Síguenos
El Camino del Cid por la provincia de Teruel estrena  la trilogía de libros de Antara El Camino del Cid por la provincia de Teruel estrena  la trilogía de libros de Antara
Ilustración de la obra

El Camino del Cid por la provincia de Teruel estrena la trilogía de libros de Antara

El IET y Prensas de la UZ publican una novela ilustrada
El Cid Campeador nada menos, a su paso por la provincia de Teruel, eso sí, es el protagonista de la última publicación del Instituto de Estudios Turolenses, en este caso realizada en colaboración de Prensas de la Universidad de Zaragoza.

Un equipo formado por Ramón Tena, Alberto Montaner, David Porrinas, José Soto, Ramón Pérez y Francisco J. Jaraíz firman El Cid Campeador. Aventuras por tierras de Teruel, novela gráfica destinada al público infantil y juvenil, y que es el primer volumen de la Trilogía de Antara. Está ilustrada por la extremeña Celia Conejero Jarque, ilustradora con varios volúmenes juveniles a sus espaldas y también colaboradora habitual en prensa diaria extremeña, quien ya está trabajando en la maquetación del segundo volumen de la serie. En la creación del volumen también han participado una serie de adaptadores y traductores, procedentes del campus universitario de Teruel, entre los que se encuentran Miguel Ángel Benítez, Jenifer Moreno, María Figueras y Teresa Barea.  

La obra plantea un viaje de un grupo de escolares de un colegio rural turolenses, con un niño refugiado sirio que acaba de unirse al grupo, a través de los lugares por los que el Cid atravesó la provincia de Teruel y con los que se vinculó, como Calamocha, Monroyo, El Poyo del Cid, Cella, Albarracín o Teruel capital, y todo ello siguiendo buena parte del Camino del Cid. Sin embargo, lo que prometía ser un viaje tranquilo se convierte en un viaje cargado de misterios y retos que superar tras la aparición de un enigmático personaje que lo cambiará todo, con desapariciones y mensajes secretos incluidos.

A través del viaje de los escolares el libro no solo aclara muchas cosas sobre el origen y el alcance de la figura de Rodrigo Díaz de Vivar, sino que también repasa otras sobre la reserva natural de la laguna de Gallocanta, geografía física y política de la provincia de Teruel, los Banu Racin o curiosidades como que almojábana, el dulce típico de Albarracín, significa en árabe “hechas con queso”, que debía de incluirse en las recetas originales antiguas.

También se habla de la leyenda de la Zaida, de las tradiciones de algunos de los pueblos de Teruel y se contextualizan algunos de los fragmentos de textos que se han escrito sobre el Cid con los lugares de Teruel que visitó. Y por supuesto, se repasa la epopeya histórica del caballero, con unos textos amenos y bien adaptados.

En total son 68 páginas impresas en la imprenta turolense de Perruca, escuadernadas con tapa dura y buena calidad. El libro está especialmente indicado para un publico escolar y juvenil, aunque su lectura también resultará divertida para cualquier adulto, que seguro que descubrirá algún dato interesante sobre el propio Cid o sobre la provincia de Teruel.

La trilogía de Antara


El Cid Campeador, aventuras por tierras de Teruel es el primer ejemplar de una trilogía con la que se pretende documentar algunos de los datos más desconocidos del Cid.

En esta primera publicación, los autores han querido incidir en el interés de Rodrigo Díaz en la taifa de Albarracín, en la importancia de Teruel como punto geoestratégico, en la relevancia del Maestrazgo y su relación en la Batalla de Tévar, en Calamocha como punto de interés en el segundo destierro y en la tradición que sitúa al Cid y sus huestes en la localidad de Monroyo.  

El Camino del Cid es una ruta cultural que atraviesa ocho provincias españolas, entre ellas Teruel, siguiendo el camino de la epopeya que vivió el caballero a lo largo del siglo XI. Está gestionado por un consorcio que promueve e impulsa actividades culturales en torno a su figura, entre las cuales destacan una serie de rutas turísticas y culturales a través del territorio.

El camino turolense del Cid forma parte de la ruta denominada La conquista de Valencia, con un total de 245 kilómetros a través de Teruel, Castellón y Valencia, pensada para hacer a pie o en bicicleta.

El redactor recomienda