Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

196_1200x150-valentina.gif banner click 196 banner 196

El I Ciclo Internacional de Órgano del Instituto de Estudios Turolenses comienza el miércoles en Villarquemado El I Ciclo Internacional de Órgano del Instituto de Estudios Turolenses comienza el miércoles en Villarquemado
Nacho Escuín -a la izquierda- junto a Carlos Paterson -en el centro-, y Juan Villalba

El I Ciclo Internacional de Órgano del Instituto de Estudios Turolenses comienza el miércoles en Villarquemado

Entre el 11 de agosto y el 15 de septiembre, se celebrarán conciertos en Villarquemado, Torrijo del Campo, Luco de Jiloca, Monreal del Campo, Albarracín y Calamocha

El Instituto de Estudios Turolenses (IET), centro dependiente de la Diputación de Teruel (DPT), celebra del 11 de agosto al 15 de septiembre el primer Ciclo Internacional de Órgano en la provincia. Su programa ofrece un amplio recorrido por diferentes localidades turolenses: Villarquemado, Torrijo del Campo, Luco de Jiloca, Monreal del Campo, Albarracín y Calamocha. Con el nombre “Patrimonio Musical Turolense”, este ciclo contará con el talento de seis destacados intérpretes del panorama nacional e internacional, como son Johannes Skudlik, Donato Cuzzato, Carlos Paterson, Felipe López, Pedro A. Sánchez y Stanislav Surin.

El director del IET, Nacho Escuín, ha presentado la iniciativa junto a Carlos Paterson, responsable del área de Música del Consejo Científico del IET y coordinador del Ciclo, y el vicedirector del IET, Juan Villalba. Escuín ha hecho referencia al compromiso del Instituto por ser “no solamente estático y editorial, sino también dinámico, que lleve la cultura a todos los lugares de la provincia y apueste por los grandes hitos culturales y patrimoniales de la provincia, como son los órganos”. Villalba ha explicado que “se trata de una iniciativa interesante que rescata el valor del patrimonio que está dentro de las iglesias y muchas veces no se ve, pero que, si se utiliza, tiene un retorno económico importante”.

Los conciertos se celebrarán durante seis semanas y la primera cita tendrá lugar en Villarquemado, a las 20 horas del próximo miércoles 11 de agosto, con el organista y director de orquesta alemán Johannes Skudlik. La segunda propuesta es en Torrijo del Campo, el 18 de agosto y también a las 20 horas, a cargo de Donato Cuzzato, organista que interpretará un programa italiano, propio de Venecia. “Cada uno de los organistas trae la música de sus nacionalidades, lo que enriquece el ciclo”, ha explicado Carlos Paterson.  Este reconocido catedrático de órgano turolense y coordinador del ciclo interpretará varias piezas de música aragonesa en Luco de Jiloca, el 25 de agosto, a las 19 horas.

Leyenda

En Albarracín estará presente Pedro Alberto Sánchez, organista y maestro de capilla del Real Monasterio del Escorial, el 31 de agosto a las 20 horas. Monreal del Campo recibirá al organista de la Real Iglesia de San Ginés de Madrid, Felipe López, el 1 de septiembre a las 19 horas. Por último, en Calamocha, el 15 de septiembre a las 19 horas, será el turno de Stanislav Surin, organista en la ciudad de Bratislava. Asimismo, Carlos Paterson ha indicado que algunas de las obras que se interpretarán en el Ciclo son de artistas turolenses o se han compuesto en las distintas seos o localidades de la provincia.

La primera edición del Ciclo Internacional de Órgano de Teruel cuenta con el apoyo de la DPT y la colaboración del Obispado de Teruel, así como de las parroquias y ayuntamientos de los distintos municipios participantes. En próximas ediciones, se pretende continuar con esta iniciativa, extendiéndola a otras localidades que posean estos instrumentos históricos.

El Instituto de Estudios Turolenses ha trabajado históricamente en el campo musical, realizando destacados esfuerzos en las publicaciones a través de la labor de Jesús María Muneta. Desde la dirección de la entidad han asegurado que se seguirán manteniendo, pero también se pondrán en marcha otras actuaciones, como programar música y llevar adelante ciclos como el que comienza el miércoles.

Patrimonio artístico

Los órganos con los que cuentan varios municipios de la provincia congregaban antiguamente la totalidad de la actividad musical. Se formaban agrupaciones corales e instrumentales con ministriles, en los que se involucraba todo el pueblo y no existían las escuelas de música ni los conservatorios, y era la nobleza, la realeza o en este caso la Iglesia, los encargados de la formación musical de estas localidades. Contaban con un maestro de capilla y con un organista que componían la música para las principales festividades litúrgicas del año.

“El patrimonio musical se centra en este tipo de instrumentos, en torno a los que durante siglos se vino produciendo toda la música que se generaba en estas localidades. Se han llegado a catalogar hasta 150 órganos en la provincia, construidos en los siglos XVII y XVIII, lo que significa que el órgano tenía un papel muy importante en aquella época”, ha explicado Paterson, haciendo hincapié en la importancia de dar a conocer este patrimonio.

La mayor parte de las paradas que realizará este primer ciclo de órgano en la provincia se dan en la comarca del Jiloca, donde se goza de varios órganos en un estado óptimo para su uso. En el caso del órgano de la iglesia parroquial Santa María La Mayor de Calamocha, fue construido por Bartolomé Sánchez hacia 1720. A comienzos del siglo XIX tuvo algunas reformas, incluyendo los teclados y fue restaurado por Carlos M. Álvarez entre los años 2000 y 2004. El órgano de la iglesia parroquial de Monreal del Campo data del año 1864 y fue construido por Pedro Roqués Gómez, tras quedar destruido el anterior instrumento en la Primera Guerra Carlista.

El de la iglesia de Luco de Jiloca fue obra de Jaime Roca, en el año 1697, y se reformó en la primera mitad del siglo XIX, a manos de Mariano García. El órgano perteneciente a la iglesia de Torrijo del Campo fue construido por Francisco de Sesma en 1737, y restaurado en 2001 por los hermanos Desmottes. El primer órgano de la iglesia de Villarquemado es del año 1703, pero desapareció en la primera mitad del siglo XVIII. El órgano actual se atribuye a Fermín de Usarralde Lorz, instalado pasado el año 1760. Recientemente se realizaron mejoras en el instrumento, en los años 2003 y 2008.

 

 

El redactor recomienda