Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

196_1200x150-valentina.gif banner click 196 banner 196

La emoción de la poesía inunda la entrada a la iglesia de Burbáguena La emoción de la poesía inunda la entrada a la iglesia de Burbáguena
Los nueve poetas, que disfrutaron de una tarde con una buena compañía, posan en una fotografía de grupo ante la iglesia de Burbáguena. Adrián Fidalgo Camín

La emoción de la poesía inunda la entrada a la iglesia de Burbáguena

Un total de nueve poetas se dieron cita en la primera Jornada poética de la asociación Burbaca

Burbáguena acogió un recital de poesía, el viernes, en la plaza que da acceso a la iglesia Nuestra Señora de los Ángeles. Esta cita, enmarcada dentro de la programación de la semana cultural de la asociación Burbaca, estuvo conducida por Simeón Martín y Enrique Villagrasa. Ambos son dos poetas, entre otras de sus facetas,  descendientes de la localidad, que dieron la bienvenida al resto de participantes.

La jornada poética contó con la participación de otros rapsodas como Antonio Ansón, Alfredo Saldaña, Nacho Escuín, Antonio Tello y Olga Bernad. Estos dos últimos, con una gran vinculación con el Jiloca, ya que Tello vivió durante muchos años en Calamocha y ejerció de profesor en el instituto de la localidad; y en el caso de Olga Bernad, desciende de Báguena, aunque su madre naciera en Burbáguena.

El elenco de poetas se completó con Javier Picazo y Sofía González representando al talento local  que existe en Burbáguena, y que también abarca este género literario. Los nueve escritores de poesía pasaron por el micrófono preparado para la ocasión, recitando entre tres y cinco poemas cada uno de ellos.

El silencio y la atención  para escuchar los poemas fueron protagonistas de la tarde.  A. F. C.

Simeón Martín inició la presentación de la jornada con una comparativa entre este recital de poesía y una cata de vino, porque lo que se pretende con los poemas, igual que ocurre con los caldos de la uva es “que nos dejen con la boca abierta”. La poesía además de transmitir mensajes muy concisos, también tiene algo de sonoridad, que podría convertirse en complemento, pero que según Martín, “lo importante es que el público se quede con lo que le guste, y que se vaya creando un poso poco a poco”.

El desarrollo del acto, precedido por un prólogo de los conductores de la velada, transcurrió por orden alfabético de los poetas y poetisas. Cuando llegó el turno de Nacho Escuín, gran amigo de Enrique Villagrasa, destacó lo contento que estaba por estar en Burbáguena, y la importancia que tiene que la cultura llegue a todos los rincones de la geografía, “porque todos tenemos derecho a disfrutar de ella”.

Durante el recital de poesía las cerca de 70 personas que se congregaron a los pies de este Bien de interés Cultural, que es la iglesia de Burbáguena, no perdieron el interés por las distintas palabras, versos y composiciones que recitaban cada uno de los invitados. Un hecho que llamó la atención de Enrique Villagrasa, que tras el acto se encontraba muy orgulloso y satisfecho con la acogida de esta iniciativa.

Emociones y vivencias

La expectación y la atención crecieron, mucho más, cuando tomaban el turno de palabra los poetas locales. Todos ellos llevan a su querida Burbáguena dentro de sus creaciones, de forma implícita o explícita, pero siempre presente. Para Sofía González, que tras más de dos décadas viviendo fuera de la localidad regresó hace algo más de un año al municipio, fue un momento muy emocionante y lo vivió con mucha ilusión.

“Es una forma de mostrar lo que haces a tus vecinos y amigos, que te conozcan un poco más, eso también es muy importante. Mi inspiración es Burbáguena, no solo como espacio, sino con todo lo que conlleva, olores, gente, rincones…” , comentó.

Coincidía en esta línea Javier Picazo, para quien Burbáguena supone el 100% en sus creaciones. Aunque sus líneas creativas transcurren por las composiciones dedicadas a la naturaleza o las que hablan del amor, su localidad siempre está presente. “El poema que mejor refleja ese sentimiento que tengo es Del puente a la fuente, refleja un poco mis emociones y mis vivencias entorno a esa ubicación tan especial” un poema que trata de ese paseo que tantos burbaguenenses han podido vivir tan intensamente, y que se pueden ver reflejados en los versos de Picazo, que además se presentan atemporales, y propias de cualquier generación.

Sofía González bajo la atenta escucha de Javier Picazo. A. F. C.

En cuanto a los escritores invitados a esta jornada poética tenían muchas ganas de poder estar en Burbáguena y ofrecer al público asistente un número importante de poemas con los que disfrutar de la cultura. Tras mucho tiempo queriendo realizar esta iniciativa, este mes de agosto se ha podido llevar a la práctica. Y es que los poetas invitados, amigos de Villagrasa, querían ofrecer todos estos versos y composiciones al pueblo de Burbáguena, después de llevar tanto tiempo hablando de la localidad. “Por fin hemos podido realizar la jornada, es un sueño hecho realidad. Queríamos haber venido hace tiempo pero con la situación se tuvo que paralizar el proyecto. Aunque hayamos tenido que esperar, el resultado ha merecido la pena. Estamos muy satisfechos con la acogida de todos los vecinos”.

Con este buen sabor de boca tanto para vecinos, poetas, y la asociación, ya se está pensando en hacer una nueva entrega para el próximo año, por la que ya se han interesado varios poetas cuyos nombres todavía no se conocen, por lo que habrá que esperar un tiempo para ver quiénes son los próximos invitados a la Jornada poética de la asociación Burbaca.

El redactor recomienda