Síguenos
Cruz Morcillo: “Ninguna exclusiva debe arruinar una investigación” Cruz Morcillo: “Ninguna exclusiva debe arruinar una investigación”
La escritora Cruz Morcillo, junto a Margarita Santos

Cruz Morcillo: “Ninguna exclusiva debe arruinar una investigación”

La escritora y periodista compareció ayer en Andorra

La periodista y escritora Cruz Morcillo ofreció una interesante ponencia sobre la investigación de casos criminales en Andorra durante una de las actividades previstas durante el Festival Aragón Negro, además de presentar su libro La hermandad del mal y conversar con el público sobre el caso real que narra esa novela.

Morcillo prefiere usar el término periodismo de contrastes para referirse a este tipo de trabajo, que también engloban casos de terrorismo, casos de corrupción o pelotazos, entre muchos otros. Se refería a “periodismo de contrastes” porque en este tipo de investigaciones “es básico contrastar múltiples fuentes y versiones para llegar a saber lo que envuelve a estos sucesos.

Cruz Morcillo hizo referencia a múltiples investigaciones en las que ha estado involucrada y explicó “la necesidad de hacerse experta en muchos temas a raíz de involucrarse en la investigación de algunos casos”. Habló por ejemplo de su estudio en torno al buque Albariño, que realizó una labor clave en el caso de la desaparición de las niñas Olivia y Ana, para poder conocer cuál era la labor de esta embarcación y de cómo funcionaba.

Cruz Morcillo quiso hacer inciso en que conseguir las fuentes es de lo más complejo que entrañan este tipo de investigaciones periodísticas. También quiso hacer referencia a la delicadeza con la que hay que tratar estos asuntos y a saber “tener filtros”, porque “los errores se pagan, ya que una revelación de parte del secreto de sumario puede equivaler a sentarse frente al juez”. Afirmaba, al respecto, que “ninguna noticia, ni tener la exclusiva, merece arruinar ninguna investigación”.

En cuanto a su experiencia como autora, habló primero de su libro El crimen de Asunta publicado en 2014 y explicó que fue un caso que le marcó especialmente y por ello escribió un libro cuando llevaba un año en la investigación de la muerte de la niña Asunta Basterra. De esta obra dijo que la escribió “para sacar todos esos demonios que llevaba dentro, porque nunca entendí, ni los jueces tampoco, porque esos padres acabaron con su vida”. Explicó que en su día consiguió información inédita de conversaciones telefónicas y correos entre los padres de Asunta que dejaban claro que había sucedido con la niña, pero tuvo que contenerse a desvelarlos para no interferir en la investigación.

El redactor recomienda