un evangeliario como muestra de que puedo instruir, que puedo leer la palabra de Dios y un copón, patena, como servicio al altar y ministro extraordinario de la comunión”.

Vocaciones

Por otro lado, el rector de seminaristas de la Diócesis de Teruel-Albarracín, Juan Pablo Ferrer, apuntó que hay actualmente cuatro seminaristas, dos seminaristas mayores y otros dos seminaristas menores, que se forman en el Seminario Metropolitano y en el Centro de Estudios Teológicos de Aragón, CRETA, en Zaragoza con el resto de seminaristas de las diócesis aragonesas.

Juan Pablo Ferrer comentó que la Diócesis de Teruel-Albarracín no es la que peor está en la falta de vocaciones sacerdotales, ya que en las Diócesis del Alto Aragón, (Jaca, Barbastro, Huesca”, no hay ninguno como tampoco en la Diócesis de Tarazona. “Solo tienen seminaristas las Diócesis de Teruel-Albarracín y Zaragoza. Hay una gran crisis vocacional”, afirmó.

El seminarista mayor Alfonso Torcal estudia 5 curso del grado de Teología e Isaí Zarza, el otro seminarista mayor de la Diócesis de Teruel, tercer curso de grado de Teología. Los dos seminaristas menores de la Diócesis de Teruel son los hermanos Kevin y Julio Martínez, que estudian segundo de la ESO.

El número de sacerdotes que tiene la Diócesis de Teruel-Albarracín es de un centenar, de los que 60 están en activo y 20 son originarios de Africa y de América Latina, Camerún y Colombia.

 

 

  

El redactor recomienda